Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2014

 

Edición 2014

Concierto


'PEREGRINOS PENSAMIENTOS' EN METRO MÚSICO: CHANZONETAS DE GASPAR FERNÁNDEZ SOBRE TEXTOS DE ALONSO DE BONILLA

Lugar


BAEZA, IGLESIA DEL CONVENTO DE LA ENCARNACIÓN (CARMELITAS)

Fecha


MARTES, 2 DE DICIEMBRE DE 2014, 21.00 H.

Director


FERNANDO PÉREZ VALERA

Intérprete


CAPELLA PROLATIONUM Y ENSEMBLE LA DANSERYE

Componentes


CAPELLA PROLATIONUM

Verónica Plata y Rocío de Frutos, tiples

Israel Moreno y Andrés Miravete, contraltos

Eduardo Martínez y Francisco Díaz, tenores

Javier Jiménez y Nancho Álvarez, bajos

 

ENSEMBLE LA DANSERYE

Fernando Pérez Valera, corneta, sacabuche, flautas

Juan Alberto Pérez Valera, chirimías, bajoncillos, flautas

Luis Alfonso Pérez Valera, sacabuche, flautas

Eduardo Pérez Valera, bajón, chirimías, flautas 

Manuel Quesada Benítez, sacabuche

 

Proyecto musicológico: Javier Marín López

Programa


Gaspar Fernández (1563/71-1629), música

Alonso de Bonilla (ca. 1570-1635), texto

 

I

Pieza sin texto (4vv, para ministriles)

En tres casas de ajedrez, Reyes, 1615 (3vv)

Aunque por extraños modos, chanzoneta al Santísimo Sacramento, 1616 (4vv)

Virgen a parir de atreves, a la Virgen, sin fecha (4vv)

Si a Belén Carillo vas, letra al Nacimiento, 1615 (4vv)

 

II

Pieza sin texto (4vv, para ministriles)

Cenemos que es Nochebuena, Navidad, 1614 (5vv)

¿Quién es la Iglesia romana?, Reyes, 1615 (5vv) 

De estas ovejas de acá, coloquio de Navidad, 1615 (5vv) 

Si es que a adorarme os provoco, chanzoneta

"en que habla en [sic] Niño con el Rey Negro", ¿1615? (5vv)

 

III

Si de amor la viva fragua, 1610 (5vv, para ministriles) 

Hoy a la Reina en su día, Natividad de la Virgen, 1616 (5vv) 

Algún bocado de pan, chanzoneta de un pobre, 1616 (6vv) 

¿Sabes, Bras, cómo entre el heno?, coloquio al Nacimiento, 1615 (6vv) 

Hombre, no estés descuidado, Santísimo Sacramento, 1616 (8vv) 

 

 

Fuentes:

Música: Cancionero poético-musical de Gaspar Fernández o Cancionero de Oaxaca (Archivo Musical de la Catedral de Oaxaca, México, Gaspar Fernández, manuscrito autógrafo, 1609-1616)

Texto: Peregrinos pensamientos, Alonso de Bonilla (impreso, Baeza, 1614)

Estudio musical y reconstrucción facsímil: Ensemble La Danserye, 2014

 

CONMEMORACIÓN DEL IV CENTENARIO DE LA PUBLICACIÓN DE PEREGRINOS PENSAMIENTOS DE ALONSO DE BONILLA (1614)

 

EN COLABORACIÓN CON EL OBISPADO DE JAÉN

 

Notas programa


Peregrinos pensamientos en metro músico

 

Javier Marín López

 

No se olvidó Baeza

de llamar a Bonilla

Octava en el Parnaso Maravilla

honrando su cabeza

los laureles sagrados

a las divinas musas dedicados

(Lope de Vega, El Laurel de Apolo,

Madrid, 1630, fol. 20v)

 

 

En 1614 el poeta baezano Alonso de Bonilla y Garzón (ca. 1570-1635) daba a la estampa en los talleres de Pedro de la Cuesta su primera gran antología de poemas, Peregrinos pensamientos de misterios divinos en varios versos y glosas dificultosas, cuya portada incorporaba una dedicatoria no menos expresiva: "a la persona de Jesucristo Redentor, Dios nuestro". Este grueso volumen, con sus 688 poemas, constituye uno de los ejemplos más tempranos y acabados de la corriente literaria conceptista, como ya declara su título, en el que lo peregrino es sinónimo de lo raro y extraño, lo velado e ingenioso, lo interpretable de diferentes formas o lo de significación inexacta. Ello permite alinear a Bonilla entre los precursores del movimiento junto al gran poeta segoviano Alonso de Ledesma.

 

Al igual que otras muchas antologías de poesía conceptista sacra, muy acordes con la imperante mentalidad contrarreformista, los Peregrinos pensamientos de Bonilla pronto fueron embarcados a América, según indican los registros de navíos del Archivo General de Indias. Desconocemos las conexiones de Bonilla con el Nuevo Mundo, más allá de sus largas estancias en la Córdoba andaluza (ciudad donde se desposó y nacieron algunos de sus hijos) y un hipotético parentesco con el clérigo cordobés Alonso Fernández de Bonilla, quien fue deán y arzobispo de México entre 1592 y 1600. Bonilla fue un poeta reconocido en su tiempo, alabado por Lope de Vega en varias de sus obras, entre ellas el Laurel de Apolo. Pero lo que quizá ni el mismo Bonilla esperaría es que al año siguiente de publicar su libro, en la Nochebuena de 1615, el compositor Gaspar Fernández pondría en metro músico algunos de sus poemas para ser cantados en la Catedral de Puebla (México), donde ejercía como maestro de capilla. Ello no es sorprendente ya que la ciudad angelopolitana, importante centro cultural y eje comercial que unía el puerto de Veracruz con la ciudad de México, estaba bien surtida de las novedades bibliográficas salidas de las imprentas europeas, embarcadas el mismo año de su edición y conocidas en Puebla antes que en la propia capital virreinal y otros muchos lugares de la península ibérica. El presente concierto, celebrado con ocasión del cuarto aniversario de la publicación de los Peregrinos pensamientos, ofrece en primicia una selección de textos de Bonilla musicalizados por Fernández para la catedral angelopolitana.

 

El conocimiento de los principales avatares biográficos y profesionales de Bonilla los debemos a los estudios del profesor Dámaso Chicharro. Nacido y presuntamente formado en Baeza (quizá al abrigo de su famosa universidad), Bonilla disfrutó a lo largo de su vida de una desahogada posición económica debido no tanto a su reconocida profesión como "gran artífice" de la platería, sino a la de mercader y prestamista adinerado, lo que ha hecho especular a algunos sobre su condición de judío converso. En el expediente de ordenación sacerdotal de su hijo, una testigo afirmó que Bonilla disponía de "muy buenas casas, con huerto y bodegas valiosas, muy buen aparato de casa, cuadros de pintura de mucha estima, que todo demuestra que vive con descanso". A lo largo de su vida Bonilla publicó tres grandes antologías poéticas: Peregrinos pensamientos (1614), Nuevo jardín de flores divinas (1617) y Nombres atributos de la impecable Virgen María Señora Nuestra (1624), todos editados en Baeza por Pedro de la Cuesta y los dos últimos con prólogo de Lope de Vega. Además, dio a la imprenta diversos cuadernos más breves, entre ellos Glosas a la Inmaculada y Pura Concepción (1615) y Letras romances nuevos al Santísimo Sacramento (1617). En total, más de 1800 poemas sacros, compuestos para ser recitados en justas poéticas y/o musicalizados por los maestros de capilla catedralicios. De hecho, la poesía de Bonilla presenta una musicalidad per se, derivada de la disposición de acentos y la reiteración de fonemas. No es de extrañar, por tanto, que sus dulces versos resultasen inmediatamente atractivos a los músicos de su época, entre los que figuraban no sólo el citado Fernández sino también Manuel de Tavares (†1638), maestro de capilla de la seo baezana en tiempos de Bonilla y autor de la música para varios villancicos basados en sus poemas.

 

Por lo que toca al autor de la música, Gaspar Fernández, se hace imprescindible mencionar la radical transformación operada en su biografía en los últimos años merced a las investigaciones de Omar Morales. Este musicólogo guatemalteco ha demostrado, con una sólida base documental, que el Gaspar Fernández oriundo de Portugal, activo como cantor y organista en 1590 en un destacado centro artístico como era la Catedral de Évora antes de su hipotético viaje a Guatemala, no tiene nada que ver con el Gaspar Fernández de Guatemala y Puebla. Este último era un músico natural de la provincia guatemalteca, registrado como clérigo de corona, maestro de los mozos de coro, rector del Colegio Seminario, copista de música y maestro de capilla en Guatemala (1596-1606) antes de recalar en Puebla, donde se desempeñó como maestro entre 1606 y 1629.

 

Este giro en la biografía de Fernández, compositor local nacido y formado en una región periférica desde el punto de vista geográfico, económico y cultural (si la comparamos con otras áreas de la América hispana) acrecienta aun más el valor y sutileza de su producción musical, reflejo de un momento de transición estilística y reunida en el llamado Cancionero poético-musical de Gaspar Fernández, un libro manuscrito autógrafo que contiene casi 300 composiciones sacras, en su mayoría en romance dedicadas a la Navidad y el Corpus y fechadas entre 1609 y 1616. El cuaderno fue llevado poco después (quizá en 1620) a la Catedral de Oaxaca, donde aun se conserva, siendo el corpus más temprano de villancicos de toda América (de ahí la denominación alternativa de Cancionero de Oaxaca). Su delicado estado de conservación ha ocasionado la pérdida de notas musicales en muchas páginas, dificultando la reconstrucción de algunas obras e impidiendo la de otras.

 

Tras comparar el contenido del Cancionero con la edición de Peregrinos pensamientos realizada por Juan Cruz (2004), el número provisional de piezas de Fernández sobre textos de Bonilla asciende a 19, todas ellas situadas en la parte final del manuscrito, pues están datadas entre 1614 y 1616. De ellas damos a conocer doce en el presente concierto, acompañadas de tres piezas sin texto que se interpretarán instrumentalmente. Hasta donde tenemos noticia, estas obras –excepto Si de amor la viva fragua- permanecen inéditas ya que el Cancionero sigue un orden cronológico sistemático y el primer volumen que publicó Aurelio Tello con la edición moderna del manuscrito reúne sólo las 60 primeras piezas, compuestas en 1609 y 1610. Por otro lado, y aunque Bonilla es uno de los poetas mejor representados en cuanto a número de poemas, es necesario señalar que no es el único que aflora en sus pautas del Cancionero. Hace años Margit Frenk estableció concordancias textuales con otros poetas, entre los que se encuentran los más destacados exponentes de la poesía áurea: los ya citados Lope y Ledesma, Luis de Góngora, Gaspar de los Reyes, José de Valdivielso o Fernán González de Eslava, castellano radicado en México.

 

La mayoría de las piezas de Bonilla musicalizadas por Fernández son chanzonetas, género por el que Bonilla mostró predilección por sus connotaciones populares:

 

Aunque en todos los demás géneros de poesía se cumple con los cuatro importantes y forzosos requisitos, que son hermosura de verso, claridad de estilo, realce de palabras y alteza de pensamiento, este nombre de chanzoneta promete más, pues no sólo ha de incluir las circunstancias advertidas pero [sic] ha de ser adornada con algún agradable hispanismo, honesto refrán, gracioso adagio o alguna sentencia, con alusión de juramento, aplicada con suaves y católicos términos, con palabras equívocas que hagan dos sentidos, y otros varios sainetes que despierten y provoquen el apetito interior del alma causándole alguna espiritual risa (Prólogo, Nuevo jardín de flores divinas, 1617).

 

Como buen poeta conceptista, los textos de Bonilla destacan por su concisión, artificio e intensidad semántica, lograda por medio múltiples y diversos juegos o figuras literarias: antítesis (oposición de contarios: "brotando llamas el hielo" en Si a Belén Carillo vas); hipérbatos (alteración del orden lógico de palabras en una oración: "un parto sin detrimento de un Virgen podrás ver" en Si a Belén…; o "ha de ayunar por mí quien [en el sentido de ‘por uno que’] nace cuarenta días", agradeciendo el personaje con su abstinencia en Nochebuena, el ayuno de cuarenta días de Cristo en el desierto, en Cenemos que es Nochebuena); símiles (comparación de dos términos que comparten alguna característica: "frío como nieve estoy" en Virgen, a parir te atreves, o "no hay cena como el ayuno" en Cenemos…); aliteración (repetición de sonidos consonantes: "verás mo en cama escasa" en Si a Belén…); enumeración (Si a Belén… cuenta las "mil maravillas" que Carillo admirará si viaja a Belén); e interrogación retórica (pregunta de la que no se espera respuesta, frecuentes en ¿Quién es la Iglesia romana? y Sabes, Bras, cómo entre el heno).

 

Para ejemplificar elevados conceptos teológicos asociados a las virtudes marianas y los misterios de la vida de Cristo, Bonilla acude al humor y a oficios y diversiones cotidianas como el pastoreo, los toros, el juego de ajedrez o la cocción del pan, sin olvidar el desfile de personajes populares como Carillo, Bras o Gil. Ello permite que incluso los dogmas más abstractos y contenidos sean comprensibles al pueblo llano a través de brillantes y logradas metáforas, algunas con personificación. Así ocurre con poemas asociados a la transubstanciación de la hostia (Aunque por extraños modos exhorta al alma a tomar la comunión porque en "esta venta del mundo [definido como un "verdugo cruel"] basta un bocado de Dios") o a la inmaculada concepción ("¿Cómo te hace obediencia la nieve más blanca y pura?" en Virgen a parir…). Como forma literaria predilecta Bonilla hace uso de la redondilla, ya sea sola o encadenada con otra redondilla que suele rematarse con una respuesta que hace las veces de estribillo. El uso de determinados vocablos personificados (llama, alma, amor, cena) confieren a algunos textos una contención que recuerda a San Juan la Cruz.

 

Por su parte, Fernández desarrolla distintos procesos de adaptación del texto en su musicalización polifónica, dentro de un marco formal tan rudimentario como ingenioso. A excepción de En tres casas de ajedrez y Virgen, a parir de atreves, todas las obras presentan una estructura de estribillo y coplas (a veces con respuesta, como ocurre en Algún bocado de pan y Hoy a la reina en su día). Sin embargo, en algunos casos resulta curioso que parte del texto inicialmente pensado por Bonilla como copla es utilizado por Fernández como segunda o tercera letra del estribillo. Un estudio de sus villancicos releva el uso de un patrón formal recurrente que Fernández emplea como molde estructural. La pieza se inicia con una voz a solo (o en diálogo con otra) que presenta el estribillo completo, integrado por cuatro o cinco versos. A continuación, se desarrolla un contrapunto imitativo ya con participación de todas las voces sobre el texto de la segunda parte del estribillo. Le sigue una continuación una nueva musicalización polifónica del estribillo completo, con ocasionales secciones homorrítmicas. Las coplas se interpretan por un número menor de voces (con frecuencia a solo o dúo) y remiten a la segunda parte del estribillo. Casos prototípicos de lo descrito los encontramos en Si a Belén Carillo vas o Aunque por extraños modos. Aunque obviamente hay excepciones (por ejemplo, en ¿Quién es la Iglesia romana? no hay inicio solista o a dúo, sino que todas entran de manera contrapuntística desde el comienzo), Fernández muestra una cierta consistencia en el empleo de este molde estructural. El componente dialoguístico, muy presente en el texto, se ve potenciado en su realización polifónica al disponer los versos en boca de distintas voces (o grupos de voces); ello se aprecia de forma particularmente clara en Virgen, a parir de atreves (donde un personaje formula preguntas retóricas que responde la Virgen) y ¿Sabes, Bras, cómo entre el heno?, donde Gil y Bras se debaten entre devolver o quedarse lo que han encontrado, refiriéndose al Cristo que acaba de nacer.

 

Gaspar Fernández es uno de los compositores más interpretados en la actualidad por conjuntos de música antigua, y no por casualidad. Lo hacen singular su fina sensibilidad para la elección de los textos, su vivacidad rítmica, el sutil manejo de la textura, articulada por juegos retóricos de pregunta-respuesta, la expresividad de sus desnudas melodías y la teatralidad inherente a los diálogos de sus chanzonetas, que expresan elevados conceptos teológicos a través de rústicos personajes. Y, sobre todo, el medio en el que produjo estas miniaturas polifónicas. Peregrinos pensamientos y juegos de ingenio y agudeza pues, no sólo en el texto sino también en su realización musical.

 

TEXTOS

Se adjuntan los textos completos de las piezas vocales, tal y como aparecen en la obra de Alonso de Bonilla Peregrinos Pensamientos (Baeza, 1614). Algunos de los textos no aparecen musicalizados al completo en los villancicos de Gaspar Fernández.

 

En tres casas de ajedrez

En tres casas de ajedrez,       

una negra y blancas dos,       

dio a la gentilidad Dios         

jaque y mate de una vez.       

 

Jaque y mate da este día       

un Rey a tres majestades:

el jaque a las voluntades,

y el mate a la idolatría.

Que solo en este ajedrez

hubo a un tiempo lances dos,

pues dio a los gentiles Dios

jaque y mate de una vez.

 

Gran jaque, pues estas piezas

huyen de eterna prisión:

y gran mate, pues dragón      

mata de siete cabezas.

Y estas casas de ajedrez,

una negra y blancas dos,

con jaque y mate de Dios

gana la gloria esta vez.         

 

Virgen a partir de atreves

Virgen, ¿a parir de atreves

entre nieve? Absorto estoy

¿No ves, pecador, que soy

la señora de las nieves?

 

¿Nieve y en portal angosto

no te basta a penetrar?

¿No ves que sé yo mandar

la nieve por el agosto?

Si de tus quicios la mueves

sacra adoración te doy,

¿bien puedes, hombre, que soy

la señora de la nieves?

 

¿Cómo te hace obediencia

la nieve más blanca y pura?

Como excede a su blancura

el blanco de mi inocencia.

Pues si mandarla te atreves

frío como nieve estoy.

Yo te encenderé, que soy

la señora de las nieves.

 

Aunque por extraños modos 

Aunque por extraños modos

te engañe el mundo infiel,

no te pares, alma, en él,

comer y Cristo con todos.

 

No puede haber glorias dos

camina al reino jocundo,

que en esta venta del mundo

basta un bocado de Dios.

Que engaña por varios modos

este verdugo cruel,

no te pares, alma, en él,

comer y Cristo con todos.

 

Dichosa si de él te escapas,

y más dichosa en tener

al mismo Dios que comer

donde se comen las capas.

Busca a Dios por varios modos,

dejando al mundo infiel,

no te pares, alma, en él,

comer y Cristo con todos.

 

Si a Belén Carillo vas

Si a Belén, Carillo, vas

mil maravillas verás.

 

Verás estrellado el cielo,

y en un portal sin umbrales

los alcázares reales

del emperador del cielo.

Brotando llamas el hielo,

y en un gusano engastado

aquel diamante increado

sin límite ni compás,

mil maravillas verás.

 

Aquel cedro excelso y grave

de la sustancia divina

verás que su cuello inclina

al heno humilde y suave.

Verás que entre pajas cabe

aquel poderoso grano,

que el labrador soberano

ni tuvo ni sembró más,

mil maravillas verás.

 

Verás que el dosel colgado

de telarañas da sombra

a aquel que pisa la alfombra

del serafín abrasado.

Y el poderoso brocado

verás debajo el sayal,

que por ser de tu metal

a su metal subirás,

mil maravillas verás.

 

Un parto sin detrimento

de una Virgen podrás ver,

lo que no pudo caber

en humano entendimiento.

Y aquel angular cimiento

de la piedra imán famosa,

que a su virtud generosa

tu hierro levantarás,

mil maravillas verás.

 

Verás cómo en cama escasa

puso al rey del cielo amor,

que como gran jugador

le traspuso en otra casa.

Y subir de casa en casa

el peón de humanidad

a pieza de Majestad

que del tablero es lo más,

mil maravillas verás.

 

Cenemos que es Nochebuena

Cenemos, que es Nochebuena,

no ceno yo en día de ayuno.

¿Por quién ayunas?

Por uno

que se ha de dar hecho cena.

 

Nochebuena de alegrías

¿por qué has de ayunarla, di?

Porque ha de ayunar por mí

quien nace cuarenta días.

¿Hay sin cenar Nochebuena?,

no hay cena como el ayuno.

¿Por quién ayunas?

Por uno

que se ha de dar hecho cena.

 

Gozar esta noche pienso

lumbre y fruta de sartén.

Otra fruta hay en Belén

que es lumbre de Dios inmenso.

Pues, ¿qué cosa es Nochebuena?

Dios niño, por quien yo ayuno.

¿Quién es ese Dios?

Es uno

que se ha de dar hecho cena

 

¿Quién es la Iglesia romana?

¿Quién es la Iglesia romana?

Yo soy la Iglesia, y verdad,

¿qué buscáis, gentilidad?

La majestad soberana

yo la tengo en carne humana,

pues adorarla queremos.

Todos. Venite, adoremus.

 

¿Qué manda el Dios de Israel?

Que no adore el hombre estulto,

bultos de dioses a bulto,

¿pues no hay otros Dios más que Él?

Él solo es deidad fiel,

pues adorarle queremos.

Todos. Venite, adoremus

 

Ser sol, nos dijo la estrella,

y a un sol que justificó

la estrella de quien nació,

no la tiene Dios más bella.

Adorad al Sol y a ella,

a entreambos adoraremos.

Todos. Venite, adoremus.

 

Dicen que es capitán fuerte,

y aun de esa gentilidad

hará gente en cantidad,

¿contra quién, o de qué suerte?

contra el infierno y la muerte,

pues dejad le adoraremos.

Todos. Venite, adoremus

 

Si es que a adorarme os provoco

Si es que a adorarme os provoco

cumplid, negrito, el deseo,

Niño, el coco

bien le veo,

sin miedo le toco,

que, aunque niño, soy el coco

de otro negrazo más feo.

 

Aunque soy rey soberano

llegad, que en tanto os estimo,

que si vos me llamáis primo

os he de llamar hermano.

Que no estima Dios en poco

esa negra tez y arreo,

Niño, el coco

bien le veo,

sin miedo le toco

que, aunque niño, soy el coco

de otro negrazo más feo.

 

Sois en dar tan manifranco

que si un sol negro os ha hecho,

hoy os hará por tal hecho,

el sol de justicia blanco.

Y en tanto que os miro y toco,

haced el dichoso empleo,

Niño, el coco

y bien le veo,

no lloro de poco,

que soy el asombro y coco,

de otro negrazo más feo.

 

Destas ovejas de aca

De estas ovejas de acá

no cuide el lobo enemigo,

pues niño, ¿quién cuidará?

Como ellas vengan conmigo

mi padre las guardará.

 

Por una oveja perdida

dejó las noventa y nueve,

pues decid, niño, ¿qué os mueve?

haberle yo dado vida,

y si conmigo no va

seguirá el lobo enemigo,

pues, ¿quién la defenderá?

Como ellas vengan conmigo

mi padre las guardará.

 

Hanse muchas despeñado

por la ausencia de pastor,

decid, ¿por dónde, Señor?

por las peñas del pecado;

mas del remedio que habrá

al tiempo doy por testigo,

¿qué es lo que atestiguará?

Que como vengan conmigo

mi padre las guardará.

 

Vengo a señalar las buenas

que me caben por herencia,

¿qué color las diferencia?

la del humor de mis venas

y esta no se hallará

en las que huyen mi abrigo,

pues, ¿otro medio no habrá?

Como ellas vengan conmigo

mi padre las guardará.

 

Hoy a la Reina en su día

Hoy a la reina en su día

pienso colgar, ¿quién la fía?

Tate, no la colguéis vos,

pues de los ojos de Dios

está colgada María.

 

Hasta ver buenas fianzas

pienso colgar su persona,

basta que de su corona

colguéis vuestras esperanzas.

Pues en señal de alegría

¿no la colgaré en su día?

no la podéis colgar vos,

pues de los ojos de Dios

está colgada María.

 

Pues hoy toca nuestro suelo,

hágame una buena manda,

basta tomar la demanda

de vuestro pleito en el cielo.

Pues en la ley de cortesía

¿no la colgaré en su día?

Tate, no la colguéis vos,

pues de los ojos de Dios

está colgada María.

 

¿Sabes, Bras, como entre el heno?

¿Sabes, Bras, como entre el heno

un rico Agnus me hallé?

Muestra, Gil, de oro es a fe,

mas dalo a Dios que es ajeno.

 

¿Ya no es mío?

Por Dios bueno,

¿no sabes que ese Agnus Dei,

el marzo pasado al rey

se le deslizó del seno?

 

Dime, Bras, este interés

¿no es del que se lo halló?

Pregónalo, y cuando no,

sabe que de pobre es.

 

Pues si arrojado entre el heno

¿yo por suerte lo hallé?

Debes pregonarlo a fe,

o dar a pobres lo ajeno.

¿Yo soy pobre?

Por Dios bueno

vuelve al dueño ese Agnus Dei,

que yo sospecho que al rey

se le deslizó del seno.

 

Yo pretendo, Bras amigo,

alzarme con tal riqueza.

No te canses que esa pieza

no es para ti solo, digo.

 

Bras, pues, ¿volveré lo ajeno

y hallazgo pediré?

Daránte otro tanto a fe

como vale, aunque es muy bueno.

¿Pues ya voy?

Ve como un trueno

Gil, y ofréceselo al rey,

yo que sé que ese Agnus Dei

se le deslizó del seno.

 

Algún bocado de pan

¿Algún bocado de pan

hallaré en algún cristiano?,

perdone por Dios, hermano,

la injuria y se lo darán.

 

Denme, por el dulce nombre

de Jesús, algún remedio,

porque su mal tenga medio

perdone por Dios al hombre.

¿Un consuelo no me dan

adonde hay tanto cristiano?,

perdone por Dios, hermano,

la injuria y se lo darán.

 

¿Ningún alma se dispone

a darme remedio alguno?

qué pobre tan importuno,

¿no le han dicho que perdone?

Contemplen los que aquí están

que me vide libre y sano,

perdone por Dios, hermano,

y la salud le darán.

 

Hombre, no estés descuidado

Hombre no estés descuidado

del Dios de inefables nombres,

porque se come los hombres,

que es valiente cuanto osado.

 

Venga, pues, que si a mi lado

amor la demanda toma,

vive Dios que me lo coma,

por Jesucristo adorado.

 

Yo sé que si viene a ti,

que te ha de comer sin duda,

pues a fe si amor me ayuda

que se ha de acordar de mí.

 

No podrás, aunque esforzado,

mirarle sin que te asombres,

porque se come los hombres,

y yo sé que te ha buscado.

 

¿No tengo amor yo a mi lado,

que de Dios las fuerzas doma?,

vive Dios que me lo coma

por Jesucristo adorado.

 

Y en competencia los dos,

¿para Dios tendrás tus manos?,

sí, que todos somos sanos

ya por la gracia de Dios.

 

No tendrá para un bocado,

el Dios de inefables nombres,

en todos juntos los hombres,

mira qué bien lo has mirado.

 

Pues no está Dios engañado,

que si en mí su hambre doma,

vive Dios que me lo coma

por Jesucristo adorado.

 

Curriculum Intérprete


Capella Prolationum. Es un conjunto vocal que pretende recrear las capillas musicales existentes desde la Alta Edad Media hasta el siglo XVII, centrándose sobre todo en el Renacimiento. Sus objetivos son el estudio, la investigación y la interpretación del repertorio sacro de esta época siguiendo criterios históricamente informados. Entre ellos, destaca el manejo exclusivo de fuentes originales, tanto desde el punto de vista teórico como para la interpretación de música práctica, principalmente de "canto de órgano" (polifonía), que permiten una aproximación más fiel a las prácticas musicales de las capillas eclesiásticas de la época. En esta línea realizan su primer proyecto en el marco del XVII Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza (2013), dedicado al maestro mexicano Francisco López Capillas, con un concierto junto con La Danserye desde el facistol de la Catedral de Baeza, enmarcado en el Congreso Internacional Sones de ida y vuelta: músicas coloniales a debate (1492-1898). El grupo está formado por cantantes con una amplísima formación y experiencia en el mundo vocal, perteneciendo a diversos coros y agrupaciones de reconocido prestigio, con las que han actuado por toda la geografía mundial en importantes festivales y eventos musicales: Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Semana de Música Antigua de Aracena, Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, Festival de Música Antigua de Sevilla, Semana de Música Religiosa de Cuenca, Festival de Música Antigua de Calasparra, Semana de Música Española de Cádiz, Festival Styriarte de Graz (Austria), Festival Musique et Historie Abbaye de Frontfroide (Francia) y Köthener Bachfestagge de Köthen (Alemania), entre otros. Pertenecen a conjuntos como el Coro Barroco de Andalucía, Vandalia, La Capella Reial de Catalunya, Nova Lux, Musica Ficta, La Grande Chapelle o el Collegium Vocale de Gante, trabajando con especialistas como Carlos Mena, Ana Huete, Lambert Climent, Lluís Vilamajó, José Hernández Pastor o Harry Christopher, entre otros, y siendo dirigidos por directores de prestigio internacional, como Jordi Savall, Gabriel Garrido, Josep Pons, Diego Fasolis, Christophe Coin, Christophe Rousset, Monica Huggett o Philippe Herreweghe.

 

Ensemble La Danserye. Se crea en 1998 en Calasparra (Murcia, España) con el objetivo de investigar, recrear y difundir la música y los instrumentos de viento desde el final de la Edad Media hasta el principio del Barroco, especializándose en el periodo del Renacimiento. Todos sus miembros se dedican a la investigación y reconstrucción de instrumentos de viento, formando su propio taller desde el principio, completando su formación como intérpretes con prestigiosos profesores en diferentes cursos y clases magistrales: Jean Tubéry, Josep Borràs, Douglas Kirk, Renate Hildebrant, Jordi Savall o Jeremy West. Igualmente muestran una gran inquietud por el mundo de los ministriles y el papel que desempeñaron en el mundo cultural de los siglos XVI y XVII, desarrollando tareas de investigación con musicólogos como Juan Ruiz Jiménez, Javier Marín López, Douglas Kirk y Michael Noone, entre otros. Actualmente se centran en la interpretación de la música bajo una perspectiva históricamente informada, conjugando los diferentes aspectos de investigación e interpretación con el objeto de ofrecer un producto musical de calidad con el máximo rigor histórico posible. En este sentido, La Danserye ha participado en numerosos festivales y ciclos especializados en España, Francia, Bélgica, Holanda y México, principalmente con proyectos relacionados con la recuperación del patrimonio musical español, aspecto con el cual se encuentran muy sensibilizados y dentro del cual han realizado dos grabaciones pioneras a nivel mundial publicadas a finales de 2013 y centradas monográficamente en dos de los escasos libros para ministriles conservados. La primera de ellas, Ministriles novohispanos: obras del manuscrito 19 de la Catedral de Puebla de los Ángeles, a partir del manuscrito conservado en el archivo de la Catedral de Puebla (México), ha sido publicada por la Sociedad Española de Musicología dentro de la colección "El Patrimonio Musical Hispano". Casi simultáneamente, el sello Lindoro publica el registro Yo te quiere matare. Ministriles en Granada en el siglo XVI, que constituye la primera grabación monográfica sobre la música conservada en el manuscrito 975 del Archivo Manuel de Falla (Granada), un libro para uso de ministriles vinculado a la Capilla Real de Granada en la segunda mitad del siglo XVI. En 2014 han sido seleccionados para participar en el Fringe del MAfestival de Brujas (Bélgica) y el Fabulous Fringe del Festival de Música Antigua de Utrecht (Holanda) con el proyecto "Christe Potens Rerum: early wind bands in Spain and the New World", basado en el repertorio contenido en los libros de ministriles de Granada y Puebla.


 

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC