Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2015

 

Edición 2015

Concierto


“GULUMBÁ GULUMBÉ”. RESONANCIAS DE ÁFRICA EN EL NUEVO MUNDO (NEGRILLAS DE LOS SIGLOS XVII Y XVIII)

Lugar


ÚBEDA, AUDITORIO DEL HOSPITAL DE SANTIAGO

Fecha


SÁBADO, 28 DE NOVIEMBRE DE 2015, 20.30 H

Director


Teresa Paz

Intérprete


CONJUNTO DE MÚSICA ANTIGUA ARS LONGA DE LA HABANA

Componentes


 

Teresa Paz, soprano y dirección

Liset Chig, soprano

Yunie Gainza, alto

Ahmed Gómez, barítono

Beatriz López, viola da gamba

Arianna Ochoa, viola da gamba

Susana de la Cruz, flauta dulce

Rodrigo López, chirimía

Ángel Daniel Álvarez, flauta dulce, bombarda

Oscar Cañizares, sacabuche

Abraham Castillo, bajón

Aland López, guitarra renacentista y barroca

David Pérez, órgano

Programa


Mateo Tollis de la Rocca (¿1710-1781)

Como tienen los morenos**

Villancico negro de Navidad a 5 (Archivo del Cabildo Catedral Metropolitano de México)

 

Luis Gargallo (1636-1682)

Hagámole plaça a lo Reye Mago (poema, Huesca, 1661)

 

Antonio de Salazar (Sevilla, ca. 1650-México, 1715)

Tarará, qui yo soy Antón, negro a dúo* 

 

Anónimo (1647) 

Sá aqui turo zente pleta***

Negrilla a 8, Manuscrito del Convento de Santa Cruz, Coimbra, 1647 (Biblioteca del Convento de Santa Cruz de Coimbra)

 

Fray Felipe de la Madre de Dios (1626-1675)

Antoniya, Flaciquiya, Gacipá*  

Negro de Navidad a 5 (Archivo Histórico Arquidiocesano de Guatemala)

 

Alfonso de Blas y Sandoval (1683-1732)

Villancico Azi, Flaziquiya (poema, Granada, 1701)

 

Gaspar Fernández (Guatemala?, ca.1565-Puebla, 1629)

Dame albriçia, mano Antón*

Negrito a 4 (Cancionero Musical de Gaspar Fernández, Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca)

 

Santiago de Murcia (Madrid, 1673-1739)

Cumbées (Códice Saldívar No. 4, colección privada, ca. 1730)

 

Gaspar Fernández

Se cuchamo, magri Antona*  

A 4, Monjas (Cancionero Musical de Gaspar Fernández)

 

Ah, negrito de Cucurumbé*

En negro y vizcaíno a 5 (Cancionero Musical de Gaspar Fernández)

 

Sor Juana Inés de la Cruz (México 1651-1695)

Villancico porto-rico Tumba, tumba, la la la (poema, México)

 

Tomás Salgado (1698-1751)

Pue tambén somo gente*  

Negro de Navidad a 4 (Archivo Histórico Arquidiocesano de Guatemala)

 

Gaspar Sanz (Calanda, 1640-Madrid, 1710)

Zarabanda (Instrucción de música sobre la guitarra española, 1697)

 

Gaspar Fernández  

Eso rigo re repente*

Guineo a 5 (Cancionero Musical de Gaspar Fernández)

 

Transcripciones:

(*) Omar Morales Abril

(**) Bárbara Pérez Ruiz

(***) Jorge Mata

 

CONCIERTO EN COLABORACIÓN CON LES ENCONTRES MUSICALES DE SAINT ULRICH - FESTIVAL DE SARREBOURG


Notas programa


Gulumbá Gulumbé

 

Omar Morales Abril

 

Con las expediciones portuguesas a las costas occidentales de África en la primera mitad del siglo XV y el establecimiento de la lucrativa Casa dos escravos de Lisboa en 1486, la imagen de los «negros» en la Península Ibérica dejó de ser la de seres exóticos o monstruos míticos, para pasar a integrarse progresivamente a las sociedades urbanas. Esta situación se reprodujo en las Indias Occidentales, llevando a su apogeo la industria esclavista, pues requirió el traslado de una gran cantidad de cautivos para trabajar en obrajes, minas y trapiches, ante la drástica mengua de la población indígena.

 

La presencia negra en el ámbito iberoamericano coincidió con la Edad de Oro de la literatura hispana, en la que hubo un gran acercamiento de las expresiones artísticas a la cultura popular. Del mismo modo en el que los refinados poetas y músicos cortesanos del siglo XVI adoptaron refranes, romances, temas y rimas del vulgo (de hecho, el término «villancico» hace refe­rencia a las canciones líricas con estribillo y coplas que cantaban los habitantes de las villas), la poesía y música de tradición escrita incorporó las expresiones culturales de los africanos y sus descendientes.

 

El hecho es que la imagen del africano y su cultura, integrada a las sociedades portuguesas e hispanas, se abrió espacio en las expresiones artísticas, donde fue adquiriendo una serie de rasgos estereotipados, como el «habla de negro» o «guineo», dialecto literario creado para representar a los africanos. Esta lengua no es sino un español o portugués deformados al que se intercalan palabras inventadas con sonoridades que evocan lenguas africanas.

 

Indudablemente, el género que abordó con mayor amplitud la representación de los negros fue el villancico religioso. Du­rante el siglo XVI se generalizó, en las iglesias del ámbito hispánico, la práctica de introducir cancioncitas o «chanzonetas» en lengua romance durante el oficio de Maitines de las fiestas más populares del calendario litúrgico. Muchas chanzonetas solían presentar la forma literaria del villancico, por lo que fue quedándoles este nombre genérico a medida que avanzaba el siglo XVII. Anualmente, cada fiesta de cada iglesia de los dominios españoles y portugueses estrenaba ocho o nueve villan­cicos que desarrollaban el tema de la celebración. El último siempre era jocoso, con una fuerte carga histriónica: los que se conservan suelen presentar diálogos, un eje narrativo identificado comúnmente como «introducción» y hasta conflictos de tipo conceptual que se resuelven entre dos o más personajes. Entre los personajes preferidos están, por supuesto, los mis­mos negros estereotipados presentes en los entremeses y mojigangas teatrales. Lo que más impresionaba de los africanos eran sus cantos y bailes acompañados de tambores. Los múltiples nombres con que se designan —cumbé, paracumbé, zum­bé, zarambeque, guirigay e infinidad de variantes reunidas genéricamente como guineos— intentan evocar en forma ono­matopéyica las lenguas africanas, más que corresponder a ritmos específicos. Este concierto busca recoger las resonancias de la cultura africana que captaron los oídos y la sensibilidad artística de diversos poetas y compositores de estos «villancicos de negros» o «negrillas», como se les llamaba, desde sus inicios hasta su exclusión del ámbito eclesiástico.

 

Estos villancicos nos muestran a los africanos y sus descendentes desde la visión artística de poetas y músicos al servicio del grupo social dominante, pero aun con el sesgo hegemónico, no sólo introducen una dimensión más humana de los esclavos con el propósito de edificar al público, sino que, además, reflejan la riqueza cultural de la población negra en Hispanoaméri­ca: sus ritmos, sus destrezas, sus maneras de festejar, la alegría extrovertida como manifestación de su energía vital. No nos transmiten la voz y el sonido de los negros, pero sí sus resonancias. La situación de marginalidad limitó la propia expresión literaria de los africanos y sus descendientes, pero entre los escasos testimonios escritos que por fortuna se conservan, los versos que un negro libre de principios del siglo XVIII anotó en una hoja suelta son muy elocuentes:

 

Soy un negrito,

Guinea es mi patria,

soy negro en el cuerpo

y negro en el alma,

y también es negra

toda mi prosapia.

Mi gloria es ser negro

y hago de ello gala.

Todo el que no es negro

me irrita y me enfada,

porque mi negrura

ni tizna ni mancha.

De cuántos insultos,

cuántas bufonadas,

cuántas indecencias

de la raza blanca

ha sufrido el negro

sus torpes palabras.

De un modo inocente

al negro insultaban:

“Que mueran —decían—

esas negras almas”,

cuando su negrura

ni tizna ni mancha.

 

 

 

TEXTOS

 

Como tienen los morenos

Introducción

Como tienen los morenos

gigante y giganta negra,

los han pedido esta noche,

para hacer su negra fiesta.

 

Como es de David el hijo

gigantes al Niño llevan,

que si el Padre venció a uno

el Niño a otros muchos venza.

 

Estribillo

—Entle, ah, siolo giganto,

entle la giganta beya,

venga, siola, la gitana,

repicando castañeta.

 

—Entle. —Entle que entle.

—Venga. —Venga que venga.

—Danza. —Danza que danza.

—Vuelta. —Vuelta que vuelta.

 

—Venga salao, glavetona,

con la cotiya beyena,

toca guitarra y sonaja,

pa li tocay la rabela.

 

—Entle…

 

—¿Van entrando lo giganto?

—Sí, siolo, turo entla.

—Pues bese lo pe al Niño Jesú.

—Cu, cusumbú, cusumbú.

 

—¿No entla lo cascabele?

—Sí, siolo, turo entla.

—Ay, andar, ay, andar,

que está el Niño en el portal.

 

Ay, cosa más resonara,

branco es una salvajera,

qué fiesa hace lo branco,

la bajona, la culneta,

 

ólgana, chilimingola,

alapa, violona y seisa,

alto, contralto, tenole,

villancica de maestla,

 

músico con gargantía,

olganista con pulsela,

sochantle voza goldale,

tipre que echia en garguera.

 

Ea, venga lo salao,

que turo esamo en espela,

 

Ay, que el Sol arde

y de amor es un Etna,

ay, que es un fuego

y las pajas no quema.

 

—Entle…

 

—Entren, ah, señores gigantes,

entre la giganta bella,

venga, señora, la gitana,

repicando castañuelas.

 

—Entren. —Entren que entren.

—Vengan. —Vengan que vengan.

—Danza. —Danza que danza.

—Vuelta. —Vuelta que vuelta.

 

—Venga al sarao, gavetona,

con la cotilla de ballena,

tocad guitarra y sonaja,

para tocarel rabel.

 

—Entren…

 

—¿Van entrando los gigantes?

—Sí, señor, todos entran.

—Pues besen los pies al Niño Jesús.

—Cu, cusumbú, cusumbú.

 

—¿No entran los cascabeles?

—Sí, señor, todos entran.

—Ay, andad, ay, andad,

que está el Niño en el portal.

 

Ay, cosa más resonada,

los blancos son una salvajada,

qué fiesta hacen los blancos,

el bajón, la corneta,

 

órgano, chirimía,

arpa, violón y seises,

alto, contralto, tenor,

villancicos de maestros,

 

músicos con gargantilla,

organista con pulsera,

sochantre de voz gorda,

tiple que echade garganta.

 

Ea, venga al sarao,

que todos estamos en espera,

 

Ay, que el Sol arde

y de amor es un Etna,

ay, que es un fuego

y las pajas no quema.

 

—Entren…

 

Coplas

1. —A lo Chiquito gracioso

cantamo y bailamo alegle,

tocando lo salambeque,

galallalda y palaleta,

que no lo sabe lo branco,

aunque son muy buena pieza.

—Entle…

 

2. —De Angola tlaemo pasa,

de lejia pelo flesca,

polque no se nos olvile

la tlaemo de cabeza.

Samo gente de impoltancia,

pulque silve de birreta.

—Entle…

 

3. —La pastola tlae gayna

la mijole son negla,

Rey Milchó le trae regalo,

que viene allé de la orienta,

y nosotro requesone

en diente, colmillo y muela.

—Entle…

 

4. —Tlae azavache en carrio,

que a lo neglo giga sea,

pulque mano de tejona

pastoles traen de su tienda.

Válgate, Dioso Chiquito,

hijo de Madle Molena,

—Entle…

 

1. —Al Chiquito gracioso

cantamos y bailamos alegres,

tocando el zarambeque,

gallarda y pataleta,

que no lo saben los blancos,

aunque son muy buenas piezas.

—Entren…

 

2. —De Angola traemos pasas,

de lejos pero frescas,

porque no se nos olvide

las traemos en la cabeza.

Somos gente de importancia,

porque nos sirven de birreta.

—Entren…

 

3. —Los pastores traen gallinas

las mejores son negras,

el Rey Melchor le trae un regalo

que viene allá del oriente,

y nosotros requesón

en dientes, colmillos y muelas.

—Entren…

 

4. —Traen azabache en los carrillos,

que a los negros giga sea,

porque manos de tejones

pastores traen de su tienda.

Valgate, Dios Chiquito,

hijo de Madre Morena,

—Entren…

 

Hagámole plaça a lo Reye Mago

Hagámole plaça a lo Reye Mago,

turo lo neglo, e turo lo branco,

que venimo en Cameya,

y buscámole por estrella,

con oro, con cienso, con mirra divina,

 

Diosu chiquitu,

Diosu, que nace bonitu,

en paxia, e pesebricu,

como hijo de Gaína.

 

Traémole a lo chiquitu

una danza de neglitu,

y uno mono de Tulu;

con esso, y el gu, gu, gu,

y el gua, gua, gua,

y el gue, gue, gue,

festejámole a su melcé,

como a uno Niño Sesú.

 

- Plimo, ¿qué yevan lo Reye en done?

- Yevan cienso, chaculate,

oro, mirra, piñonate,

de calicante turrone,

caixiña de canelone,

grana branca, e cururara,

panara Ingresa, cuchara,

e para hazer almendrara

guego más bronco que tú;

 

con esso, y el gu, gu, gu,

y el gua, gua, gua,

y el gue, gue, gue,

festejámole a su melcé,

como a uno Niño Sesú.

 

- Plimo, ¿qué yevan al tielno Infante?

- Yevalémole piñona,

nuesa, y almendra monsara,

aceituna, y alcapara,

camueza, y melacotona,

yevámole valona,

y a Susepe le dalé

samarra de consejela,

si se la quiele poné;

 

con esso, y el gu, gu, gu,

y el gua, gua, gua,

y el gue, gue, gue,

festejámole a su melcé,

como a uno Niño Sesú.

 

- Plimo, ¿qué yevan a la parira?

- A la Siola Malía

yevamo con aleglía

bayalde para la cara,

manto de gloria con punta,

moño, e tanta cosa junta,

que para aver de yevayo,

sa menester un cavayo

tan glande como yo, e tú;

 

con esso, y el gu, gu, gu,

y el gua, gua, gua,

y el gue, gue, gue,

festejámole a su melcé,

como a uno Niño Sesú.

 

- Plimo, ¿qué yevan de cantulía?

No quede a vira instlumenta,

que no toque la peliona,

chimigula, y baxona,

lo sacabucha, y culneta.

 

 

 

Tocamole cubetiya,

Sonagia, e cascabé,

y una famosa cansiona

por el sol, fa, mi, re;

 

con esso, y el gu, gu, gu,

y el gua, gua, gua,

y el gue, gue, gue,

festejámole a su melcé,

como a uno Niño Sesú.

 

Tarará, qui yo soy Antón

Estribillo a Dúo

Tarará, tarará, tarará, qui yo soy Antón, yo soy Antón,

Tarará, tarará, yo soy Antón, ninglito li nacimiento,

ninglito li nacimiento, qui lo canto lo más y mijó,

Tarará, tarará, qui lo más y mijó, qui lo más y mijó.

 

Coplas a Dúo

Yo soy Antón, molinela, y ese Niño qui nació,

hijo es li unos lablalola, li tula mi estimación.

 

[Tarará, tarará, tarará, qui yo soy Antón, yo soy Antón].

 

Pul eso mi sonajilla, cascabela y atambó

voy a bailá yo a Belena, Pultulica y camalón.

 

[Tarará, tarará, tarará, qui yo soy Antón, yo soy Antón].

 

Mílalo cuántu pastola, buscando a la Niño Dios,

Van curriendo a las pultale, pala daye la adoración.

 

[Tarará, tarará, tarará, qui yo soy Antón, yo soy Antón].

 

La zagala chilubina vistila li risplandor,

Las canta sus villancica, gluria cun compás y son.

 

[Tarará, tarará, tarará, qui yo soy Antón, yo soy Antón].

 

Sá aqui turo zente pleta

Estribillo

Sá aquí turo zente pleta

He, he

Turo zente de Giné

He, he

Tambor, flauta y cassaeta

Y carcavea sua pé

He, he

Vamoso fazer uns fessa

O menino Manué

He he

- Canta Bacião

- Canta tu Thomé

- Canta tu

- Canta tu

- Canta Flanciquia

- Canta Caterija

- Canta tu

- Canta tu

- Canta tu Flunando

- Canta tu Resnando

Canta tu

- Canta tu

Oya, oya, turu neglo hare cantá

Ha,, cantamo y bayamo que forro ficamo

Ha, tanhemo y cantamo,

Ha frugamo y tanhemo,

Ha, tocamo pandero,

Ha, flauta y carcabé,

Ha, dizemo que biba

Biba mia Siola y biba Zuze

- Anda tu Flancico, borimo esse pé

He, he

- Biba, biba esse menino que mia deuza he

He, he

- Biba Manué

He, he

 

Coplas

Nacemo de huns may donzera

Huns Rey que mia deuza he

He, he

Que hade forra zente pleta,

Pleta que cativo he

He, he

Dar sua bida por ella que sá amigo a té moré

He, he.

 

Antoniya, Flaciquiya, Gacipá

Estribillo

—Antoniya, Flaciquiya, Gacipá.

—¿Qué quelé? —¿Qué decí? —¿Qué llamá?

—Que no sé qué me ha lalo

esa noche de Navilá.

 

—¿Qué sentimo, qué tenemo, qué quejamo?

—Mucho me duele la cabezá.

Turu esamo desmayala

y la visa candilala

y muy espeso cupimo,

pulque un tlaguillu de vino

la negla pulá aleglá.

Mucho me duele la cabezá.

 

—¡Ay, Jesú, cómo sa peldida!

¡Ay, Jesú, y qué mala que sa!

—Mucho me duele la cabezá.

—Válgame, Nosa Siola,

con eso salimo ahola,

cuando elas tula neglilya

de la mayol bizalía,

a que turo lo blanco

venía a escuchá.

 

—¡Anda, mandinga! —¡Vosotla!

—Anda, bellaca! —¡Vosotla!

—¡Pela bolacha! —¡Vosotla!

—¡Deshonra de neglo! —¡Vosotlá selá!

 

—Que yo so —¿Qué?— una siola —Jijí—

malquesa de Sanguanguá —Jajá—

y muy hunrala. —Jijí, jajá—

Y vosotla una perra bellaca

y ahola lo velá.

 

—¡Ah, de turu lo negla! ¡Hola, hola!

—¿Pala qué, pala qué llamá?

 

—Para que vamo a Belén —Lelé—

a ve lo Niño Manué —Lelé—

que se ha nacido en la paja. —Lalá—

Lo neglo se ha de hacé raja —Lalá—

bailando, cantando,

tucando a lindo compá.

Mucho me duele la cabezá.

 

—Bolachita vene, bolachita va,

bolachita canta, bolachita sa.

—Mucho me pesa la cabezá.

—Bolachita, bolachita sa.

 

—Antonilla, Fracisquilla, Gaspara.

—¿Qué queréis? —¿Qué decís? —¿Qué llamáis?

—Que no sé qué me ha dado

esta noche de Navidad.

 

—¿Qué sentimos, qué tenemos, qué quejamos?

—Mucho me duele la cabeza.

Todos estamos desmayados

y la vista encandilada

y muy espeso escupimos,

porque un traguillo de vino

a los negros podrá alegrar.

Mucho me duele la cabeza.

 

—¡Ay, Jesús, cómo está perdida!

¡Ay, Jesús, y qué mala que está!

—Mucho me duele la cabeza.

—Válgame, Nuestra Señora,

con eso salimos ahora,

cuando eras toda negrilla

de la mayor bizarría,

a quien todos los blancos

venían a escuchar.

 

—¡Anda, mandinga! —¡Vosotras!

—Anda, bellaca! —¡Vosotras!

—¡Perra borracha! —¡Vosotras!

—¡Deshonra de negro! —¡Vosotras seráis!

 

—Que yo soy —¿Qué?— una señora —Jijí—

marquesa de Sanguanguá —Jajá—

y muy honrada. —Jijí, jajá—

Y vosotras unas perras bellacas

y ahora lo verán.

 

—¡Ah, de todos los negros! ¡Hola, hola!

—¿Para qué, para qué llamáis?

 

—Para que vayamos a Belén —Lelé—

a ve al Niño Emanuel —Lelé—

que ha nacido en las pajas. —Lalá—

Lo negros se han de hacer rajas —Lalá—

bailando, cantando,

tocando a lindo compás.

Mucho me duele la cabeza.

 

—Borrachita viene, borrachita va,

borrachita canta, borrachita está.

—Mucho me pesa la cabeza.

—Borrachita, borrachita está.

 

Coplas

1. —Al pultal hemo llegalo,

mila a lo Niño llolá

en lo blazo de Malía,

pulque la nega lo llegue a miyá.

 

—Ya le milo y cómo ezamo,

si caelá o no caelá,

me palice que a lo Niño

turo pulcrisa se le va en tembrá.

Mucho me duele la cabezá.

 

—Lelelé, lalalá,

bolachita vene, bolachita va,

bolachita canta, bolachita sa,

pulque mucho le pesa la cabezá.

Lelelé, lalalá,

bolachí, bolachita sa.

 

2. —Mila la mula y lo bueye

que acompañándole esá,

lo bueye con mucho aliento,

y la mula a la paja se va.

 

—Mana, si lo bueye alienta

y la mula en comel da,

yo a la salú de lo Niño

gol, gol, gol, otlo tlago he de echá.

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

3. —Mila ángeles y pastoles

que le vienen a adolal,

y a colos cantando licen

que en lo Niño ha llovido el maná.

 

—Si el maná llueve o no llueve

yo no pretendo agualá,

de lo vino solamente,

ya que lo puedo le bota acolá.

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

4. —Al Siolo San Jusepe

mila, qué atenta que esá,

y al Niño hace revelencia,

y él se ha llevado la Patelnidá.

 

—Ya sabemo que Jusepe

de la sierra es oficiá,

y pula queso y licole

de la sierra quelemo gastá.

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

1. —Al portal hemos llegado,

mira al Niño llorar

en los brazos de María,

porque la negra lo llegue a mirar.

 

—Ya le miro y cómo estamos,

si caerá o no caerá,

me parece que al Niño

todala pulcritud se le va en temblar.

Mucho me duele la cabeza.

 

—Lelelé, lalalá,

borrachita viene, borrachita va,

borrachita canta, borrachita está,

porque mucho me pesa la cabeza.

Lelelé, lalalá,

borrachí, borrachita está.

 

2. —Mira la mula y el buey

que acompañándole están,

el buey con mucho aliento,

y la mula a la paja se va.

 

—Hermanos, si el buey alienta

y la mula en comer da,

yo a la salud del Niño

gol, gol, gol, otro trago he de echar.

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

3. —Mira los ángeles y pastores

que le vienen a adorar,

y a coros cantando dicen

que en el Niño ha llovido el maná.

 

—Si el maná llueve o no llueve

yo no pretendo aguardar,

del vino solamente,

ya que lo puedo de la bota acolar.

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

4. —Al Señor San José

mira, qué atento que está,

y al Niño hace reverencia,

y él se ha llevado la Paternidad.

 

—Ya sabemos que José

de la sierra es oficial,

y puros quesos y licores

de la sierra queremos gastar.

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

5. —Turos andan esa noche

con azogue y sin palá,

no sa mucho cuando Dioso

al mundo, milamos, se quiso echá.

 

—Si al mundo se ha echado Dioso,

qué pantamos, qué almilá,

que tupiendo a buena Gila,

la negla caza ya llegue a astizá.

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

6. —No habla cosa de provecho

y la razón te faltá,

que la Fe pala una negla

montone de humo zorrilla lo va.

 

—Ileme poquito a poco,

cala aquí, cala acuyá,

y pues que Dioso ha nacilo,

bien puedo alegle bebé y roncá.

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

7. —Oye, mila a lo Tre Reye

cual vienen a adolal,

y entre ellas viene també

nuestro plimo, lo Re Gacipá.

 

—Ya lo ves de camino,

¿y qué tlaen pala blindá?

Mucha bota y una estlella.

¡Qué relámpago a la visa, milá!

Mucho me duele la cabezá.

—Lelelé…

 

5. —Todos andan esta noche

con azogue y sin parar,

no será mucho cuando Dios

al mundo, miramos, se quiso echar.

 

—Si al mundo se ha echado Dios,

qué espantarnos, qué admirar,

que tupiendo a la buena Gila,

la negra casa ya llegue a atizar.

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

6. —No hablas cosa de provecho

y la razón te falta,

que la Fe para una negra

montones de humo zorrilla le van.

 

—Iré me poquito a poco,

cada aquí, cada acullá,

y pues que Dios ha nacido,

bien puedo alegre beber y roncar.

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

7. —Oye, mira a los Tres Reyes

cual vienen a adorar,

y entre ellos viene también

nuestro primo, el Rey Gaspar.

 

—Ya lo ves de camino,

¿y qué traen para brindar?

Mucha bota y una estrella.

¡Qué relámpago a la vista, mirad!

Mucho me duele la cabeza.

—Lelelé…

 

Azí, Flaziquilla

Estribillo

- Azí, Flaziquilla;

azí, Almentela;

azí, Clementiya.

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé;

que zamo Negliya

con la instlumentiya,

y tucamo chacona,

(chacona, chacona)

Azí, que le aglada

a la Reina pulida;

tuquemo suliya.

Zezú, ¡qué cuntenta

 que za Nazimenta!

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé.

Zezú, ¡qué cuntenta

que za Nazimenta!

 

Coplas a solo

Venga a pliza, camine, Flazico,

velemo de Noso Siolo la festa,

que tocan campana a maitine,

que za bona noche re zu nazimenta.

 

Tlaiga turo zumbrero calaro,

cuberto fozico, tapara la geta,

que de noche za parda lo gato,

y penza lo branco que za cabayera.

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé.

Zezú, ¡qué cuntenta

que za Nazimenta!

 

Entlalemo en la Reale Capiya;

velemo la ronda que vene muy gueca;

cun pultelos y hachas delante,

dal vuelta al zopulco donde za lo Reya.

 

Entlalemo muy glave en el colo,

que za plima noche cun hacha e cun vela;

cuchalemo la viyarancica

que canta cantole que zá mucho diestla.

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé.

Zezú, ¡qué cuntenta

que za Nazimenta!

 

Velá tanto de lo zaclistane,

que tlae camizona vestira de suela,

que uno canta, otlo rabia, otlo riye,

otlo toma tabaca, otlo palra, otlo reza.

 

Velá un hombre que yaman Bajona,

que chupa uno palo, y lo sopla, y lo besa;

y otlo toca una cosa tursira,

que turo lo neglo ze ezpanta re veya.

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé.

Zezú, ¡qué cuntenta

que za Nazimenta!

 

Otlo alza y abaja la mano,

y en merio re turos laz mozcaz ojea.

Otlo tiene instlumenta muy grande,

y tura la noche za templa que templa.

 

Hallalá allí otloz mil instlumentos,

acoldez, sonoraz, con cien difelenciaz,

que le ran palabienes al Niño

que nace, alegliya rel cielo y la tiela.

 

- Rigamo: ¿Qué quele?

- Que tuque instlumenta

pala el zalambequé,

que tequé, que tequé.

Zezú, ¡qué cuntenta

que za Nazimenta!

 

Dame albriçia, mano Antón

Estribillo

Dame albricia, mano Antón

Que Sisú nacé en Guinea

¿Quién lo parí?

Una Luceya y un viejo su pagre son.

Yevámole culación.

Yegamo ayá.

Que ese cosa me pantá,

He, he, he, y como que yegaré

Y lo miraré.

Ha, ha, ha, y como que yegará

Y lo mirará.

Y turu lu negro lo bayará.

 

Coplas

1. Su Magre esá como treya

Y a lo Niño parindero

Cumu lo va yorandero

Las miguitalá dareya.

Ya bullimos pie por bella,

Yegamo ayá… (estribillo).

 

2. Turu neglu cagayero

Subi luego lo cagaya

Yevémole aplisa un saya,

Unas pañal y un sumbrero.

Yo quere mirá primero,

Yegamo ayá… (estribillo).

 

Se cuchamo, magri Antona

Se cuchamo, magri Antona,

que si Dioso san naciro,

aquí san, que no san perdido.

 

Ah, negrito de Cucurumbé

Estribillo

Ah, negrito de Cucurumbé.

Bisicayno la sá mi asé

Qui vai buscañame.

¿Y si cansarte?

Má, si cansáme

Qui preso hartáme

De esi Pan qui dame,

Qui trasi pañoli

Di Santo Tomé.

 

Gurumbé, gurumbé,

Gurumbé…

 

Mas si qui cansáme

Que preso hartáme

De esi Pan qui dame,

Qui trasi pañoli

Di Santo Tomé.

 

Gurumbé, gurumbé,

Gurumbé…

 

Ah, negrito de Cucurumbé,

Cucurumbé.

Visicayno la sá mi asé

Qui vai buscañame.

 

Coplas

Sidra piensas, sidra bebes,

[Tu negro sois]

Mientes, sangre de Dios es,

Que por eso tanto puedes

Que vuelves Hombre al revés

Cuando comas como debes.

 

¡Tumba, tumba, la-lá-la!

Estribillo 

¡Tumba, tumba, la-lá-la; tumba, la-lé-le;

que donde ya Pilico, escraba no quede!

 

Coplas

Hoy dici que en las Melcede

estos Parre Mercenaria

hace una fiesa a su palre,

¿qué fiesa?, ¡como su cala!

 

Eya dici que redimi,

cosa parece encatala,

poro que yo la oblaje vivo,

y las Parre no mi saca.

 

La otra noche con mi conga

turo sin durmí pensaba,

que no quiele gente plieta,

como eya so gente branca.

 

Sola saca la pañole,

pues, Dioso, ¡mila la trampa,

que aunque neglo, gente somo,

aunque nos dici cabaya!

 

Mas, ¿qué digo, Dioso mío?

Los demoño, que me engaña

pala que esé mulmulando

a esa Redentola santa.

 

 

El Santo me lo perrone,

que so una malo hablala,

que aunque padezca la cuepo,

en ese libla las alma.

 

¡Tumba, tumba, la-lá-la, tumba, la-lé-le,

que donde ya Pilico, escraba no quede.

 

Pue tambén somo gente

Estribillo

—Pue tambén somo gente la nengla,

al Dioso naciro hemo de cantar,

y en nuevo tuniyo alegle y de gusto

turo pleciso golgeos tinaros

y sus golguritos blavamente discurrimo.

¿La tipre ha yegaro?

—Sí, siola.

—¿La baja ha veniro?

—Sí, siola.

—¿Esá tura junta?

—Sí, siola.

 

—Que canta cunmigo:

“metirita entle bestias, ala,

nace el Chiquiyo.”

—¿Qué tal?

—Bueno, rindo, bueno, rindo.

 

— “Mas la mula atlevida, hola,

moldeya quizo.”

—Jajajá, jajajá.

—Zalambá, zalambá, zalambá. ¿Qué tal?

–Bueno, rindo, bueno, rindo.

 

—Pue somo tan diestla,

cantemo ya uniro,

gualdando las pausas

en el villancico.

Y a compás, ¡qué veloces, ala!,

tura seguimo:

 

Una, dosa, cuatlo, cinco,

con la nueva canciona, hola,

cayalá el Niño.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

—Pues también somos gente los negros,

al Dios nacido hemos de cantar,

y en nuevo tonillo alegre y de gusto

todos precisos gorjeos trinamos

y sus gorgoritos bravamente discurrimos.

¿Los tiples han llegado?

—Sí, señora.

—¿Los bajos han venido?

—Sí, señora.

—¿Están todos juntos?

—Sí, señora.

 

—Que canten conmigo:

“metidita entre bestias, ala,

nace el Chiquillo.”

—¿Qué tal?

—Bueno, lindo, bueno, lindo.

 

–“Mas la mula atrevida, hola,

morderlo quiso.”

—Jajajá, jajajá.

—Zalambá, zalambá, zalambá. ¿Qué tal?

—Bueno, lindo, bueno, lindo.

 

—Pues somos tan diestros,

cantemos ya unidos,

guardando las pausas

en el villancico.

Y a compás, ¡qué veloces, ala!,

todos seguimos:

 

Uno, dos, cuatro, cinco,

con la nueva canción, hola,

callará el Niño.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

(Siguen las coplas)

 

Coplas

1. Si naciera en Angola, ala,

noso Chiquiyo,

aunque hubiela tlabajos, ola,

no hubiela flío.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

2. No yolala de flío, ala,

pues por diciembre

gasta Niña abanicos, ola,

pero no nieve.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

3. Aunque ha naciro prieta, ala,

mejol ha siro,

pues ha de ser de tudos, ola,

branco divino.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

4. Sólo me panta como, ala,

siendo discleta,

nace entre buey y mula, ola,

que son dos bestias.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

5. No quele il a palacio, ala,

noso Chiquiyo,

huyendo de la praga, ola,

de entlemetidos.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

Y a compás, ¡qué veloces, ala!,

tura seguimo:

Una, dosa, cuatlo, cinco,

con la nueva canciona, hola,

cayalá el Niño.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

1. Si naciera en Angola, ala,

nuestro Chiquillo,

aunque hubiera trabajos, hola,

no hubiera frío.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

2. No llorara de frío, ala,

pues por diciembre

gastara Niño abanicos, hola,

pero no nieve.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

3. Aunque ha nacido prieto, ala,

mejor ha sido,

pues ha de ser de todos, hola,

blanco divino.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

4. Sólo me espanta cómo, ala,

siendo discreto,

nace entre buey y mula, hola,

que son dos bestias.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

5. No quiere ir a palacio, ala,

nuestro Chiquillo,

huyendo de la plaga, hola,

de entremetidos.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

Y a compás, ¡qué veloces, ala!,

todos seguimos:

Uno, dos, cuatro, cinco,

con la nueva canción, hola,

callará el Niño.

Zalambá, zalambá, zalambá.

 

Eso rigo re repente

Estribillo

−Eso rigo re repente:

juro a qu’ese niyo siquito,

que, aunque naçe poco branquito,

turu samo noso parente.

−No tememo branco gente.

−Tente, primo, tente,

toca, negriyo, tamboritiyo:

husihé, husihá pareçía.

−Canta, parente:

 

Sarabanda, tenge que tenge.

Sumbacasú, cucumbé, cucumbé.

Ese noche branco seremo:

¡o, Jesú, qué risa tenemo!,

¡o, qué risa,Santo Tomé!

 

Coplas

−Vamo, negro da Guinea,

a lo pesebrito sola;

no vamo negro de Angola,

que sa turu neglo fea.

Queremo que Niño vea

negro puliro y galano,

que como sa noso hermano,

tenemo ya fantasía.

−Toca viyano y follía,

baylaremo alegremente.

 

Sarabanda, tenge que tenge.

Sumbacasú, cucumbé, cucumbé.

Ese noche branco seremo:

¡o, Jesú, qué risa tenemo!,

¡o, qué risa, santo Tomé!

 

− Gargantiya re granate

yebamo a lo siquitiyo,

manteýya, reboçico,

confite, curubaçate,

[..........] de curiate,

faxuela, guante, camissa,

capisaýta de frisa,

cañutiyo de tabaco.

−Toca preso, Pero Beyaco

guitarría alegremente,

canta, parente:

 

Sarabanda, tenge que tenge.

sunbacasú, cucumbé, cucumbé.

Ese noche branco seremo:

¡o, Jesú, qué risa tenemo!,

¡o, qué risa, santo Tomé!

Curriculum Intérprete


Teresa Paz y Aland LopezTeresa Paz Román, directora y soprano. Es máster en Música Hispana en la Universidad de Valladolid, directora de la sala de concierto Antigua Iglesia de San Francisco de Paula, con programación habitual de los repertorios antiguos y directora y fundadora del Festival de Música Antigua Esteban Salas de La Habana. En 1994 crea, junto a Aland López, el Conjunto de Música Antigua Ars Longa, pionero en su tipo en Cuba. Es fundadora y directora del Festival de Música Antigua “Esteban Salas” de La Habana, espacio de encuentro que ha hecho posible el desarrollo de la enseñanza de las técnicas de interpretación en la música antigua en la Isla, a través de talleres, conferencias magistrales. Ha sido iniciadora de planes académicos para instituir la enseñanza de la música antigua en Cuba, con una base históricamente informada, creando la Orquesta Barroca de la Escuela Nacional de Música. Hace más de una década, dirige la Coral infantil Cantus Firmus, proyecto sociocultural que se deriva de las actividades del Conjunto Ars Longa con los niños del centro Histórico de La Habana. Como soprano se ha integrado a proyectos en agrupaciones especializadas en la música antigua como es Elyma, dirigido por el maestro Gabriel Garrido y La Chimera, del guitarrista Eduardo Egües. Ha recibido talleres de especializados en canto con los maestros Josep Cabré, Evelyn Tubb, Linda Perillo y talleres de interpretación con los maestros Claudio Abbado, Claudio D´Al Albero y de música francesa con el clavecinista Yvon Repèrant. Ha dirigido más de una docena de producciones discográficas con repertorios inéditos hispanoamericanos, obteniendo varios lauros de la crítica especializada francesa, inglesa y de España. Ha dirigido obras de gran formato como oratorios y óperas barrocas. Ha defendido y validado a través de grabaciones y conciertos la obra de compositores cubanos del siglo XVIII y XIX dando a conocer un legado patrimonial cubano, en muchos casos, desconocido por el público contemporáneo.

 

Conjunto de Música Antigua Ars Longa de La Habana. Fundado por Teresa Paz y Aland López en 1994, se inserta dentro del Programa Cultural de la Oficina del Historiador de La Habana y sus propósitos de recuperación patrimonial. Pionero y líder del Movimiento de Música Antigua en Cuba, Ars Longa ha propiciado espacios para la difusión del patrimonio musical a través de la creación del Festival de Música Antigua “Esteban Salas”, la construcción históricamente informada de instrumentos antiguos, espacios para el debate musicológico, el proyecto sociocultural Coral Infantil Cantus Firmus, los programas académicos Convivium Musicum y la Orquesta Barroca de la Escuela Nacional de Música y la docencia dentro del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. Su labor de interpretación, estudio e investigación se ha centrado en los repertorios iberoamericanos de los siglos XVI al XVIII. A partir de la investigación del más antiguo patrimonio musical cubano, Ars Longa ha abordado la interpretación y grabación de la obra de Esteban Salas (Cuba, 1725-1803), maestro de capilla de la Catedral de San­tiago de Cuba entre 1764 y 1803.

 

          

«If adventure of Chemins du baroque must have to justify itself by one only disc, that could be, perfectly, this one. The Cuban ensemble plays not only with its instrumental cash (with a subtle support or provided with a rich set of Renaissance sonorities) but also with the multiplicity of vocal accents, colors and atmospheres» (Pablo Galonce, crítica CD Gaspar Fernandes. Cancionero musical de la Catedral de Oaxaca, premio CHOC de la revista Le Monde de la Musique, Francia, Nº 281, noviembre, 2003).

 

«Abbado intuited that the popular wisdom of the Cuban musicians was apt to grant to “the cultured” Italian madrigal new sounds. He invited Teresa Paz and her musicians to Gesualdo’s native land; he worked with them during a whole week, and at the end seedtime of winds gathered the deserved “storm”: a concert (first track of festival made in tribute to Gesualdo) that shortened the distance between the distant coasts of the classic Italian madrigal and the legendary one Song Book of the Mexican cathedral of Oaxaca, that reflects with ex­quisitely the music of Latin American gold century» (Guido Barbieri, «Madrigales en salsa cubana. Abbado relee a Gesualdo», diario italiano La Repubblica, 1 de no­viembre de 2004).

 

«As much in the rhythmical carols as in the more lyrical ones, Ars Longa it shows its vocal and instrumen­tal quality. Clarity, vividness, impeccable tuning, make superior, these Ars Longa versions, from others same Padilla’s works previously recorded» (Andrés Ruiz Tarazona, crítica al CD Juan Gutierrez de Padilla, Música de la Catedral de Puebla de los Ángeles. Revista Diverdi, España, mayo 2006).

 

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC