Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2015

 

Edición 2015

Concierto


REZOS Y SARAOS DE BOZES, CUERDAS Y PARCHES

Lugar


BAEZA, AUDITORIO DE SAN FRANCISCO

Fecha


SÁBADO, 5 DE DICIEMBRE DE 2015, 20.30 H.

Director


Carlos Mena

Intérprete


CAPILLA SANTA MARÍA

Componentes


Juan Carlos de Mulder, archilaúd y guitarra barroca

Carlos García-Bernalt, clave y órgano

Pedro Estevan, percusión

Carlos Mena, contratenor y dirección

Programa


PRIMERA PARTE

 

Benedetto Ferrari (ca. 1603-1681)

Voglio di vita uscir

Queste pungenti spine (cantata spirituale)

 

Bernardo Storace (1637-1707)

Ciaccona (ca. 1664)

 

Giovanni Felice Sances (1600-1679)

Non sia chi mi riprenda (cantata, 1636)

 

Bernardo Gianoncelli (?-1650?)

Tastegliata e Corrente

 

Claudio Monteverdi (1567-1643)

Voglio di vita uscir, SV 337

 

 

SEGUNDA PARTE

 

Domenico Mazzocchi (1592-1665)

No me mueve, mi Dios, para quererte (soneto, 1640)

 

Anónimo (siglo XVII) 

Canarios 

 

Juan Hidalgo (1614-1685)

De las luces que en el mar (tono humano)

 

Juan Manuel de la Puente (1692-1753)

Ruiseñor que cantas (cantata humana)* 

 

Anónimos (siglo XVII) 

Tanta copia de hermosura

Jácaras

 

Juan Hidalgo

Antorcha brillante (solo humano)

 

 

(*) Recuperación histórica,

estreno en tiempos modernos

 

Transcripción:

Carlos Mena y Javier Marín López

 

Archivo Histórico Diocesano de Jaén,

Libro IV de Música Práctica de Juan Manuel de la Puente

 

CONCIERTO EN COPRODUCCIÓN CON EL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL

 

Notas programa


De Italia a España

 

Pablo J. Vayón

 

El gran contratenor vitoriano Carlos Mena presenta aquí un proyecto con su grupo Capilla Santa María que lo lleva de los albores del Barroco italiano a la cantata española del pleno siglo XVIII, en un camino dominado por la monodia acompañada y la expresión de los afectos, tan característicos de la música del Seicento. También se hizo común en la Italia de la época el uso de ostinatos, esto es, de esquemas o modelos rítmico-armónicos que se repetían incesantemente en el bajo para construir las obras, no sólo las instrumentales, sino también –y esto es más extraño– las vocales.

 

Uno de los modelos más empleados como ostinato fue el de la chacona, una danza de origen posiblemente americano, introducida en Europa a través de España y que hizo furor durante siglos. Bernardo Storace, un compositor de cuya vida apenas se sabe nada, dejó una colección en la que trató de diferentes maneras el bajo ostinato del passacaglia, y también su pariente más cercano, el de la chacona. El bajo de chacona está igualmente en la base de Voglio di vita uscir, extraído de uno de los libros de monodias de Benedetto Ferrari (en concreto, el publicado en 1637), y que Claudio Monteverdi se vio tentado en imitar, como demuestra su versión de la obra que se conserva en un manuscrito napolitano. La cantata de Giovanni Felice Sances, compositor que fuera maestro de la capilla imperial en Viena, datada en 1636, utiliza también el ostinato de la chacona en el bajo.

 

Laudista virtuoso, poeta, empresario, Ferrari fue uno de los músicos decisivos en el desarrollo de la ópera pública en Venecia, autor de una obra variada que contiene momentos tan profundamente conmovedores como la llamada Cantata spirituale, obra llena de cromatismos y figuras madrigalísticas, que se construye a partir de un tetracordo descendente en el bajo. En la misma época en que Ferrari, Monteverdi y otros escribían obras para los primeros teatros públicos abiertos en Venecia, en diversos centros musicales italianos destacaron algunos laudistas y tiorbistas, como Bernardo Gianoncelli, del que no se conoce casi nada y sólo ha sobrevivido una colección publicada por su viuda en 1650. En el repertorio de estos músicos también eran frecuentes las danzas y sus esquemas rítmicos.

 

Por aquellas fechas en Roma trabajó Domenico Mazzocchi, quien dejó una amplia variedad de piezas monódicas y a varias voces, tanto sacras como profanas. Puso, por ejemplo, música a un soneto imprescindible de la mística española, Amar a Dios por Dios, que se atribuye a Juan de Ávila. La inclusión de esta pieza en el programa sirve para enlazar con el repertorio hispano, que se basa en la música de danza instrumental (canarios, jácaras) y en el tono humano, pieza profana que empezó siendo polifónica pero que a mediados del XVII se convierte en monodia acompañada por el bajo continuo en la que destacó de forma notable el arpista de la Capilla Real Juan Hidalgo. Llegado el siglo XVIII, el tono se hizo cantata, y se llenó de influencias italianas, como se aprecia por ejemplo en la obra de Juan Manuel de la Puente, recuperación en época moderna, y en la que junto a la estructura tradicional en estribillo y coplas aparecen ya los recitados y las arias.

 

 

 

TEXTOS

 

Voglio di vita uscir
Voglio di vita uscir, voglio che cadano
Quest'ossa in polve e queste membre in cenere,
E che i singulti miei tra l'ombre vadano.
Già che quel piè ch'ingemma l'herbe tenere
Sempre fugge da me, ne lo tratengono
I laci, hoimè, del bel fanciul di Venere.

 
Vo che gl'abissi il mio cordoglio vedano,
E l'aspro mio martir le furie piangano,
E che i dannati al mio tormento cedano.
A Dio crudel, gl'orgogli tuoi rimangono
A incrudelir con gl'altri. A te rinunzio,
Ne vo più che mie speme in te si frangono.

 
S'apre la tomba, il mio moror t'annuntio.
Una lacrima spargi, et alfin donami
Di tua tarda pietade un solo nuntio,
E s'amando t'offesi, homai perdonami.

 

Cantata Spirituale
Prima parte
Queste pungenti spine
che ne'boschi d'abisso
nodrite ed allevate
affliggono, trafiggono,
o crudeltade,
il mio Signor e Dio.

Son saette divine
che col foco del cielo
addolcite e temprate
allettano, dilettano,
o, gran pietade
il cor divoto e pio.

 

E tú, anima mia,

non sai che sia dolore,

ancor non senti amore?

 

Seconda parte
Ahi, miserella, ascolta
i tuoi vani diletti
i piaceri, i contenti
inducono, conducono
o pene, o stenti,
tè stessa al cieco inferno.

Deh, si, deh mira una volta
del tuo celeste amante
le ferite e i tormenti
che chiamano, richiamano
o, dolci accenti,
tè stessa al cielo eterno.

E pure, anima mia
non sai che sia dolore,
ancor non senti amore?

Terza parte
Stolta che fai? che pensi?
Il tuo Giesù tradito
il tuo Giesù piagato
si lacera, si macera,
ohimè, che stato,
solo per darti vita,

e tu ingrata
i sensi ogn'hor
più cruda induri
sei di cor si spietato
si rigido, si frigido,
o stelle, o fato,
che non procuri aita?

Ben veggio, anima mia
non sai che sia dolore,
ancor non senti amore.

Ultima parte
Così dunque vivrai
senz'amor, senza duolo?
no, rivolgi il core
pìeghevole, piacevole
o, buon fervore,
a si gravi martiri,

e riverente homai
pentita e lagrimosa
manda dal petto fuore
caldissimi, dolcissimi
d'amor sensi e sospiri.

Così, anima mia
saprai che sia dolore
intenderai amore.

 

Non sia chi mi riprenda

Non sia chi mi riprenda

Perché ami un cor di sasso,

Ch’una Tigre m’offenda,

Né dal martirio mio

pur volga un passo;

Ch’Amor è una pazzia,

E ben può nel suo regno esser beato

Chi per esser costante è sfortunato.

 

Altri rida fastoso

Con le sue glorie in seno,

Il mio viver penoso

Se non mi gusta, mi contenta almeno.

Bellezza che m’offende,

Rigor ch’alletta, e crudeltà che piace

M’insegnano a sprezzar l’ozio e la pace.

 

Non amo la mercede,

Adoro il bello intento,

Non cadrà la mia fede

Sotto il peso mortal del mio tormento.

Il cor non teme affanno

Ché, fra speme e timor in mar d’orgoglio,

Un sasso è l’amor mio, la fede un scoglio.

 

Di colei che mi piace

La catena è più forte,

Ch’io dono la mia pace

A i favori d’Amor, non della sorte;

Né per esser pietosa

Donna prodiga troppo un qua m’accende,

Che mira l’occhio ove il mio sol risplende.

 

Lusinghe, scherzi e vezzi

Non mi muovono, o Clori;

Amo più i tuoi disprezzi

Che d’altra qual si sia grazie e favori.

Misero ma contento

Pasco l’alma di doglia, e se mi vanto,

L’assetato mio cor beve il mio pianto.

 

No me mueve, mi Dios

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

 

De las luces que en el mar

Coplas

De las luces que en el mar

iba cayendo el aurora,

parecían las espumas

cristalinas mariposas.

 

Estribillo

¡Ay, que desdicha!

más, ¡ay que lisonja!

morir de una pena

que parece gloria.

 

Coplas

Cuando un amante pastor

de la ingratitud que adora,

a suspiros despertava

las mal dormidas memorias.

Al Ser primero se entregan

las ya discernibles formas,

y a la luz del sentimiento

conoce cuánto le roban.

 

Ruiseñor que cantas

Introducción

Ruiseñor que cantas

tu amante pasión

no ceses, prosiga,

tu acento veloz,

trina y gorjea

con dulce primor.

 

Coplas (airoso)

1. Ruiseñor que del prado la hermosura

en tu recibo logras su esplendor

y entre frondosas ramas hallar puedes,

con tu consorte, alivio a tu ardor.

 

2. Alegre canta de tu dicha el logro,

pues que correspondido ves tu amor,

y en sonoras cláusulas divierte

con voces dulces tu celoso error.

 

Recitado

Y pues que alivio

de tus penas hallas

entre las flores

dime, ¿por qué callas,

si entre la amenidad

sólo tú imperas alegrando

las verdes primaveras?

 

Aria

Si de rama en rama,

si de flor en flor

tu pena diviertes,

tierno ruiseñor,

tu consorte amada

la unión deseada

logra de su Amor,

más ya que en dicha

convertida quede la pena

que el amor consorte puede

alegre ya deshecha

de tus celos los suspiros

que explican tus recelos.

 

Canción (grave)

1. Oye suspiros que [en] mi se lamenta[n]

mirando se ausente dulce el ruiseñor

y al ver solo su dicha no encuentra tristezas

explica su tierno dolor

y entre las flores solo halla el alivio

de su consorte lamenta el rigor.

 

4. Trueque en delicias los tristes lamentos

y ya compasivo deje su furor,

porque no culpen su correspondencia

si ingrato se halla pagar el favor,

ya si constante celebre la dicha

pues de su triunfo cesa ya el temor.

 

Tanta copia de hermosura

Estribillo

Tanta copia de hermosura

Junto Amor que mi deseo

Le remite a la ventura

La duda de hacer su empleo.

 

Coplas

Cual entre las flores bellas,

la abejuela susurrante

con el pico de diamante,

el néctar chupa de aquellas.

Así entre tantas estrellas,

mirando la cama hermosa,

mi corazón, mariposa,

arder en todas procura.

 

A todas servir pretendo

por no disgustar a ninguna,

declarando mi fortuna

la que a su gusto encomiendo,

de cualquiera mereciendo

estoy sus dulces favores,

mientras gozo los ardores

de que ha hecho amor mistura.

 

Antorcha brillante

1ª Tonada. Coplas

Antorcha brillante,

imagen constante

de mi desventura,

pues si tu luz dura

tan siempre encendida,

siempre te está costando la vida.

El daño introduzes

entre lo que luzes,

mi dolor no cesa

aún siendo pavesa,

porque se eterniza,

para mi mal, la débil zeniza.

 

Estribillo

¡Cuidado, desvelos,

cuidado, ansias,

tened, tened, temor,

cuidado, que anda el Amor

disfrazado en nieve y llamas!

 

2ª Tonada. Coplas

Y, tan ocultamente

son sus pisadas,

que ni arenas, ni vientos distingue

por donde pasan.

De mi secreto influjo

viene quiada

una triste pasión que pretende

ser esperanza.

 

Estribillo

¡Cuidado, desvelos,

cuidado, ansias,

tened, tened, temor,

cuidado, que anda el Amor

disfrazado en nieve y llamas!

Curriculum Intérprete


Carlos MenaCarlos Mena, contratenor y director. Nacido en Vitoria-Gasteiz (1971), se forma académicamente en la Schola Cantorum Basiliensis de Basilea, Suiza, con los maestros Richard Levitt y René Jacobs. Su intensa actividad concertística como contratenor le lleva a las salas más prestigiosas del mundo como el Teatro Real de Madrid, Teatro Liceu de Barcelona, Konzerthaus y Musikverein de Viena, Concertgebouw de Amsterdam, Staatsoper y Philarmoniker de Berlín, Felsenreitschule y Grosses Festspielhaus de Salzburgo, Barbican Center de Londres, Teatro Colón Buenos Aires, Alice Tully Hall del MET de Nueva York, Kennedy Center de Whashintong, Suntory Hall y Opera City Hall en Tokyo, Osaka Symphony Hall, Sydney Opera House, Concert Hall de Melbourne dirigido por maestros como Michel Corboz, Jesús López Cobos, Paul Goodwin, Gustav Leonhardt, Sebastian Weigle, René Jacobs, Fabio Biondi, Ion Marin, Jesús López-Cobos, Juanjo Mena, Rafael Frübeck de Burgos, Antoni Ros-Marbá, Adrian Leaper, Neville Marriner, Cristoph Coin, Andrea Marcon, etc. En el ámbito de la dirección, antes de sus estudios como cantante se formó con maestros como Manel Cabero, Pierre Cao, Laszlo Heltay o Erik Ericsson. Es el fundador y director del grupo de cámara Lux Orphei con el que ha interpretado recitales del repertorio barroco de cámara en diferentes escenarios europeos. En el año 2009 funda y dirige, artística y musicalmente, Capilla Santa Maria con la ocasión de reapertura de la nave central de la catedral de Vitoria-Gasteiz. Capilla Santa María se convierte en la principal actividad musical de la Fundación Catedral Santa María con la que no sólo trabaja en conciertos sino que también se realizan cursos de canto, actividades culturales con coro de niños siempre teniendo como referencia musical los periodos de la llamada “música histórica”.

Como director de la Capilla Santa María ha interpretado obras de maestros desde la Edad Media (Perotin, Leonin, Machaut), hasta el barroco (Dixit Dominus de Haendel, Stabat Mater de Pergolesi, Resurrezione de Haendel, conciertos instrumentales de Domenico Scarlatti, Maddalena ai piedi di Cristo de Caldara, Funeral Sentences de Purcell) pasando por el Renacimiento (obras de Victoria, Morales, Des Prez, Lassus, etc…) cosechando éxitos de público y crítica en escenarios como Auditorio Nacional de Madrid, Riches Heures de Valére en Suiza, Semana de Música Antigua de Álava, etc. Carlos Mena fue el creador y director musical del espectáculo escénico en conmemoración del centenario del nacimiento de Juan de Hidalgo “De lo humano y divino. Anatomía de las pasiones”, interpretado por la Capilla Santa María en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con dirección escénica de Joan Antón Rechi, que recibió una gran acogida entre la crítica especializada. Dirigió Der Messias en la versión de Mozart con el Coro y Orquesta Sinfónicos de Portugal en el Teatro Sao Carlo de Lisboa y próximamente dirigirá a la Orquesta Ciudad de Granada interpretando Apollo e Dafne de Georg Friedich Haendel en el Auditorio Manuel de Falla de Granada.

 

Capilla Santa MaríaCapilla Santa María. La Capilla Santa María tuvo su estreno ante el público en Septiembre del 2009 con motivo de la reapertura al público de la nave central de la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz. Fundada bajo el impulso de la Fundación Santa María y formada en su mayor parte por músicos relacionados con la ciudad de Vitoria-Gasteiz y su entorno y especializados en la interpretación de música antigua, está dirigida por Carlos Mena. Su repertorio abarca un gran abanico de la llamada "música histórica", desde el siglo XIII hasta finales del XVIII, destacando sus programas en torno a aniversarios conmemorativos de compositores como Georg Friedich Haendel, Henry Purcell, Charles Avison, Juan de Hidalgo, Giovanni Battista Pergolesi, Antonio Caldara, Tomás Luis de Victoria, etc. La formación es variable y adapta su orgánico a los códigos de interpretación de la literatura musical que ofrecen los seis siglos de música del repertorio que interpreta. Entre sus objetivos se encuentra tanto la interpretación de programas de autores reconocidos como de otros desconocidos para el gran público y de autores que dejaron su testamento musical en el archivo de la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz y en otros archivos de la península, y que constituye patrimonio vivo de nuestra cultura. Capilla de Santa María ha actuado en Les Riches Heures de Valère, en Suiza; Quincena Musical Donostiarra, Auditorio Nacional de Música de Madrid, Les Concerts de St Germain, en Ginebra; Festival de Música Antigua de Gijón, Semana de Música Antigua de Álava, Auditorio Fonseca de la Universidad de Salamanca, Festival Terras sem Sombra del Bajo Algarve, en Portugal; ciclos del Centro Nacional de Difusión Musical, etc. Uno de sus proyectos más ambiciosos fue la puesta en escena en el Teatro de la Zarzuela de Madrid un espectáculo escénico musical en torno a la obra de Juan de Hidalgo, “De lo divino… y humano” ideado por Carlos Mena y con dirección escénica de Joan Antón Rechi.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC