Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2016

 

Edición 2016

Concierto


“¡AY, QUE ME ABRASO DE AMOR!”. SEBASTIÁN DURÓN: UN ANTES Y UN DESPUÉS EN LA MÚSICA ESCÉNICA ESPAÑOLA

Lugar


ÚBEDA, AUDITORIO DEL HOSPITAL DE SANTIAGO

Fecha


SÁBADO, 3 DE DICIEMBRE DE 2016, 20.30 H.

Director


Marian Rosa Montagut, clave y dirección

Intérprete


HARMONÍA DEL PARNÀS

Componentes


Ruth Rosique, soprano

Marta Infante, mezzosoprano

Stefano Rossi (concertino), Daniel Pinteño,

Enrique Llorens y Lidia Patricia García, violines

Marta Mayoral, violín y viola

David Antich, flautas de pico

Manuel Vilas, arpa de dos órdenes

Guillermo Martínez, violonchelo

Silvia Jiménez, contrabajo y violone

Pau Ballester, percusión

Marian Rosa Montagut, clave y dirección

Programa


PRIMERA PARTE

 

Francisco Corradini (c.1700-1769)

Melodrama pastoral La Dorinda (1730)*

(Biblioteca Nacional de España)

Aria “Tu amor y fineza”

Aria “Yo soy a quien la pena”

Instrumental “Mísera pastorcilla”

Recitado y aria “Para verte y no inconstante”

Recitado y aria “Pues mis rigores”

 

Sebastián Durón (1660-1716)

Zarzuela El imposible mayor en amor, le vence Amor (1710)

Aria “Quien quisiere este tesoro”**

Aria a dúo “Pues ¡arma!, pues ¡guerra!”**

 

Zarzuela Salir el amor del mundo (1696)

“Sosieguen, descansen”

Estribillo - Coplas - Recitado - Estribillo

 

Antonio Literes (1673-1747)

Zarcuela Acis y Galatea (1708)

Recitado y aria “Si de rama en rama”

Recitado y aria “Aunque contra mí”

Recitado y aria “Si el triunfo que ama”

 

 

SEGUNDA PARTE

 

Sebastián Durón 

Cantada al Santísimo ¡Ay, que me abraso de amor!*

(Catedral de Palencia)  

Estribillo - Recitado - Aria - Coplas - Grave - Estribillo

 

“Aunque más vuele, Fama” tonada de La guerra de los gigantes (1702)**

 

Francisco Corradini  

Melodrama pastoral La Dorinda (1730)*

(Biblioteca Nacional de España)

Aria “Fiero ceño”

Recitado y aria “Como nave que a las ondas”

Aria “Quien siempre fue tu amante”

 

José de Nebra Blasco (1702-1768)

Zarzuela Viento es la dicha de amor (1743)

Recitado y aria a dúo “Quiéreme picarita”

 

Duración: 80’

 

Recuperación histórica,

estreno en tiempos modernos

 

Transcripción y estudio:

(*) Marian Rosa Montagut

(**) Antonio Martín Moreno

 

 

 

CONCIERTO EN COPRODUCCIÓN CON EL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL

 

 

CONMEMORACIÓN DEL III CENTENARIO DE LA MUERTE DE SEBASTIÁN DURÓN (1716-2016) Y V CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE DIEGO DE LOS COBOS, FUNDADOR DEL HOSPITAL DE SANTIAGO (1516-2016)

 

CONCIERTO GRABADO POR RADIO CLÁSICA (RNE) 

Notas programa


Durón 300

 

Marian Rosa Montagut

 

La propuesta de Harmonia del Parnàs, “¡Ay, que me abraso de amor!”, toma como eje central del programa el repertorio de estilo moderno del prestigioso maestro del barroco español Sebastián Durón Picazo, con motivo del 300 aniversario de su deceso (1716-2016). Durón, cuya trayectoria y producción musical ya ha sido afortunadamente estudiada (a diferencia de lo que sucede todavía con muchos otros músicos españoles), fue bautizado en Brihuega (Guadalajara) el 19 de abril de 1660 y mantuvo una vida musical muy activa hasta su muerte acaecida en la hermosa población francesa de Cambo-les-Bains, el 3 de agosto de 1716.

 

No obstante, si bien es cierto que hoy en día se conoce y valora principalmente la faceta del músico como compositor, evidentemente gracias a la considerable muestra de su producción conservada, es importante señalar que Durón empezó su carrera profesional ejerciendo como organista. Es más, éste desempeñaría el cargo de organista en catedrales tan importantes como Sevilla, Cuenca, El Burgo de Osma y Palencia, hasta que, en 1691, sería nombrado para el mismo puesto en la Real Capilla del por entonces rey de España Carlos II; y fue en 1701 cuando, por vez primera, sería nombrado para un puesto de maestro de capilla, lo que sucedió en la misma Capilla Real a la muerte de Carlos II y ascenso al trono del borbón Felipe V. Este cambio de cargo no es, sin embargo y a mi parecer, lo más importante en esta trayectoria de Durón, sino más bien el paso de nuestro músico de los ambientes eclesiásticos al cortesano, así como la llegada del maestro a Madrid, una ciudad en la que tendrían cabida, sobre todo a partir de la llegada de Felipe V, músicas, músicos y estilos llegados de muchos otros lugares y que convivieron, durante varios años, con lo que había sido un estilo muy arraigado en la tradición musical española hasta ese mismo momento. Ese es precisamente el punto de partida de este concierto, el de un Durón que quiso conocer esas novedades, hasta el punto de introducirlas, a su manera, en muchas de sus composiciones, principalmente las destinadas a la música escénica, pero a veces incluso en algunas de temática religiosa.

 

Las piezas de Durón seleccionadas en esta ocasión muestran a ese compositor “moderno” que fue criticado por Feijoo, quien decía del mismo que “siempre se le podrá echar a él la culpa de todas estas novedades, por haber sido el primero que les abrió la puerta” (Teatro crítico universal, Discurso XIV “Música de los Templos”). Y precisamente, la cantada al Santísimo Sacramento ¡Ay, que me abraso de amor!, única pieza religiosa incluida en este concierto, resulta una buena muestra de ese estilo moderno o lo que es lo mismo, italiano, que tendrá cabida incluso en la composición religiosa, y que marcará definitivamente un antes y un después en la historia de la música española. Pero si bien es cierto que el nuevo estilo tendrá su cabida en el ámbito religioso, ahí lo hará con algo más de discreción, casi siempre mezclado con la tradición y siendo utilizado con cierta prudencia por los maestros en la mayoría de los casos, mientras que en el ámbito de la corte y el teatro la moda avanzará a toda máquina, y los autores españoles que cultivarán la zarzuela no tendrán reparo alguno en aprovechar todos los recursos llegados de esa nueva moda italiana. En este sentido, puede apreciarse una gran diferencia entre la pieza seleccionada de Durón “Sosieguen, descansen” (Salir el amor del mundo, 1696) aún compuesta en el más puro estilo español del siglo XVII; la tonada algo más evolucionada y con un mayor protagonismo instrumental “Aunque más vuele, Fama” (La guerra de los gigantes, 1702); y las dos arias “Quien quisiere este tesoro” y “Pues ¡arma!, pues ¡guerra!” de su zarzuela de madurez, estrenada en 1710, El imposible mayor en amor, le vence Amor.

 

Y junto a Durón, en el panorama de la música escénica española no puede faltar la representación del compositor y violinista mallorquín Antonio Literes Carrión (Artà, 18/6/1673-Madrid, 18/1/1747), por cuanto resultó ser uno de los principales compositores del género en las dos primeras décadas del siglo XVIII, al tiempo que coincidiría en la Capilla Real de Madrid con Durón, pues Literes entraría a formar parte de la misma apenas dos años después que nuestro homenajeado, siendo nombrado “músico de violón” el 23 de septiembre de 1693. La zarzuela Acis y Galatea fue estrenada en el Coliseo del Buen Retiro de Madrid el 19 de diciembre de 1708 con motivo del 25 cumpleaños de Felipe V, y luego se interpretó de nuevo en el Teatro del Príncipe de Madrid en enero de 1710, con tal éxito que estuvo varios días en cartel, y llegó a ser interpretada en la época, al menos y por lo que se ha podido constatar, en Valencia y Lisboa.

 

Con la divertida aria a dúo “Quiéreme picarita” de la zarzuela Viento es la dicha de amor de José de Nebra cerramos la propuesta, no sin antes presentar una selección de arias de un compositor apenas estudiado hasta la fecha y que, sin embargo, fue el máximo rival de Nebra en los teatros públicos de Madrid. Se trata del autor del melodrama pastoral La Dorinda Francisco Corradini (c.1700-1769), un músico de origen italiano que tras varios éxitos en los teatros napolitanos se traslada a Valencia, en 1728, a petición del príncipe de Campoflorido de origen asimismo italiano, Luis Regio Branciforte, para ocuparse de la capilla de música de su corte levantina, representándose en el Palacio Real de Valencia, el 19 de noviembre de 1730, la citada obra. En 1731 ya encontramos a Corradini, como sucede con todos los músicos escogidos en este programa, prestando sus servicios en Madrid, donde compuso óperas, autos, música de comedias e, incluso, zarzuelas para los principales teatros de la ciudad, contando con la colaboración literaria de José de Cañizares y llegando a convertirse en el compositor de moda de los teatros. En esa misma época el aragonés José Melchor Baltasar Gaspar Nebra Blasco (Calatayud, 1702-Madrid, 1768) era organista en la Capilla Real de Madrid y ya hacía casi una década que estaba componiendo música escénica para los teatros de la ciudad. Ambos fueron, como también lo había sido Literes, muy bien acogidos por el púbico, con la gran diferencia de que a día de hoy apenas se conservan unas poquísimas obras de Corradini frente a una cantidad importante de la producción de Nebra. Sea como fuere con estos y otros autores, ya bien entrado el siglo XVIII, la música española dejará prácticamente de lado aquellos rasgos estilísticos que la diferenciaban de lo que sucedía en el resto de Europa durante el siglo XVII.

 

 

TEXTOS

 

La Dorinda

Aria “Tu amor y fineza”

Tu amor y fineza que mi pecho adora,

constante mi pecho premiarte sabrá.

Cuando a un mismo tiempo

del dardo que vibró,

herido, Nicandro infiel morirá.

 

Aria “Yo soy a quien la pena”

Yo soy a quien la pena

de un inconstante amor

morir me hace y penar,

morir a poco, a poco,

en un inmenso ardor.

Y en este triste ahogo

y estado en que me veo,

solo este vasto empleo,

alivia mi dolor.

 

Recitado y aria “Para verte y no inconstante”

El hado, ahora veré si es de mi parte,

mira pastor, cual viento,

a tu amor despreciado

no haber dejado aún seña

de que fue siempre estable.

Y la leal doncella que de amor puro ardía,

en medio de su pena, así decía:

 

Para verte y no inconstante,

lo tirano con lo amante

tu fineza ocultará.

Dale el alma a quien te adora,

ya que el alma a ti te da.

 

Recitado y aria “Pues mis rigores”

NICANDRO – Bellísisma Delmira,

DELMIRA – ¡Vete lejos de mí, que odio tu acento!

NICANDRO – ¿Tan presto así trocaste en odio tu querer?

DELMIRA – Nicandro ¡baste!,

que de Fileno esposa

ardo en su luz,

amante mariposa.

NICANDRO – ¡Ten piedad de mi amor!

DELMIRA – Ya no es posible

¡Vete Nicandro! otra vez te digo

NICANDRO – Pues aunque me desprecias de esta suerte,

yo he de amarte cruel…

DELMIRA – ¡Yo aborrecerte!

Y pues que no te vas por enojarme,

yo por desaire tuyo

he de ausentarme.

 

Pues mis rigores se han conjurado

tu infiel cuidado con mis furores,

mi justo ceño vencer sabrá.

Que de esta suerte constante y fuerte,

el bien que adoro me adorará.

 

El Imposible mayor en amor, le vence Amor

Aria “Quien quisiere este tesoro”

Quien quisiere este tesoro merecer,

a las nubes ha de hacer

desatar en lluvias de oro.

Mientras tanto,

en prisión, fatiga y llanto,

debe Danae padecer,

pues que yo por Danae lloro.

 

Aria a dúo “Pues ¡arma!, pues ¡guerra!”

Pues ¡arma!, pues ¡guerra!,

y tiemble la tierra del ceño cruel,

que los ánimos arma.

Y pues entre celos y Amor

se desarma de Marte el furor

que entre ambos se encierra.

 

Sosieguen, descansen

Estribillo

Sosieguen, descansen

las tímidas penas,

los tristes afanes,

y sirvan los males

de alivio en los males.

 

Coplas

¿No soy yo aquel ciego, voraz,

encendido volcán intratable,

en quien aun las mismas heladas

pavesas o queman o arden?

Pues, ¿cómo es fácil

que haya nieve

que apague el incendio

de tantos volcanes?

En fin, ¿no soy yo de las iras

de Venus sagrado coraje,

en cuyos alientos respira

castigo su voz o su imagen?

Pues, ¿cómo es fácil,

que deidad que

fabrica mi imperio,

permita mi ultraje?

 

Recitado

Pero, ya que a la fatiga

tan rendido el pecho yace,

que un desaliento palpita

en cada temor que late,

y ya que en el verde centro

de enmarañado boscaje,

que compone la frondosa

tenacidad de los sauces,

seguro estoy de que puedan

las cóleras alcanzarme

de Diana, firmen treguas,

mis repetidos afanes.

Y en este risco a quien hoy,

para que sobre él descanse,

¿hizo él acaso que siendo escollo,

sirva de catre?,

entreguemos a esta dulce lisonja

de los mortales la vida,

pues a este efecto

dijeron mis voces antes:

 

Estribillo

Sosieguen, descansen

las tímidas penas,

los tristes afanes,

y sirvan los males

de alivio en los males.

 

Acis y Galatea

Recitado y aria “Si de rama en rama”

Confiado jilguerillo,

mira cómo, importuna,

de tu estado primero

te derribó el Amor y la Fortuna;

y el bien que tan ufano presumiste,

aún no le hallaste, cuando le perdiste.

 

Si de rama en rama,

si de flor en flor

ibas saltando,

bullendo y cantando,

dichoso quien ama

las ansias de Amor,

advierte, que aprisa

es llanto la risa

y el gusto es dolor.

 

Recitado y aria “Aunque contra mí”

Qué poco asustar llega

esa ira, esa cólera, ese amago

a una pasión que, ciega,

a precio de su ruina ama su estrago.

Esa furia es halago,

ese horror es dulzura,

en sabiendo, ¡ay Amor!,

que hay hermosura

para quien mi tormento

es lisonja por ser merecimiento.

 

Aunque contra mí indignado,

toque al arma mi destino,

no me da en mi amor cuidado,

que un afecto peregrino,

asustado, desdeñado, maltratado,

sabe idolatrar más fino.

 

Recitado y aria “Si el triunfo que ama”

Acis dichoso, ya desvanecido

el decreto del hado,

tanta felicidad has conseguido,

que al día más del orbe celebrado,

ya fábula o ya historia,

es aplauso en placer de tanta gloria.

 

Si el triunfo que ama,

veloz la fama

con bronce aclama,

pues le posee, gorjee.

Que de la España,

la mayor gloria

será la hazaña

de su memoria,

cuando en Philipo

su aliento emplee.

 

¡Ay, que me abraso de amor!

Estribillo

¡Ay, que me abraso de amor en la llama!

Qué dulce violencia,

qué tierna regala.

Celestes incendios al pecho motivan,

que anhela el tormento,

que es gloria del alma.

 

Recitado

¡Oh, guerra misteriosa!

En la forma gloriosa,

vivamente contemplo

a quien erige templo,

ansiosa el alma mía,

remedio de mi ciega fantasía.

 

Aria

No deje de arder

mi fiel corazón,

será la ocasión

de mi merecer.

Verá que en su fuego,

la dicha halla luego

de mi padecer.

 

Coplas

Anime, amor, la llama

del celestial incendio,

seré, en sus puras alas,

glorioso fénix si renazco al cielo.

Avive la materia

mi amor y mi deseo,

prestando mis suspiros

al aire que voraz anima el fuego.

 

Grave

Y en tan celestiales divinos incendios,

al suave amoroso suspiro que exhala,

repita mi pecho su fiel consonancia.

 

Estribillo

¡Ay, que me abraso de amor en la llama!

Qué dulce violencia,

qué tierna regala.

Celestes incendios al pecho motivan,

que anhela el tormento,

que es gloria del alma.

 

Aunque más vuele, Fama

Aunque más vuele,

Fama, tu pluma,

aunque más suene,

Fama, tu voz,

más vuelo yo.

Pues al tiempo,

apresuran el curso

talar y reloj.

Suene canora,

corra veloz.

 

Si a las felicidades

el tiempo es término fiel

porque es móvil mejor,

¿Quién sino yo,

pues corono de logros el bien,

llenará de alborozos al sol?

 

La Dorinda

Aria “Fiero ceño”

¡Fiero ceño,

Amor me excita!

Busco, osado, la cadena,

porque sé, que con mi pena,

más enojos te he de dar.

Has de ver, con susto eterno,

el temor que es más que infierno,

y por darte más enojos,

más sus ojos he de amar.

 

Recitado y aria “Como nave que a las ondas”

Por lo apacible de este ameno bosque,

me trae enamorada

de su espesura, con la fresca sombra

de mi caro Fileno, el aura amada.

Pero de aquestas flores los ambientes,

del viento las fragancias

y de los arroyuelos las corrientes,

en esta soledad me han contraído,

dulce letargo, en apacible ruido.

 

Como nave, que a las ondas burla

el golpe más severo

de tu amor por grosero,

mi desdén se burlará.

Bastará por desengaño

de mi amante, injusta pena,

el saber que es la condena,

el desprecio que le da.

 

Aria “Quien siempre fue tu amante”

Quien siempre fue tu amante

no fue nunca alevosa,

quien siempre fue piadosa

no pudo ser cruel.

Pues que ya no dudas

de mi querer constante,

aunque otro engaño mires,

¡no me llames infiel!

 

Recitado y aria a dúo “Quiéreme picarita”

MARSIAS – Buenos días, Señora mi zagala.

DELFA – ¡Váyase el verderón muy noramala!

MARSIAS – Pues escúcheme solo dos razones…

DELFA – ¡Váyase al Rey, que paga los bufones!

MARSIAS – ¿Tanto rigor, señora perinola?

DELFA – Pues si me enfada, yo solita, sola,

he de hacer con la rabia en que me cebo

que en aceite le frían.

MARSIAS – ¿Soy yo huevo?

DELFA – ¡Es un bufón!

MARSIAS – Pues ¡oye mis quebrantos!

DELFA – Si prosigue, ¡le doy un sepacuantos!

 

MARSIAS – Quiéreme, picarita.

DELFA – No se me acerque más.

MARSIAS – Óyeme.

DELFA – ¿No? pues ¡zas!

MARSIAS – ¡Ay, que con su manita,

sin dientes ya me deja!

DELFA – ¿Por qué el bribón se queja,

si sangre no salió?

MARSIAS – Dame un abrazo.

DELFA – ¡Arre!

MARSIAS – Toma una coz.

DELFA – ¡So!, ¡so!

MARSIAS – Pues, ¡toma!

DELFA – ¡Ay, bribonazo!,

¡ay de mi pobre brazo!

LOS DOS – Y estemos cepos, quedos.

MARSIAS – Si acaso me has de amar.

DELFA – Sin que te llegue a amar.

MARSIAS – Eres dos veces fiera,

por fiera y por ingrata.

DELFA – ¿A un verderón quién trata

jamás de otra manera?

MARSIAS – Pues eres perinola.

DELFA – Y tú alemán de Angola.

LOS DOS – ¡Pues váyase a escardar!

Curriculum Intérprete


Marian Rosa Montagut, clave y dirección. Valenciana. Licenciada en Filosofía, Profesora de piano y Profesora Superior de clavecín, obtiene el D.E.A en Musicología en la Universidad Autónoma de Barcelona. Compagina la actividad interpretativa con la investigación musicológica, publicando los resultados de sus trabajos en Anuario Musical (CSIC), Diccionario de la Música Valenciana(SGAE), Història de les Terres de l’Ebre (Fundació Ilercavònia-urv), etc. Docente desde 2003, actualmente ejerce como profesora de clavecín en el Conservatorio Profesional de Música de Torrent, a la vez que dirige el Centro de Investigación y Difusión Musical TEMPUS (Valencia). Fundadora de Harmonia del Parnàs es la clavecinista, organista y directora de esta agrupación con la que ha grabado siete CDs, participado en festivales y realizado giras por todo el territorio nacional, y distintos lugares de Europa y América. Colabora además con otras agrupaciones especializadas en conciertos y grabaciones. Ha obtenido varias becas y premios, y ha formado y forma parte de distintos equipos de investigación en proyectos I+D en fundaciones y otras instituciones públicas y privadas.

 

Ruth Rosique, soprano. Soprano andaluza formada con Pilar Sáez, Ángeles Chamorro, Manuel Burgueras y Ana Luisa Chova. Ha actuado como solista en los auditorios y salas más importantes, tanto del territorio nacional (Palau de la Música de Valencia, Gran Teatre del Liceo, Auditori y Palau de la Música de Barcelona, Teatro de la Maestranza de Sevilla, Auditorio Nacional de Madrid, Teatro de la Zarzuela, Teatro Real de Madrid, Teatro Monumental de Madrid, etc.) como de Italia (Módena, Parma, Venecia, Nápoles, Florencia, Cremona...), Alemania, Francia, Portugal, Egipto, Turquía, Túnez, Marruecos, Siria, Jordania, Líbano, Polonia, Holanda, Bélgica, Rusia, Japón y EE.UU. Colabora con orquestas y grupos de reconocido prestigio como Fine Arts Quartet, Orquesta y Coro de Valencia, Orquesta de Córdoba, Orquesta Ciudad de Granada, Coro y Orquesta Nacional de España, Orquesta Sinfónica de Galicia, Orquesta Barroca de Sevilla, Al Ayre Español, Coro y Orquesta de RTVE, Ensemble Barroque de Limoges, Kings Consort, Venice Baroque Orchestra, El Concierto Español e I Virtuosi Italiani, entre otros. Ha realizado más de veinticinco grabaciones con sellos como EMI Odeon, Opus Arte, Dynamic, Naïve o Tempus.

 

Marta Infante, mezzosoprano. Nace en Lleida, comienza allí sus estudios musicales. Ha cantado con las orquestas más importantes de nuestro país, como la Nacional de España, Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya, Comunidad de Madrid o Sinfónica de Bilbao. En el campo de la música antigua ha cantado en festivales como el Bienale de Venecia, The Bijloke (Bélgica), Baroque de Sablé (Francia), Janackuv Maj (Chequia), Oslo International Church Music (Noruega), Fribourg (Suiza), Torroella de Montgrí, Via Stellae, Musika-Música de Bilbao, Festival Internacional de Santander, FEMAS, etc., así como en Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Cuba, Japón, Argentina y Brasil, colaborando con los más relevantes grupos nacionales e internacionales como Collegium 1704 (Chequia), Anthonello (Japón), Dresden Barockorchestra (Alemania), The Barroca de Israel Ensemble (Israel) y Harmonia del Parnàs, entre otros. Ha grabado para Mezzo, Cesky Rozhlas, RTVE, Catalunya Música, y las discográficas Alpha, Glossa, Enchiriadis, Anima e Corpo, Verso, La Mà de Guido, Tempus, EMEC y CDM.

 

Harmonia del Parnàs. Interpreta obras anteriores a 1800 con instrumentos y criterios históricos. Su repertorio, escogido a partir de la investigación musicológica de fuentes musicales y documentales de archivos y bibliotecas de todo el mundo, recoge diferentes géneros y autores hispánicos de los siglos XV al XVIII, siendo sus interpretaciones el resultado de un estudiado ejercicio de equilibrio entre la musicología histórica y la creatividad musical. Harmonia ha sido invitada por importantes festivales, instituciones y auditorios nacionales e internacionales como el Festival Internacional de Santander, Música Antigua de Aranjuez, Festival Internacional de Música Sacra de Tortosa, Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca de Peñíscola, el FEMAP, Arte Sacro de Madrid, el Festival Medieval de Elche, etc., actuando en los principales auditorios de nuestro país. El grupo ha realizado giras por distintos países de Europa y América y cuenta con seis CDs Arda el Ayre (obras de Escorihuela y Pradas), Requiem (Rabassa), el monográfico de José Pradas Gallén La tierra llora afligida nominado a los Premios de la Música 2008 en la sección de “Mejor Intérprete de Música Clásica”, Salve Regina (Rabassa y Fuentes), Bárbaro (Illana y Corradini), el reciente monográfico con una selección de La Dorinda de Francisco Corradini.

 

www.harmoniadelparnas.com

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC