Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2013

 

Edición 2013

Concierto


COLUMBUS. LA PUERTA DEL NUEVO MUNDO (OBRAS COLONIALES DE LOS SIGLOS XVI Y XVII)

Lugar


BAEZA, AUDITORIO DE SAN FRANCISCO

Fecha


SÁBADO, 7 DE DICIEMBRE DE 2013, 20.30 H.

Director


Raúl Mallavibarrena

Intérprete


MÚSICA FICTA

Componentes


 

Rocío de Frutos, Lore Agustí, sopranos

AnaCris Marco, Elena Sánchez Elordi, altos

Javier M. Carmena, Ariel Hernández, tenores

Manuel Torrado, Carmelo Cordón, bajos

Manuel Vilas, arpa

Raúl Mallavibarrena, director

 

 

Música Ficta

Programa


 

La Plata: Juan de Araujo (1646-1712) 

Villancico de negros Los coflades de la estleya (6vv)                                                         

 

Puebla los Ángeles: Juan Gutiérrez de Padilla (1590-1664) 

Romance y estribillo de calenda De carámbanos el día viste, 1653 (4-6vv)

Juego de cañas Las estrellas se ríen, 1655 (6vv)                                                                 

Secuencia Stabat Mater (4vv)                                                                                                         

 

Toledo-Sevilla: Alonso Lobo (1555-1617)

(Liber Primus Missarum, 1602) 

Motete Versa est in luctum, 1598 (6vv)                                                                               

(‘Ad exequias Philip. II Cathol. Regis Hisp.’)

 

Madrid-Lima: Lucas Ruiz de Ribayaz (antes 1626-desp. 1677)

(Luz y norte musical, 1677) 

Españoleta y zarambeque (instrumental)

                                

México-Tenochtitlan: Anónimo (siglo XVI)

(Códice Valdés, princ. siglo XVII)

Chanzoneta Santa Maria (4vv, nahuatl)                                                                                         

Chanzoneta Dios itlaçonantzine (4vv, nahuatl)                                                                   

 

Puebla de los Ángeles: Gaspar Fernández (1563/71-1629) 

Chanzoneta en indio Xicochi conetzintle, 1614 (4vv, nahuatl)                                            

 

Andahuaylillas: Anónimo (siglo XVII)

(Juan Pérez Bocanegra, Ritual formulario, 1631)

Himno Hanaq pachap kusikuynin (4vv, quechua) 

 

Santafé de Bogotá: José de Cascante (1646-1702) 

Letra a Nuestra Señora del Topo No sé si topo, 1670 (3vv)                                                

 

Puebla de los Ángeles: Gaspar Fernández 

Villancico de Navidad Mi dulce niño y sagrado, 1609 (4vv)                                                         

Villancico de Navidad A Belén me llego tío, 1609 (5vv)                                                    

 

Sevilla: Francisco Guerrero (1528-1599)

(Motteta Francisco Guerreri, 1570) 

Motete Tota pulchra est Maria (6vv) 

 

Lima: Tomás de Torrejón y Velasco (1644-1728)

Rorro de Navidad Desvelado dueño mío (7vv)                                                                              

 

Puebla de los Ángeles: Juan García de Zéspedes (1619-1678) 

Juguete y guaracha Convidando está la noche (2-5vv)

(versión con tenor añadido de Joel Coen)

 

                                  

Transcripción y edición:

Robert Stevenson (Araujo, García de Céspedes, Anónimos), Aurelio Tello (Fernández)

Nelson Hurtado y Bruno Turner (Gutiérrez de Padilla), (Ellie Ann Duque (Cascante)

Samuel Claro-Valdés (Torrejón)

Archivos Musicales de las Catedrales de Puebla y Oaxaca (México) y

Bogotá (Colombia), Biblioteca del Seminario Conciliar (México)

Biblioteca privada de Gabriel Saldívar (México), Archivo y Biblioteca

Nacionales de Bolivia y Seminario de San Antonio Abad (Cuzco)

 

 

CONCIERTO EN COPRODUCCIÓN CON EL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL

 

Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música

 

Centro Nacional de Difusión Musical

 

 

CONMEMORACIÓN DEL V CENTENARIO DE SAN AGUSTÍN DE LA FLORIDA (1513)

 

 

 

Notas programa


 

Columbus: la puerta del Nuevo Mundo

 

Raúl Mallavibarrena

 

Si dentro del proceso de colonización de América podemos afirmar que la evangelización del indígena fue el componente ideológico más determinante en el desarrollo de la conquista española, justo es señalar que la música fue, a su vez, uno de los recursos más relevantes –por útil– en dicho proceso. Prueba inequívoca de que el arte de los sonidos eleva su capacidad comunicativa por encima de las barreras del idioma, las razas o las costumbres, los muchos clérigos llegados de España desde fechas muy próximas a 1492 no tardaron en diseminar por las parroquias y catedrales recién fundadas, la música, mayoritariamente andaluza, para solemnizar y embellecer los oficios religiosos con los que acoger a las nuevas almas. Maestros de capilla, cantores, organistas y ministriles de todo tipo aparecen ya en numerosos documentos desde la segunda y tercera décadas del siglo XVI, algunos de ellos vinculados incluso a expediciones militares de vanguardia, como las de Hernán Cortés, emprendidas con un más bien escaso –por no decir nulo– propósito cultural. Como es lógico, esta música estaba llamada a la permeabilidad y la fusión desde el primer momento, no sólo con las lenguas, los ritmos o la organología netamente americanas, sino, andando las décadas, con los valiosos aportes de las poblaciones africanas, llevadas a América como mano de obra esclava.

 

En el programa de esta noche encontramos músicas que sonaron en las capillas de la América española durante la segunda mitad del XVI y todo el siglo XVII, siendo las más antiguas, cómo es lógico, las procedentes de los archivos de México y Centroamérica (Virreinato de Nueva España), primeras zona continentales en ser conquistadas. Estas obras pertenecen bien a compositores peninsulares emigrados a América, como es el caso del malagueño Juan Gutiérrez de Padilla, el extremeño Juan de Araujo, el portugués Gaspar Fernández, el burgalés Lucas Ruiz de Ribayaz o el albaceteño Tomás de Torrejón y Velasco; bien a otros nacidos ya allá, tal es el caso del bogotano José de Cascante o el mexicano Juan García de Céspedes; o bien, por último, autores que nunca viajaron a América, pero cuya significativa presencia en los archivos coloniales –señal indiscutible de que se interpretaban con frecuencia–, los hacen merecedores de nuestra consideración en este programa: los sevillanos Francisco Guerrero y su alumno Alonso Lobo (natural de Osuna).

 

Parece haber consenso en considerar a Juan Gutiérrez de Padilla (maestro de la Catedral de Puebla) el máximo exponente de la música colonial en la primera mitad del siglo XVII. Su estilo, definitivamente enraizado en la práctica renacentista, constituye así una personal y sugerente prolongación del gran contrapunto hispano en décadas en las que en Europa la ópera y el estilo barroco estaban ya funcionando a pleno rendimiento. Con todo, en Gutiérrez de Padilla encontramos un acercamiento a la policoralidad, una fisonomía rítmica, así como ciertas disonancias, que nada disimulan los efectos del nuevo estilo en las capillas de la Nueva España.

 

Por su parte, Gaspar Fernández, antecesor y mentor de Padilla en el puesto de maestro en la Catedral de Puebla, representa otro de los polos más definidos y singulares del repertorio colonial. Su mayor compromiso con la música en lenguas vernáculas (y no ya sólo en latín eclesial) como el  precolombino nahuatl, acercan su obra a perfiles abiertamente profanos (aun cuando los textos correspondan a ciclos litúrgicos como la Natividad), con elementos de la música india y negra, delatados ya en la propia definición de algunas de sus piezas (negrito, guineo, negrilla...).

 

Por último, quisiera destacar la calidad de uno de los grandes compositores barrocos del mundo hispano y colonial, autor –por cierto– de la primera ópera compuesta y estrenada en América: La Púrpura de la Rosa (con texto de Calderón de la Barca). Me refiero a Tomás de Torrejón y Velasco (natural de Villarrobledo). Viajó a América en 1667 (en el mismo barco que Lucas Ruiz de Ribayaz), camino de Lima, donde ocupó diversos cargos administrativos al servicio del Virrey, hasta suceder a Juan de Araujo como maestro de capilla en la catedral de la capital peruana. En la humilde opinión de quien esto escribe, su villancico Desvelado Dueño mío (que ofreceremos esta noche) es una de las piezas más hermosas compuestas en nuestra lengua.

 

 

TEXTOS

 

Los coflades de la estleya

Estribillo

Los coflades de la estleya
vamo turus a Beleya
y velemo a ziola beya
con Siolo en la poltal.
¡Vamo, vamo curendo aya!
Oylemo un viyansico
que lo compondla Flasico ziendo
gayta su fosico 
y luego lo cantala 
Blasico, Pellico, Zuanico y Tomá
y lo estliviyo dilá:
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

Coplas
1. Bamo a bel que traen de Angola
a ziolo y a ziola
Baltasale con Melchola 
y mi plimo Gasipar
¡Vamo, vamo curendo aya!
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

 
2. Vamo siguiendo la estleya—¡Eya!
lo negliyo coltezano—¡Vamo!
pus lo Reye cun tesuro—turo
de calmino los tlesban—¡aya!
Blasico, Pelico, Zuanico y Tomá,
¡aya! vamo tura aya!
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

 
3. Vamo turuz loz Neglios—plimos
pues nos yeba nostla estleya—beya
que sin tantuz neglos folmen—noche
mucha luz en lo poltal—ablá
Blasico, Pelico, Zuanico y Tomá,
plimos, ¡beya noche ablá!
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

 
4. Vaya nuestra cofladia—linda
Pues que nos yeba la eztleia—nuestla
tlas lo Reye pulque haya—danza
que pala al niño aleglan—íra
Blasico, Pelico, Zuanico y Tomá,
¡linda nuestla danza íra!
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

 
5. Vamo alegle al poltario—plimo
velemo junto al peseble—bueye
que sin tantuz neglos folmen—noche
mucha luz en lo poltal—ablá
Blasico, Pelico, Zuanico y Tomá,
plimos neglos bueye ezá!
Gulumbé, gulumbé, gulumbá
guache, guache molenio de Safala.

 

De carámbanos el día viste

Romance

1. De carámbanos el día
viste y compone los campos,
desflorando la esmeralda
por que salga lo escarchado.

2. El cristal que se divide
recoge, a fuerza de embargos,
para que brille en sus ondas
uno y otro pasamano.

3. No es por lisonja la gala
divisa del color blanco,
sino por lo azul de un cielo
que lo va menospreciando.

4. Esta niña graciosa,
cuyo vientre soberano
nos ha de dar esta noche
a un Dios que va de encarnado.

5. Caminad, Virgen y Madre,
le dice el esposo casto,
que la carga es peregrina
y vuestro mayor descanso.

6. El oriente de Belén
no podrá llamarse ocaso,
que es el fin de este camino
y principio a un bien tan alto.

7. Moved el paso a una dicha.
No por gozar del regalo
que lleváis con vos, Señora,
caminéis tan paso a paso.

8. Obligada con el ruego
da nueva envidia a los prados,
y derretida la nieve
la rinden sus alabastros.

Estribillo
Y los cielos, al verla, benévolos,
con tiernos cánticos
la celebran, formando sus dísticos
perlas al tálamo
que Belén le dedica, honorífico,
a un Dios magnánimo.

 

Las estrellas se ríen

Romance

1. Las estrellas se ríen,
los luceros se alegran,
la luna más hermosa
su resplandor ostenta.

2. Los racimos florecen
los prados y las selvas,
los corderillos saltan,
los pájaros gorjean.

3. Sobre Belén se escuchan
dulcísimas cadencias,
de voces que sonoras,
dicen de esta manera:

Estribillo
¡Afuera, afuera, afuera!,
que vienen caballeros
a celebrar la fiesta.
¡Aparta, aparta, aparta!,
que el cielo se ha venido 
al aire a jugar cañas.

[Romance segundo]

1. Qué galas tan lucidas,
qué vistosas libreas,
qué plumas tan volantes,
qué garzotas tan bellas.

2. Qué graves se aperciben,
qué atentos se carean,
qué diestros se provocan,
qué corteses se encuentran.

3. Qué bien se alargan,
qué bien las cañas vuelan,
qué bien en fin se juntan,
qué bien corren parejas.

Estribillo segundo
Qué bien se juegan,
qué bien se tiran,
qué bien se emplean,
vivas exhalaciones,
aladas primaveras,
ésta si que es
en todo la Nochebuena.

 

Coplas
1. Al mejor mayorazgo
del cielo y de la tierra,
en su primera cuna
adoran y festejan.


2. El Príncipe nacido
y su madre la Reina,
les dan preciosas joyas
de aljófares y perlas.


3. Los de Belén los miran
y con alegres señas,
airosos les aplauden,
bizarros los celebran.

Stabat Mater dolorosa

Stabat Mater dolorosa

iuxta crucem lacrimosa

dum pendebat Filius.

 

Cuius animam gementem,

contristatam et dolentem

per transivit gladius.

 

Estaba la Madre dolorosa

junto a la Cruz, lacrimosa,

mientras pendía el Hijo.

 

Cuya ánima gimiente,

entristecida y doliente

atravesó la espada.

 

Versa est in luctum

Versa est in luctum cithara mea,
et organum meum in vocem flentium.
Parce mihi Domine, 
nihil enim sunt dies mei.

 

Mi arpa se ha transformado en luto
y mi órgano en la voz de los que lloran.
Perdóname, Señor,
porque mis días no son nada.

 

Santa Mariae 

Santa Mariae

in ilhuícac Cihuapille, tinantzin Dios,

in titotepantlahtocatzin,

ma huel tehuatzin topan ximotlahtolti

in titlahtaconhuanine.

 

Santa María,

celestial señora, madre de Dios, 

abogada nuestra, 

ruega por nosotros 

los pecadores. 

 

Dios itlazo nantzine
Dios itlazo nantzine
cemihcac ichpochtle
cenca timitz totlatla uhtilya
matopan xinotlatolti.
Yn il huicac ixpantzinco
inmotlazoconetzin Jesu Christo. 
Ca om pa timo yetzica
Y mi na huactzinco 
yn motlazo conetzin y Jesu Christo.

 

Oh Señora amantísima
madre de Dios siempre virgen, 
la más ensalzada.
¡Oh! cuánto os suplicamos
interceder por nosotros
en el día de la resurrección de los muertos,
ante tu amantísimo
hijo Jesucristo.
Tú que estás en el cielo
en presencia de tu hijo Jesucristo.

 

Xicochi, xicochi,
Xicochi, xicochi, xicochi conetzintle.
Caomiz hui hui xoco in angelos me.

Aleloya.

 

Duerme, duerme, duerme mi hijito.

Mientras los ángeles tocan música

Aleluya.

 

Hanaq pachap kusikuynin

Hanaq pachap kusikuynin
Waranqakta much'asqayki
Yupay ruru puquq mallki
Runakunap suyakuynin
Kallpannaqpa q'imikuynin
Waqyasqayta.

 

Uyariway much'asqayta
Diospa rampan Diospa maman
Yuraq tuqtu hamanq'ayman
Yupasqalla, qullpasqayta
Wawaykiman suyusqayta
Rikuchillay.

 

Alegría del cielo
te adoro mil veces
fruta preciosa de árbol fructífero,
esperanza que anima
y da soporte a los hombres,
oye mi oración,

 

Atiende nuestras súplicas
oh, columna de marfil, madre de Dios
de iris hermoso, amarillo y blanco,
recibe esta canción que te ofrecemos,
ven a nuestra ayuda,
muéstranos el fruto de tu vientre.

 

No sé si topo

No sé si topo con la dicha

que busco por vida mía

o soy un topo, o la halle,

vive Cristo, pues no sé cómo

hoy de manos a boca di con María.

Si hallo al buscar la gloria

de pena un colmo

con la dicha que busco

no sé si topo.

 

Mi niño dulce y sagrado

Mi niño dulce y sagrado
encoged vuestras rodillas
que son cortas las mantillas
y el lugar desabrigado.

 

A Belén me llego
A Belén me llego tío
y an zamarro al niño llevo
porque con el sayo nuevo
esta temblando de frío.

Coplas
Después que el traje vistio
al uso de nuestra tierra
el frío le hase guerra
y de su rigor temblo.

Si el sayo nuevo le coge
de los pies a la cabeza
como llora con ternesa
titiritando se encoge.

Y pues le ofende el rocío
a darle abrigo me atrevo

mas en esta duda me fío
y un zamarro al niño le llevo.

Responsión

No llores mi niño no
porque el fuego que te emprende
de infinito amor nacio
y si lloras mas se enciende.

 

Tota pulchra es

Tota pulchra es, Maria
et macula originalis non est in te.
Vestimentum tuum candidum quasi nix,

et facies tua sicut sol.
Tota pulchra es, Maria,
et macula originalis non est in te.
Tu gloria Jerusalem, tu laetitia Israel,

tu honorificentia populi nostri.

Eres toda pura, María,

sin mancha del pecado original

Su ropa es blanca como la nieve,

y su rostro como el sol.

Tú eres la gloria de Jerusalén,

tú eres la alegría de Israel,

el honor de nuestro pueblo.

 

Desvelado Dueño mío

Desvelado Dueño mío
que a tantos rigores naces,
duerme, a la ro, al arrullo,
que tiernas entonan las aves.
Duerme, a la ro, al arroyo,
instrumento de plata suave,
cese mi niño, desvelo tan grande.

Copla
Duerme, soberano Niño
neto aljófar no derrames
que de esos que lloras
néctares, nácares,
son tus mejillas
rosadas fragantes.

 

Convidando está la noche

Juguete

Convidando está la noche
aquí de músicas varias
Al recién nacido infante
canten tiernas alabanzas
Alegres cuando festivas
unas hermosas zagales
Con novedad entonaron
juguetes por la guaracha.

Responsión (guaracha)
¡Ay, que me abraso, ay!

divino dueño, ¡ay!
en la hermosura, ¡ay!

de tus ojuelos, ¡ay!
¡Ay, cómo llueven, ¡ay!

ciento luceros, ¡ay!
rayos de gloria, ¡ay!

rayos de fuego, ¡ay!
¡Ay, que la gloria, ay!

del portaliño, ¡ay!
ya viste rayos, ¡ay!

si arroja hielos, ¡ay!
¡Ay, que su madre, ay!

como en su espero, ¡ay!
mira en su lucencia, ¡ay!

sus crecimientos, ¡ay!
¡En la guaracha, ay!

le festinemos, ¡ay!
mientras el niño, ¡ay!

se rinde al sueño, ¡ay!

¡Toquen y bailen, ay!

porque tenemos, ¡ay!
fuego en la nieve, ¡ay!

nieve en el fuego, ¡ay!
¡Pero el chicote, ay!

a un mismo tiempo, ¡ay!
llora y se ríe, ¡ay!

qué dos extremos, ¡ay!
¡Paz a los hombres, ay!

dan de los cielos, ¡ay!
a Dios las gracias, ¡ay!

porque callemos, ¡ay!

Curriculum Intérprete


 

Raúl Mallavibarrena, director. Nacido en Oviedo en 1970, comenzó sus estudios musicales con su padre Juan Bautista Mallavibarrena. Especializado en el repertorio de los siglos XV al XVIII,  es fundador y director de los grupos Música Ficta y Ensemble Fontegara, así como del sello discográfico Enchiriadis. Ha dirigido conciertos en los principales festivales de España, así como diversos países de Europa, Magreb, Oriente Medio, Sudamérica, Estados Unidos y Japón, con repertorio que va desde la música medieval hasta oratorios de Monteverdi, Haendel y Bach, zarzuelas barrocas, cantatas y óperas de Vivaldi, pasando por el más amplio repertorio renacentista europeo. En diciembre de 2009 dirigió El Mesías de Haendel a la Orquesta Filarmónica de Málaga. Su discografía comprende diecisiete discos como director musical y más de treinta como productor. Es invitado regularmente a impartir cursos y conferencias en universidades (Valencia, Málaga, Castilla-León, Madrid, Universidad de los Andes-Colombia) y centros especializados, así como colaboraciones para el Teatro Real de Madrid.

 

Música Ficta. Está considerado uno los más destacados renovadores de la interpretación de la música antigua en nuestro país. Desde su fundación en 1992, ha realizado giras y conciertos por los más importantes festivales nacionales, así como  actuaciones en Italia, Grecia, Francia, Noruega, Alemania, Chequia, Polonia, Túnez, Egipto, Jordania, Líbano, Siria, Sudamérica, Estados Unidos y Japón. Hasta la fecha su discografía comprende dieciocho discos, algunos de los cuales han obtenido premios y menciones en España, Francia y Estados Unidos.  En septiembre de 2002 apareció, con motivo del 400 aniversario de su composición, el Officium Defuntorum de Tomás Luis de Victoria, disco premiado como "Mejor disco de Música Renacentista del año 2002" por la revista CD Compact y seleccionado para la Colección de Clásicos de El País, vendiéndose más de 130.000 ejemplares. En 2005 iniciaron una serie de grabaciones para el sello Enchiriadis en torno al tiempo del Quijote, ofreciendo varias primicias mundiales como el Cancionero de Turín o el Parnaso Español de Pedro Ruimonte. Junto con el Ensemble Fontegara han interpretado las Musikalische Exequien de Schütz, el Dixit Dominus de Haendel, el Stabat Mater de Pergolesi, La Senna Festeggiante de Vivaldi, la Messe des morts de Charpentier, además de otras obras de Purcell, Buxtehude o Bach. En 2005, junto con la orquesta Civitas Harmoniae, interpretaron en versión escénica la zarzuela de Sebastián Durón Salir el Amor del Mundo. En agosto de 2007 completaron los tres volúmenes de la primera grabación mundial de la integral de las villanescas espirituales de Francisco Guerrero. En febrero de 2010 apareció, con extraordinaria acogida de la crítica, su grabación de los 18 Responsorios de tinieblas de Tomás Luis de Victoria, primero de una serie de proyectos encaminados a conmemorar, en 2011, el 400 aniversario de la muerte del compositor abulense. En 2012 apareció Músicas Viajeras, con repertorio de las Tres Culturas. Música Ficta es miembro fundador de la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua (GEMA).

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC