Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2013

 

Edición 2013

Concierto


MÚSICA RELIGIOSA EN LA CÓRDOBA ILUSTRADA: “DOMINE” Y “DIXIT DOMINUS” DE JAIME BALIUS Y “STABAT MATER” DEL VI CONDE DE FERNÁN NÚÑEZ

Lugar


ÚBEDA, AUDITORIO DEL HOSPITAL DE SANTIAGO

Fecha


JUEVES, 5 DE DICIEMBRE DE 2013, 20.30 H.

Director


Javier Sáenz-López

Intérprete


ORQUESTA DE CÓRDOBA Y CORO ZIRYAB

Componentes


 

SOLISTAS

 

Inmaculada Almeda, soprano

Inmaculada Almeda

 

Cristina Guerbós, mezzosoprano

Cristina Guerbós

 

Pablo García-López, tenor

Pablo García López

 

 

ORQUESTA DE CÓRDOBA

 

Isel Rodríguez Trujillo, concertino, Artaches Kazarian, ayuda de concertino

Ángel Guzmán Corrochado, Pedro Pedraza Martínez,

Rafael E, López Velasco, Igmar Alderete Acosta, violines I

 

Igmar Alderete Acosta*, Eugenio B.Valdés Weiss**, Iouri Petrossian, ayuda de solista, Diego Barbieri Gordo, Alejandro Muñoz Aguilar,

José Antonio Peñarroja Torres, María Teresa Gutiérrez Martín, violines II

 

Jorge Hernández, solista, Mercedes Serrano, ayuda de solista,

York H. Thomsen, Dorin-Petre Sima, violas

 

Mikhail Milman, solista, Vera Kuligina, ayuda de solista,

Deborah J. Yamak, violonchelos

 

Gabriele Friscia, solista, Nazaret Kiourtchian, ayuda de solista, contrabajos

 

Pau Rodríguez Hidalgo, solista, Carlos Amado del Rosario Fernández, oboes

Jose Giner Romaguera, solista, Sara Galán Rica, fagotes

Jesús Miquel Villaba, solista, Gustavo Canet Estorneill, trompas

 

Anabell Vilaró, clave

 

* Solista en Stabat mater

** Solista en Dixit Dominus

 

Orquesta de Córdoba

 

 

CORO ZIRYAB

 

María Alonso Ayala*, Elena Castillo García, Rafi Cuenca Moyano, Esperanza Delgado Camacho, Mª José Jiménez Jiménez, Carmen Marín Márquez, Inmaculada Mohedo Caballero, Mariló Molina Caballero, Sara Montero Pérez, Mª Luisa Muñoz López, Irene Muñoz Martín, Mª Dolores Ortega Porras, Beatriz Pecero Romero, Sonia Romero Jiménez, Eva Ruano Luque, Carmen Ruiz Bernier, sopranos

 

Lourdes Torronteras López*, Isabel Ales Roldán, Nuria Álvarez Martínez, Mª Ángeles Avilés Fernández, Carmen Becerra Rodríguez, Anabel Caballero Fernández, Mª José Cantos Castellanos, Ana Castellano González, Juana Castillo Huertas, Nuria Díaz Asensio, Genoveva García Ruiz, Mayte Jiménez Romera, Emily Kinsey, Cristina Serrano Ortiz, Beatrith Uceda López, Pilar Vigara Jurado, contraltos

 

Víctor Herrero Pareja*, Miguel Fernández Andrade, Gonzalo J. Herreros Moya, Ernesto Lovera Pascual, Francisco Javier Merino Sierra, Horia Mihon, Jerónimo Moreno Varo, José Luis Recio Gutiérrez, Sergio Reina García, Gonzalo Rodríguez Varo, Ángel D. Sevilla González, Rafael Valentín Casanova, Rafael Vázquez López, Miguel L. Vigara Durán, tenores

 

Pascual Moreno Calderón*, César Araujo Rodríguez, Tomás Castillo García, Francisco J. Cienfuegos Ruiz, Jesús Mª Conde López, Francisco J. Herrera Romero, Juan de Dios Huertas Maestre, José Miguel Ibáñez Martínez, Alejandro Navarro Lara, José Mª Sanjurjo Diz, Gonzalo Vauthey García, barítonos-bajos

*Jefes de cuerda

 

Silvia Mkrtchyan, pianista

Javier Sáenz-López, director

 

Coro Ziryab 

 

Programa


 

Jaime Balius y Vila (Barcelona, 1750-Córdoba 1822)

Versículo Domine ad adjuvandum me y salmo Dixit Dominus, 1799 (SATB, 2 oboes, bajón, 2 trompas, cuerda y bajo continuo)*

Domine ad adjuvandum me festina

1. Dixit Dominus - Donec ponam - Virgam virtutis - Tecum principium

2. Juravit Dominus - Dominus a dextris - Judicabit in nationibus - De torrente

3. Gloria Patri et Filio – Sicut erat in principio

 

D. Carlos Gutiérrez de los Ríos, VI conde de Fernán Núñez (Cartagena, 1742-Madrid, 1795)

Secuencia Stabat Mater, 1793 (dos sopranos, cuerda y continuo)**

1. Stabat Mater

2. Cuius animan

3. O quam tristis

4. Quae moerebat

5. Quis est homo

6. Pro peccatis

7. Vidit suum

8. Eia mater

9. Fac ut ardeat

10. Sancta Mater

11. Tui nati

12. Juxta crucem

13. Virgo Virginum

14. Inflamatus

15. Fac me cruce

16. Quando corpus - Amen

 

 

Transcripción y edición:

* Luis Pedro Bedmar Estrada

Archivo musical de la Catedral de Córdoba

 

** Luis Bedmar Encinas

Archivo del Monasterio de La Encarnación de Madrid

 

 

EN COLABORACIÓN CON LA AGENCIA ANDALUZA DE INSTITUCIONES CULTURALES 

 

Agencia Andaluza de Instituciones Culturales - Consejería de Cultura y Deportes 

 

Notas programa


 

Jaime Balius y Vila

 

Luis Pedro Bedmar Estrada

 

Desde muy pronto manifiesta su interés por la música, ingresando en la Escolanía de Montserrat y en 1778, con veintiocho años, ya es maestro de capilla de la Catedral de La Seu d’Urgell. En 1781 es nombrado maestro de capilla de la Catedral de Gerona. Allí permanecerá hasta 1785 en que llega a Córdoba, donde ocupará dicho cargo tras aprobar unas duras oposiciones, las cuales, comenzaron la tarde del lunes 9 de mayo de 1785, y el villancico La fábrica suprema fue la primera obra que compuso para la prueba, además de un salmo, un recitado-aria, un motete y un himno. Viendo estas cinco composiciones, podemos comprobar que no son obras menores, ni en extensión ni en la plantilla empleada, ya que cuatro de ellas son para 2 coros y orquesta, y sólo una, el recitado-aria, es para un solista y orquesta. En el caso del villancico, tiene una introducción orquestal de 96 compases, una de las más largas de todas sus obras. El día 3 de junio, y tras las deliberaciones del tribunal, se hace público que el ganador de la oposición es Jaime Balius y Vila. En sesión capitular de 7 de junio de 1785 se presentó su genealogía y se dispuso la ejecución del expediente de limpieza de sangre. Desde entonces hasta su muerte en 1822 será maestro de capilla de la Catedral de Córdoba, con tan sólo un paréntesis de dos años en que marcha a Madrid para ocupar el magisterio de capilla del Real Monasterio de la Encarnación, puesto del que tomó posesión el 13 de agosto de 1787 y en el que permaneció hasta el 10 de junio de 1789 en que vuelve Córdoba. Así pues, 35 años en los que desarrolló su función como Maestro de Capilla en Córdoba.

 

El catálogo de obras de Jaime Balius es amplísimo, cifrándose en alrededor de 720 composiciones, entre las que encontramos himnos, lamentaciones, misas, motetes, oratorios, recitados y arias, responsorios y secuencias, salmos, villancicos y kalendas, música instrumental, etc. La magnitud de su obra nos depara otra evidencia, y es que Jaime Balius invirtió la mayor parte de su tiempo en componer y que, además, gozó de una gran rapidez mental y facilidad técnica. Esa agilidad la proyectó -como hemos dicho- sobre muchas formas musicales, pero una de ellas fue sin duda su preferida: el villancico. Los 436 ejemplares que nos ha dejado son prueba de ello.

 

El salmo Dixit Dominus (salmo 110) de Jaime Balius y Vila, es una composición de 1799, terminada el día 18 de julio de ese mismo año. Está escrita para dos coros mixtos de SATB, 2 oboes, bajón, 2 trompas, cuerda y bajo continuo, con intervenciones puntuales de dos solistas, contralto y tenor. Dicho salmo va precedido de la fórmula introductoria Domine, utilizada como salutación en el rito de las horas. A pesar de que esta obra se compuso a las puertas del siglo XIX, hace uso todavía de elementos típicos del Barroco, como es el bajo continuo y la alternancia de los coros, así como de los recursos armónicos propios del clasicismo. De esta forma, vemos que los acordes empleados son fundamentalmente perfectos mayores y menores, tanto en estado fundamental como en primera inversión, con apariciones puntuales del acorde de séptima disminuida para enfatizar pasajes dramáticos, sin olvidar los acordes de cuarta y sexta cadenciales. La tonalidad principal es re menor, con modulaciones diatónicas y cromáticas que nos llevan a tonos cercanos como Fa mayor o Sib Mayor, todo ello asentado básicamente en cadencias perfectas y reposos en la dominante. Las intervenciones de los solistas vocales aunque cortas en duración, aportan un interesante cambio de textura y en el caso del tenor tiene un notable grado de virtuosismo, con frecuentes pasajes melismáticos que requieren una gran agilidad vocal, mientras que los coros aportan intervenciones más silábicas. Asimismo encontramos en la parte coral pasajes al unísono combinados con otros en que aparecen las típicas contestaciones entre ambos, y por supuesto momentos bellísimos de verdadera policoralidad donde las voces se despliegan a 6, 7 u 8 partes diferentes, con ritmos internos distintos, con interesantísimos pasajes de contrapunto imitativo o simultáneo. Como es habitual en la época, sobre la sección de cuerda de la orquesta descansa toda la base instrumental de la obra, sobre todo en violines primeros y segundos, que exponen los temas, los desarrollan, acompañan, redoblan y subrayan los pasajes vocales. Las trompas (salvo alguna intervención a solo) cumplen su función de relleno armónico y confirmaciones terminales, así como los oboes, que además cumplen su tarea de redoblar a las voces, aunque también gozan de pasajes solistas normalmente a distancia de terceras lo cual contribuye a enriquecer la variedad tímbrica y melódica.

 

Volviendo a Jaime Balius, y teniendo en cuenta lo dicho sobre él hasta ahora, debemos afirmar que nos encontramos ante una de las figuras más sobresalientes de la música española de finales del siglo XVIII y principios del XIX por número de obras y calidad de las mismas. Y que aunque algunos insignes musicólogos españoles como Pedrell, Civil Castellví, López-Calo o Martín Moreno alaban su figura, su verdadera dimensión como músico está todavía por descubrir.

 

 

VI Conde de Fernán Núñez

 

Gonzalo J. Herreros Moya

 

Don Carlos José Gutiérrez de los Ríos Córdova y Rohan Chabot nació en Cartagena en 1742, hijo de don José Diego Gutiérrez de los Ríos, quinto conde de Fernán Núñez, y de su esposa doña Charlotte Felicité de Rohan Chabot, dama de la más rancia aristocracia francesa. Aunque había nacido en tierras murcianas por el destino marino de su padre –que era General de Galeras–, don Carlos y su familia paterna procedían de una de las familias más notables de la nobleza cordobesa, que en las últimas generaciones se había asentado en la Corte desempeñando puestos de importancia creciente. El señorío de Fernán Núñez, villa a treinta kilómetros al sur de Córdoba, era ostentando por la familia de los Ríos desde la Edad Media, ascendiéndose a condado en 1639, y siendo precisamente el padre de don Carlos quien, además, obtuvo por sus méritos la merced de Grandeza de España unida al título nobiliario. Así es cómo quedando huérfano entre 1749 y 1750, don Carlos se convirtió en sexto conde de Fernán-Núñez sin haber cumplido los nueve años, y pasaron él y su hermana, por su minoría, bajo la protección del rey don Fernando VI y de los duques de Béjar. Comenzó desde muy joven la carrera militar, alcanzando el rango de mariscal de campo y recibiendo los honores de la Orden de Alcántara (1764), de la Orden de Carlos III (1777) y el Toisón de Oro (1783).

 

De mente inquieta, prolífico escritor y ávido lector, como versado que fue al menos en latín, español, francés y portugués, pronto demostró su ímpetu ilustrado tanto en sus ansias de viajar por Europa como en sus desvelos por renovar su villa de Fernán Núñez, en la que acometió importantes reformas sanitarias, económicas y urbanísticas, la más monumental de ellas la construcción de un suntuoso palacio. Hasta mediados de los años setenta vivió entre Córdoba, Madrid y sus destinos militares, pero a finales de la década ya lo encontramos visitando las cortes de Viena, Prusia, Italia y París, intercambiando epístolas con príncipes, parientes y humanistas. En 1778, por fin, es nombrado embajador en Lisboa, cuya labor dejó feliz memoria, y ya en 1787, aunque le habían ofrecido Viena y Londres, fue destinado a la embajada de París. Es precisamente en la capital francesa donde fue observador de excepción de todos los hechos revolucionarios que cambiaron la historia de Europa. Su presencia en la jura de la Constitución por parte de Luis XVI se consideró una falta grave y fue destituido de su cargo en 1791, forzando su marcha a Lovaina (Bélgica). En 1793 hubo de huir nuevo, esta vez a Alemania, pasando luego a Suiza, Roma y, finalmente, a Madrid, donde murió el 23 de febrero de 1795. Para entonces ya había escrito, entre otras obras, la primera biografía del rey Carlos III, su valedor. Su cuerpo fue trasladado hasta su panteón familiar en la parroquia de Fernán-Núñez, donde aún descansan sus restos.

 

Desde joven, don Carlos había demostrado claras cualidades para la poesía y la música, componiendo y ejecutando el clave ante su aristocrático entorno en multitud de ocasiones. Dan fe de ello sus libros Ejercicios para la composición y Ejercicios prácticos de armonía, y, sobre todo, el Stabat Mater, compuesto para dos sopranos, cuerda y continuo, y que legó a la capilla de las monjas de la Encarnación de Madrid. Esta obra fue escrita en Lovaina, finalizándola en 1793, entendemos antes del mes marzo de ese mismo año, momento en que don Carlos y su familia abandonaron la ciudad, donde permanecía "desterrado" políticamente. Por la cantidad de documentos propios de don Carlos que se confiscaron y se perdieron con su marcha, es ciertamente prodigioso que se haya conservado esta composición, la única que compuso que se tenga noticia. El manuscrito original ocupa 70 folios apaisados, reflejándose en la orquestación dos voces de soprano, dos de violín, dos de viola y contrabajo. Está estructurada en dieciséis movimientos, que alternan números solistas y dúos, una selección de los cuales según los usos de la época podían interpretarse indistintamente por conjunto de voces blancas. En este caso, se han fijado para ser interpretados por coro femenino los números 1 (Stabat Mater), 3 (O quam tristis), 7 (Vidit suum), 12 (Juxta crucem) y algunas secciones del 16 (Quando corpus y Amen). El resto de los números, como decimos, se han mantenido para soprano primera (2, Cuius animan; 4, Quae moerebat; y 15, Fac me cruce), soprano segunda o contralto (6, Pro peccatis; 8, Eia mater; y 13, Virgo Virginum) y para dúo (5, Quis est homo; 9, Facut ardeat; 10, Sancta Mater, 14, Inflamatus; y 16, Quando corpus-Amen). Posee una esquema y un tratamiento orquestal y vocal estilísticamente bastante anterior, diríamos incluso anacrónicamente barroco –irremediable resulta la comparación con los lejanos de A. Vivaldi (1712) o J. B. Pergolesi (1736)–, como atestigua el empleo del continuo, los diálogos entre planos sonoros agudos y graves y sus enlaces armónicos; llamativo, al menos, si tenemos en cuenta que sólo siete años después de su composición se estrenaría la primera sinfonía del genio de Bonn. No obstante, es innegable la huella del Clasicismo que se observa en su estabilidad melódica así como en la frescura de sus temas, así sea en los más impregnados de gravedad, e incluso en cierto resabio lírico quasi operístico de ciertos pasajes de solista, más acorde con su época. En cualquier caso, se aleja, sin que por ello suponga un juicio de valor, de la densidad de los Stabat de Mater algo más contemporáneos como el de F. J. Haydn (1767) o, por supuesto, el de G. Rossini (1842). Ha de mencionarse, por último, la distribución del texto que en cada movimiento realiza Fernán Núñez, ciertamente poco usual, desligando o uniendo con cierto arbitrio algunas estrofas con la anterior o la posterior, cambiando el ajuste textual latino fijado en seis versos por sección que desde el siglo XIII se había venido haciendo.

 

 

TEXTOS

 

Domine ad adjuvandum me

Domine, ad adjuvandum me festina:
Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio et nunc et semper
et in saecula saeculorum. Amen. Alleluia.

Apresúrate, Señor, a socorrerme.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio sea ahora y siempre,
por los siglos de siglos.
Amén. Aleluya.

 

Dixit Dominus

1. Dixit Dominus Domino meo:

sede a dextris meis.

Donec ponam inimicos tuos,

scabellum pedum tuorum.

Virgam virtutis tuae emittet Dominus ex Sion:

dominare in medio inimicorum tuorum.

Tecum principium in die virtutis tuae:

in splendoribus sanctorum

ex utero ante luciferum genui te.

 

2. Juravit Dominus et non paenitebit eum:

tu es sacerdos in aeternum

secundum ordinem Melchisedech.

Dominus a dextris tuis:

confregit in die irae suae reges.

Judicabit in nationibus implebit ruinas:

conquassabit capita in terra multorum.

De torrente in via bibet:

propterea exaltabit caput.

 

3. Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto.

Sicut erat in principio, et nunc et semper,

et in saecula saeculorum. Amen.

 

1. Yahvé dijo a mi Señor:

siéntate a mi diestra

En tanto que pongo tus enemigos

por estrado de tus pies.

La vara de tu fortaleza

enviará Yahvé desde Sión:

domina en medio de tus enemigos.

Ya te pertenecía el principado

el día de tu nacimiento;

un esplendor sagrado

llevas desde el seno materno,

desde la aurora de tu juventud.

 

2. Juró Yahvé, y no se arrepentirá:

tú eres sacerdote para siempre

según el orden de Melquisedec.

El Señor a tu diestra quebranta a los reyes

en el día de su cólera.

Juzgará en las gentes, amontonará cadáveres:

herirá las cabezas en muchas tierras.

Del arroyo beberá en el camino:

por lo cual levantará cabeza.

 

3. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en un principio, ahora y siempre

por los siglos de los siglos. Amén.


Stabat Mater dolorosa

1. Stabat Mater dolorosa

iuxta crucem lacrimosa

dum pendebat Filius.

 

2. Cuius animam gementem,

contristatam et dolentem

pertransivit gladius.

 

3. O quam tristis et afflicta

fuit illa benedicta

Mater Unigeniti.

 

4. Quae moerebat et dolebat

et tremebat cum videbat

nati poenas incliti.

 

5. Quis est homo qui non fleret

Christi Matrem si videret

in tanto supplitio?

Quis non possit contristari

piam Matrem contemplari

dolentem cum Filio?

 

6. Pro peccatis suae gentis

vidit Jesum in tormentis

et flagellis subditum.

 

7. Vidit suum dulcem natum,

moriendo desolatum

emisit spiritum.

 

8. Eia Mater, fons amoris,

me sentire vim doloris

fac, ut te cum lugeam.

 

9. Fac ut te ardeat cor meum

in amando Christum Deum

ut sibi complaceam.

 

10. Sancta Mater istud agas

crucifixi fige plagas

cordi meo valide.

 

11. Tui nati vulnerati

tam dignati pro me pati

poenis mecum divide.

 

Fac me vere tecum flere

crucifixo condolere,

donec ego vixero.

 

12. Iuxta crucem tecum stare,

te libenter sociare

in planctu desidero.

 

13. Virgo Virginum praeclara

mihi iam non sis amara,

fac me tecum plangere.

Fac ut portem Christi

mortem pasionis eius sortem

et plagas recollere.

 

Fac me plagis vulnerari,

Cruce hac in ebriari

ob amorem filii.

 

14. Inflamatis et accensus

per te Virgo simdefensus

in die juditii.

 

15. Fac me cruce custodiri

morte Christi praemuniri

confoveri gratia.

 

16. Quando corpus morietur,

fac ut animae donetur

paradisi gloria. Amen.

 

1. Estaba la Madre dolorosa

junto a la Cruz, llorosa,

mientras pendía el Hijo.

 

2. Cuya ánima gimiente,

entristecida y doliente

atravesó la espada.

 

3. ¡Oh cuán triste y afligida

estuvo aquella bendita

Madre del Unigénito!

 

4. Languidecía y se dolía

la piadosa Madre que veía

las penas de su excelso Hijo.

 

5. ¿Qué hombre no lloraría

si a la Madre de Cristo viera

en tanto suplicio?

¿Quién no se entristecería

a la Madre contemplando

con su doliente Hijo?

 

6. Por los pecados de su pueblo

vio a Jesús en los tormentos

y doblegado por los azotes.

 

7. Vio a su dulce Hijo

muriendo desolado

al entregar su espíritu.

 

8. Ea, Madre, fuente de amor,

hazme sentir tu dolor,

contigo quiero llorar.

 

9. Haz que mi corazón arda

en el amor de mi Dios

y en cumplir su voluntad.

 

10. Santa Madre, yo te ruego

que me traspases las llagas

del Crucificado en el corazón.

 

11. De tu Hijo malherido

que por mí tanto sufrió

reparte conmigo las penas.

 

Déjame llorar contigo

condolerme por tu Hijo

mientras yo esté vivo.

 

12. Junto a la Cruz contigo estar

y unirme a tu llano

es mi deseo.

 

13. Virgen de Vírgenes preclara

no te amargues ya conmigo,

déjame llorar contigo.

Haz que llore la muerte de Cristo,

hazme partícipe de su pasión,

haz que me quede con sus llagas.

 

Haz que me hieran sus llagas,

haz que con la Cruz me embriague,

y con la sangre de tu Hijo.

 

14. Para que no me queme en las llamas,

defiéndeme tú, Virgen santa,

en el día del juicio.

 

15. Cuando, Cristo, haya de irme,

concédeme que tu Madre me guíe

a la palma de la victoria.

 

16. Cuando el cuerpo sea muerto,

haz que al ánima sea dada

del Paraíso la gloria. Amén.

 

 

Curriculum Intérprete


 

Inmaculada Almeda, soprano. Nacida en Puente Genil (Córdoba). Desarrolla estudios de técnica vocal con los maestros: Carmen Blanco, Carlos Hacar, Juan Luque y Ana Mª Iriarte. Diplomada en la especialidad de Piano y licenciada en la especialidad de Solfeo y Teoría de la Música en el C. S. M. de Córdoba "Rafael Orozco", culmina sus estudios con la Licenciatura de Canto con la calificación de Matrícula de Honor y Premio Fin de Carrera. Ha escenificado con muy buenas críticas la zarzuela Bohemios con el personaje de Cosette, Doña Ana en la ópera Don Giovanni, Gilda en Rigoletto, Norina en Don Pasquale, Amor en Orfeo y Euridice, Susanna en Le Nozze di Figaro. Intervino con gran éxito en el Réquiem a la Tierra del guitarrista y compositor cordobés Paco Peña (Córdoba, Lérida, Liverpool). Entre sus más recientes actuaciones, se encuentran Stabat Mater de G. Rossini (Valladolid), Der Schauspieldirektor de W. A. Mozart (Madrid), Carmina Burana de C. Orff y El Rapto en el Serrallo de W. A. Mozart (Córdoba) y La Flauta Mágica de W. A. Mozart (Murcia). En 2011 ha realizado el Stabat Mater de Pergolesi en el Auditorio de Ceuta y ha intervenido en la 2ª sinfonía de Mendelsohn junto con la Orquesta de Jerez y bajo la batuta de Ángel Hortas en la Catedral de la misma ciudad. Ya en 2012 destacan La Creación de F. J. Haydn bajo la dirección de Lorenzo Ramos y la 9ª Sinfonía de L. v. Beethoven, por M. Hernández Silva, ambas en Córdoba.

 

Cristina Guerbós, mezzosoprano. Nacida en Málaga, a la edad de ocho años comienza sus estudios de piano y desde tan temprana edad participa como solista en producciones como Tosca de Puccini (Pastorcillo) y Don Gil de Alcalá de Penella (Lucia), en el Teatro Cervantes de Málaga. En 2004 es galardonada en la Muestra de Jóvenes Intérpretes de Málaga, ofreciendo con este motivo un recital de ópera y zarzuela en el Teatro Miguel de Cervantes de Málaga. Finalizados sus estudios de grado medio de canto e idiomas, ingresa en la Escuela Superior de Canto de Madrid obteniendo las más altas calificaciones, donde finaliza el grado superior en la especialidad de Teatro Lírico. Recientemente ha cantado los roles de Euridice en Orfeo ed Euridice de Glück, Dido en Dido and Aeneas de Purcell, Flora en La Traviata de Verdi, Mercedes en Carmen de Bizet, Giannetta en L'elisir d'amore de Donizetti, Rosaura en Los Gavilanes de J. Guerrero, Curra en Cádiz del Maestro Chueca y Raquel en El huésped del sevillano de J. Guerrero, además de multitud de recitales de ópera y zarzuela en numerosos teatros y ciudades. Estudiosa y comprometida con el repertorio contemporáneo, ha tenido la oportunidad de participar asiduamente en ciclos de música contemporánea, colaborando estrechamente con la ACIM. En Julio de 2012 debuta como solista en el Teatro Real de Madrid, donde interpreta La Voz de la Fuente en la ópera Ainadamar de O. Golijov bajo la dirección escénica de Peter Sellars con la Orquesta Sinfónica de Madrid.

 

Pablo García-López, tenor. El tenor Pablo García-López perfecciona sus estudios de canto en la Universität Mozarteum de Salzburgo y Centre de Perfeccionamiento de Plácido Domingo. Intérprete especialista en el repertorio clásico (Mozart, Haydn), es invitado regularmente a prestigiosos teatros de ópera: Royal Ópera Wallonie de Liége, Palau de les Arts “Reina Sofía”, Comunale de Treviso, Calderón de Valladolid, Rennes, Villamaría de Jerez, Gayarre y Baluarte de Pamplona, San Lorenzo del Escorial, Teatro Real de Madrid, Bruselas, Córdoba. Ha trabajado junto a directores como Jesús López-Cobos, Omer Meir Wellber, David Parry, Andrea Battistoni, Hernández Silva o Álvaro Albiach entre otros. Futuros proyectos le llevarán a Oslo, Toulouse, Oviedo y Valencia. Ha grabado en DVD La Bohème (Puccini) dirigido por Riccardo Chailly.

 

Javier Sáenz-López, director. Nace en Madrid en 1965. Estudia en los conservatorios de Córdoba, Granada y Sevilla. Ha sido director titular del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena, Coro de Ópera Cajasur y Coro Ziryab, habiendo sido invitado para dirigir diversas orquestas de cámara. Ha ofrecido conciertos dentro del Festival Internacional de la Guitarra de Córdoba, Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, Festival de Música Antigua de Córdoba, Ciclo de Música Contemporánea de Sevilla, Congreso de Música de Cine de Úbeda, etc. Como maestro de coro ha participado en numerosas producciones líricas del Teatro de la Maestranza de Sevilla, Palacio de Congresos de Madrid, Teatro Villamarta de Jerez, Gran Teatro de Córdoba, y en conciertos sinfónico-corales con la Orquesta de Córdoba. En su compromiso por la música contemporánea ha ofrecido primeras audiciones (estrenos absolutos, en España o en Andalucía) de importantes compositores actuales: Luis Bacalov, Leo Brouwer, Ariel Ramírez, José Luís Turina, Jose M. Sánchez-Verdú, Roque Baños, John Debney, John Powell, David Arnold, John Scott, Fernando Velázquez, Paco Peña, Juan de Dios García o Luis Bedmar, entre otros. Durante años y en colaboración con los maestros Leo Brouwer y Luis Bedmar ha trabajado en la recuperación del patrimonio musical cordobés. Ha dirigido la parte coral de Aragón, película que Carlos Saura realizó para la Expo de Zaragoza. Como compositor ha escrito la música para la obra teatral San Juan de la Cruz del grupo de teatro Trápala, así como la banda sonora del cortometraje que Miguel A. Entrenas ha dirigido sobre el poeta. También el responsable de la música de la película La parrillera, una maquis por amor, del mismo director. Su labor docente como profesor de coro la realiza en el Conservatorio Profesional de Música de Córdoba.

 

Coro Ziryab. Es uno de los principales dinamizadores culturales de su ciudad, situándose entre los más interesantes en su género de todo el panorama andaluz. Además de por su calidad musical, destaca por su versatilidad y originalidad en los proyectos que presenta. Su repertorio abarca desde la recuperación del patrimonio musical hasta estrenos mundiales, pasando por la fusión o los grandes compositores. Además de por su fundador y director titular, Javier Sáenz-López Buñuel, el Coro Ziryab ha sido dirigido también por Luis Remartínez, Leo Brouwer, José Luis Temes, Pascual Osa, Roque Baños, John Debney, John Scott, Manuel Hernández Silva, Virginia Martínez, Ramón Torrelledó, Irina R. Trujillo, Gloria Isabel Ramos, José Miguel Pérez Sierra, Rubén Gimeno, Arturo Díez Boscovich, Michael Giacchino o Christopher Lennertz, entre otros maestros. Igualmente, ha trabajado con destacados compositores de talla nacional e internacional, estrenando obras de muchos de ellos, y ha ofrecido conciertos en los principales escenarios de Andalucía, así como en otras comunidades autónomas, participando en importantes festivales y otros eventos musicales. Es muy significativa la labor que el Coro Ziryab ha desarrollado en la recuperación del patrimonio musical cordobés, ofreciendo importantes conciertos y recuperando grandes obras de los siglos XVII y XVIII. Además de sus colaboraciones habituales con la Orquesta de Córdoba, ha trabajado con la Orquesta Filarmonía de Madrid, la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, Orquesta del Conservatorio Superior de Música de Córdoba, Orquesta Filarmónica de Málaga, Orquesta Volgaart, la Master Sympohny Orchestra de Valencia, Orquesta Barroca de Córdoba, Orquesta de cámara Metropolitana y el Ensemble Fabordón, entre otras. Ha grabado la banda sonora del audiovisual Aragón con música de Roque Baños y realización de Carlos Saura para la Expo 2008 de Zaragoza, así como la recopilación de las suites sinfónico-corales de diversos largometrajes compuestas por este autor. En 2010 presentó en el XXX Festival de la Guitarra de Córdoba, como exclusiva mundial, el disco con la grabación integral de la música para coro de Leo Brouwer, Rondas, Refranes y Trabalenguas. Este mismo disco fue galardonado con el premio CUBADISCO 2011 dentro de las 10 obras premiadas de más de cien producciones discográficas procedentes de todo el mundo. Su última y exitosa se denomina Rock & Choir y, en ella repasan junto al grupo Elegy algunos de los temas corales más importantes en la historia del rock, el pop o el blues.

 

Orquesta de Córdoba. La Orquesta de Córdoba da su primer concierto en el Gran Teatro el 29 de septiembre de 1992 bajo la batuta del maestro Leo Brouwer, y con el padrinazgo artístico de Adolfo Marsillach y de Rafael Orozco. Son sus patronos la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba. Desde entonces ha ofrecido ya más de un millar de conciertos en escenarios tan diversos como la Mezquita-Catedral o el Alcázar de los RR.CC. de Córdoba, el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, el Museo de Santa Cruz de Toledo, el Auditorio Nacional de Madrid, el de Cuenca, el de Almería, el "Manuel de Falla" de Granada, el de Santiago de Compostela, el de Murcia, el Baluarte de Pamplona, el Teatro Jovellanos de Gijón, el Teatro Falla de Cádiz, el Campoamor de Oviedo, el Maestranza o el Lope de Vega de Sevilla, el Arriaga de Bilbao, el Romea de Murcia, el Villamarta de Jerez, el Palau de Altea, el Palacio de Festivales de Cantabria, el Megaron Concert Hall de Atenas, la National House de Praga o la Sala Dorada de la Musikverein en Viena, por citar sólo algunos de ellos. En el curso de estas actuaciones, ha realizado primeras audiciones para Europa y España, y ha estrenado con carácter absoluto obras de numerosos compositores nacionales e internacionales. Además de actuar en foso y acompañando a ballets como el de Ballet de Mario Maya, el Ballet de Víctor Ullate, el Ballet Flamenco de Andalucía, el Scottish Ballet o el Royall Ballet de Londres, la versatilidad de la Orquesta de Córdoba le ha permitido abordar un amplísimo repertorio sinfónico, desde el barroco hasta las composiciones actuales, abriéndose con éxito a otros campos de la música en colaboraciones con artistas como Egberto Gismonti, María del Mar Bonet, Carmen Linares, Vicente Amigo, Benito Lertxundi, Amancio Prada, Lole Montoya, José Antonio Rodríguez, Benito Cabrera, Larry Coryell, Miguel Ríos, Randy Brecker, Rafael Riqueni, Manolo Sanlúcar, Tomatito, Joan Manuel Serrat, Juan Manuel Cañizares, Susana Raya, Javier Ruibal, Estrella Morente, Luis Pastor, Miguel Poveda, Paco Cepero o los grupos Ronda dos Quatro Caminhos, Medina Azahara y el Ensamble Gurrufío, a quienes la Orquesta de Córdoba ha acompañado, en directo y/o en estudio.

 

Por otra parte, La Orquesta de Córdoba es la formación musical que, en todo el mundo, ha puesto en atriles más obras del repertorio existente para guitarra. A lo largo de su historia, la Orquesta de Córdoba ha tenido como directores a Leo Brouwer (92-01), Gloria Isabel Ramos Triano (01-03), Manuel Hernández Silva (05/12) y Lorenzo Ramos que, desde septiembre 2012, se hizo cargo de la titularidad artística. En el apartado discográfico, la Orquesta de Córdoba tiene, hasta el inicio de la presente temporada, 39 grabaciones publicadas –Cd’s sencillos, dobles y triples- (aunque hay otras pendientes de edición) para sellos como EMI, NAXOS (Marco-Polo), SONY, GHA, VERSO, etc. incluyendo producciones extraordinarias como el doble CD+DVD con músicas para cine de Roque Baños (con quien, además, grabó la BSO del documental realizado por Carlos Saura para la Expo 2008 de Zaragoza), el CD+DVD, titulado Sueño, registrado en directo junto a Javier Ruibal. Reseña especial merece el trabajo de recuperación del patrimonio musical de nuestro país que, bajo la dirección del maestro José Luis Temes, está llevando a cabo para el sello Verso. Ha participado en los Encuentros Internacionales de Música Cinematográfica y Escénica de Sevilla, en el Festival Internacional "Cosmopoética" de Córdoba, en la Noche Blanca del Flamenco, el Circuito Andaluz de Música, en los Ciclos de Música Contemporánea de Málaga, en la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, en el Concurso de Canto "Pedro Lavirgen", de Priego, en el Concurso Internacional de Piano "Premio Jaén", en el Otoño Musical Soriano, en el Festival de Música Española de Cádiz, en el Encuentro de las Artes y las Letras de Iberoamérica, de Huelva, y en diversos Festivales Internacionales de Música como los de Granada, Alicante, Lucena, Úbeda, Sanlúcar, Ayamonte, Segovia, Guadix, Santo Tirso (Portugal) o Marsella –además de ser habitual su presencia en el Festival de la Guitarra de Córdoba. La Orquesta desarrolla una importante labor educativa y de atención a los jóvenes por medio de distintos programas como el Ciclo de Conciertos Didácticos, las colaboraciones con el Conservatorio Superior de Música, con la Universidad de Córdoba, con el ciclo de Cultura en Red del Ayuntamiento, con el programa "EsCultural" y los "Dipuconciertos" de la Diputación Provincial, o con la puesta en marcha de iniciativas como el Concurso Internacional de Jóvenes Directores. Recién inaugurada la temporada 12-13, la Orquesta de Córdoba, ha puesto en marcha un "Proyecto Social" ideado por el maestro Lorenzo Ramos con el que acercar la música a otros públicos de la capital y provincia que, por distintas razones, no pueden o no suelen acudir a los espacios habituales en los que aquella se produce. La Orquesta de Córdoba es miembro de la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS) y, en 1999, fue nominada por la Sociedad General de Autores (SGAE) y la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes (AIE) como "Mejor Artista Clásico" –junto a Victoria de los Ángeles y la Orquesta Sinfónica de Barcelona- al Premio de la Música. En la edición del año 2003, la Academia de la Música volvió a nominar -junto a Plácido Domingo y Jesús López Cobos- a la Orquesta de Córdoba por su CD de los dos Conciertos Triples, de Leo Brouwer y Tomás Marco, como mejor disco de música clásica.

 

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC