Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2014

 

Edición 2014

Concierto


VIRTUOSISMO DEL TECLADO

Lugar


ÚBEDA, AUDITORIO DEL HOSPITAL DE SANTIAGO

Fecha


DOMINGO, 7 DE DICIEMBRE DE 2014, 20.30 H.

Director


Intérprete


CHRISTIAN ZACHARIAS, PIANO

Componentes


Programa


Domenico Scarlatti (1685-1757)

Sonata en Mi Mayor, K 162
Sonata en do menor, K 226
Sonata en Mi bemol Mayor, K 193
Sonata en fa menor, K 183
Sonata en fa menor, K 386
Sonata en si menor, K 27

Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Suite francesa nº 5 en Sol Mayor, BWV 816 (ca. 1722/25)

Antonio Soler (1729-1783)
Sonata en Fa sostenido Mayor, no. 90
Sonata en re menor, no. 24
Sonata en Re bemol Mayor, no. 88

 

 

EN COPRODUCCIÓN CON EL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL

 

 

Notas programa


Miradas preclásicas

 

Arturo Reverter

 

             

Estamos ante un programa de notable coherencia dadas las conexiones estilísticas y formales que cabe hallar entre los tres compositores elegidos. Domenico Scarlatti, uno de los músicos menos teóricos que hayan existido según Kirkpatrick, inventó un mundo propio, distinto, alejado de cualquier corriente. Sus 555 sonatas o essercizzi se apartaban de la normativa tardobarroca o ya decididamente clásica en casi todo. De todo hay en esas obras, pobladas de abundantes rasgos hispánicos, de aires de danza de distintas zonas geográficas de la Península, pero también de diseños y figuraciones muy propias de la literatura clásica que habrían de seguir Mozart o Haydn.

 

Son seis las Sonatas que nos ofrece Zacharias, todas muy distintas entre sí y pertenecientes a épocas diversas. La 162 –se sigue la numeración de Kirkpatrick–, en Mi Mayor, tiene dos partes claramente diferenciadas, Andante en 3/4, de acentos muy marcados, y Allegro en 4/4, con un tema de nuevo cuño, que varía incansablemente. Allegro vivo es la indicación de tempo para la 226, asimismo en 3/4. Es monotemática y emplea un motivo muy hispánico montado sobre una figura ascendente. El aire de danza viene servido por una compleja polifonía. La pieza es juguetona y aparece cuajada de trinos.

 

Cambiamos de compás para la 193, Allegro de nuevo. Decidido y contagioso impulso danzable, que se apoya en un accidentado curso de escalas ascendentes-descendentes. El tema de inicio, de acentuación muy marcada, sufre claras transformaciones en su segunda mitad. Acordes poderosos y un contundente trino cierran la pieza, a la que sucede la 183 en 3/4 y fa menor, que repite la célula inicial de manera constante, prácticamente sin alteraciones, aunque en diversas tesituras. La 386 es un Presto, también en fa menor. Está en compás binario y resulta especialmente racial con sus rápidas ráfagas hacia lo alto y sus imitaciones. Vertiginosa y fugaz. Esta parte del concierto se cierra con otra pieza muy sandunguera, la nº 27, que juega con los graciosos y repetidos apoyos de notas de la mano izquierda, que otorgan a la composición un aire más bien obsesivo.

 

Las Suites francesas de Johann Sebastian Bach fueron compuestas al final de la etapa de Cöthen. Nunca se ha aclarado la razón del apelativo. Lo más lógico es que provenga del hecho de que entre los movimientos de danza figuran algunos con nomenclatura gala. No presentan dificultades especiales de interpretación. La nº 5, en siete partes, posee una variedad de registros muy notable. La Allemande es singularmente polifónica y evidencia la maestría contrapuntística del autor; la Courante es rápida y alegre, a la italiana; grave y solemne, muy "francesa", la Sarabande; simple y graciosa la Gavotte, desenfadada y veloz la Bourrée, un poco desequilibrante en su 6/4 la Loure y y de impecable construcción la Gigue, un movimiento en el que Bach era imbatible.

 

No hay constancia que el Padre Antonio Soler (1729-1783) fuera discípulo directo de Scarlatti, pero supo seguir la misma senda y, al tiempo, crear un lenguaje personal, premozartiano en algún caso, que lo llevó a las puertas del clasicismo. No hay más que escuchar las tres Sonatas seleccionadas. La 90, según la numeración de Samuel Rubio, una de las más célebres, es un Allegro en Fa sostenido Mayor en 3/4 que maneja tres excitantes temas: uno primero, gracioso, que parte de un tresillo de semicorcheas; un segundo más lírico, cuajado de trinos, de línea impoluta, y un tercero, el más conocido, que circula saltarinamente por un lecho arpegiado. Hay retorno y repeticiones muy ordenadas. Una pieza de pasmosa gracilidad, que contrasta enormemente con la serenidad y aire meditativo de la extensa Sonata nº 24, Andantino cantabile en re menor, en 3/8, monotemática. Lo mismo que la nº 88, Allegro en Si bemol Mayor y 3/4, que modula episódicamente a Fa Mayor y abunda en notas repetidas.

 

Curriculum Intérprete


Christian Zacharias, piano. Las cualidades que han hecho a Christian Zacharias uno de los pianistas más famosos del mundo también le han llevado a su mayor reconocimiento como director de orquesta, director del festival, pensador musical, escritor y locutor: su integridad musical y un profundo conocimiento musical, junto a sus habilidades únicas como comunicador poético y carismático y una presencia escénica cautivadora. Zacarías mantiene una activa carrera como concertista de piano de renombre internacional, con recitales y concierto de todo el mundo. Actúa con los principales directores del mundo y dirige a las orquestas de mayor renombre; muchas de sus grabaciones han recibido premios internacionales. Su carrera como director refleja su deseo de construir colaboraciones con compañeros del entorno musical. Durante el tiempo que fue director artístico y principal de la Orquesta de Cámara de Lausana realizó muchas grabaciones con la orquesta aclamadas por la crítica. Destaca su ciclo completo de los conciertos para piano de Mozart, que ganó el Diapason d'Or, Choc du Monde y el ECHO Klassik. La grabación más reciente es la de las cuatro Sinfonías de Schumann. Zacarías ha sido "Socio Artístico" de la Orquesta de Cámara de St. Paul desde la temporada 2009/10. También mantiene estrechos vínculos con la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo, siendo el principal director invitado desde hace muchos años, y tiene una estrecha colaboración con orquestas como la Filarmónica de Los Ángeles, la Orquesta Hallé de Manchester, el Het Residentie Orkest Den Haag, la Orchestre National de Lyon, los Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks, la Bamberger Symphoniker y la Gurzenich Orquesta de Colonia. Últimamente ha dirigido su atención a la ópera, lo que le ha llevado a trabajar en producciones de ópera como La Clemenza di Tito (Mozart), así como su ópera buffa Le nozze di Figaro y La Belle Hélène de Offenbach. También ha trabajado en tres películas desde 1990: Domenico Scarlatti en Sevilla, Robert Schumann - der Dichter spricht (INA, París) y Zwischen Bühn e und Künstlerzimmer (WDR - Arte). Zacarías ha recibido numerosos premios y galardones, entre ellos el 2007 Midem Classical Award "Artista del Año" en Cannes. Después de haber sido premiado por sus contribuciones a la cultura en Rumanía en 2009, el gobierno francés le honró como "Officier dans l'Ordre des Arts et des Lettres". Con motivo de su 60 cumpleaños, la Alte Oper Frankfurt organizó un "Retrato del artista" de Christian Zacharias, presentándole como pianista, director de orquesta, músico de cámara y como acompañante de Lied. Su debut en recital en el Carnegie Hall de Nueva York en diciembre de 2011 fue un hito importante: el primer pianista alemán en 30 años. Durante la temporada 2013/14 Christian Zacharias dirigirá a la MDR Sinfonieorchester Leipzig , Hamburgo Philharmoniker, la Orquesta de Cámara de Escocia, el Royal Northern Sinfonia y la Orquesta della Svizzera Italiana. 

 

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC