Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2012

 

Edición 2012

Concierto


‘LES DEUX AMIX’: SOR Y AGUADO EN PARÍS CA. 1830

Lugar


BAEZA, AUDITORIO DE LAS RUINAS DE SAN FRANCISCO

Fecha


VIERNES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2012, 21.00 H.

Director


Intérprete


RICARDO GALLÉN

Componentes


Ricardo Gallén, guitarra

Ricardo Gallén

 

Guitarra clásico-romántica de Lourdes Uncilla,

copia de Petit Jean L’aime (ca. 1800)

Cuerdas Savarez Alliance de instrumentos antiguos

Programa


Fernando Sor (1778-1839) 

7e Fantaisie et Variations Brillantes op. 30

Deuxieme Grande Sonate op. 25

 

Dionisio Aguado (1784-1849) 

Trois Rondo Brillants op. 2

Adagio-Polonaise

Andante-Allegro Moderato

Andante-Allegro

 

Fernando Sor

Grande Sonate op. 22

 

CONMEMORACIÓN DEL BICENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN DE 1812

La Pepa

 

Notas programa


París ca. 1830

 

Pompeyo Pérez Díaz

 

El catalán Fernando Sor (1778-1839) y el madrileño Dionisio Aguado (1784-1849) fueron dos de las figuras más destacadas de la edad dorada de los guitarristas-compositores durante el primer tercio del siglo XIX. Virtuosos del instrumento y estudiosos de cuanto concernía a su técnica -sus textos didácticos son los más relevantes del periodo y se encuentran pocos de su nivel en toda la historia de la guitarra-, desarrollaron, primero en Madrid y, sobre todo, dos décadas después en París, una sólida amistad y una ocasional colaboración musical cristalizada como dúo de guitarras. Bajo esa premisa compuso Sor Les Deux Amis op. 41 para dos guitarras, obra cuyo título sirve de hilo conductor del presente concierto. El músico nacido en Barcelona tuvo una especial relación con Andalucía en general y con Jaén en particular, pues, además de diversas estancias profesionales y de haber combatido con grado de capitán en la milicia de los Voluntarios de Córdoba contra las tropas napoleónicas, tras ser aniquilado casi por completo su regimiento y pasarse al bando de José I en la primavera de 1810 -siempre estuvo del lado que creyó más acorde con sus ideales de liberal y francmasón- fue nombrado comisario político en Jaén, cargo que ostentó hasta que en 1813 las tropas francesas abandonaron este territorio.

 

Como otras grandes ciudades europeas, París conoció durante las tres primeras décadas del siglo XIX un extraordinario auge de la guitarra; virtuosos deslumbrantes -en su mayoría italianos- ofrecían conciertos, miembros de ambos sexos de las clases medias y altas urbanas querían aprender los rudimentos básicos para tocar el instrumento y los editores ganaban dinero publicando cuadernos de pequeñas piezas al gusto de los aficionados. Fue el fenómeno que en la capital francesa se denominó Guitaromanie. Cuando Dionisio Aguado se estableció en el Hotel Favart de París a principios de 1826, la Guitaromanie disfrutaba de sus últimos años de esplendor. En 1827 Sor, que había vivido en la capital francesa tras exiliarse de España para luego trasladarse a Londres y a Moscú -y que era para entonces, además de un famoso guitarrista, un reconocido autor de música vocal y de partituras para ballet- regresó a la ciudad instalándose, en principio, en el mismo hotel que Aguado. El madrileño permaneció en París hasta diciembre de 1838 o, más probablemente, enero o febrero de 1839, año en el que, en julio, moriría Sor. Están acreditadas, además de sus conciertos por separado, apariciones conjuntas de ambos -tocando a solo y a dúo- en 1829, 31, 35 y 36, aunque posiblemente ocurriera en más ocasiones. Al margen de cualquier rivalidad, estas dos personalidades tan diferentes siempre se mostraron una mutua y sincera admiración y un afecto fuera de toda duda, como atestiguan numerosas fuentes de diversa índole. 

 

La Fantaisie op. 30 (1828), estrenada por Sor en uno de los conciertos ofrecidos tras su vuelta a París y dedicada a Aguado -al igual que Les Deux Amis o la Fantaisie Villageoise op. 52-, indica en la portada de su primera edición que contiene variaciones sobre "dos aires favoritos". La obra comienza con una breve introducción lenta que desemboca en el primero de los temas, la canción popular francesa La mère Michel. Cuatro gráciles variaciones conducen, a través del pasaje lento en el que se transforma la última de las mismas, a un allegretto en 6/8 cuya sencilla melodía de carácter bailable -la cual, hasta donde sabemos, no ha sido identificada pese a ser un "aire favorito" en su momento- y que esta vez no es tratada en forma de variaciones separadas, sino como un solo movimiento donde distintas elaboraciones del material temático conducen a un final característico de Sor en esta clase de obras, una coda que alterna las frases en forte y en piano junto con un imaginativo uso de los armónicos.

 

Las cuatro sonatas (op. 14, 15b, 22 y 25) que escribió Sor para guitarra constituyen una aportación fundamental no sólo al repertorio guitarrístico sino, en general, a la música española del siglo XIX, y únicamente la poca atención que recibe el repertorio de este instrumento fuera de su propio ámbito explica que no hayan sido objeto de mayor atención académica y de mayor difusión entre el conjunto del público. Las dos primeras fueron concebidas en un solo movimiento, de ahí que las op. 22 y 25 se publicaran bajo la denominación de primera y segunda "gran sonata" respectivamente. Aunque editada en París en 1825, la sonata op. 22 fue escrita con toda probabilidad antes de 1808, y está dedicada a Manuel Godoy, Príncipe de la Paz. Llena de la brillantez y de la energía típicas de la primera época de Sor, la obra muestra el perfecto conocimiento que este había adquirido del estilo vienés y, en concreto, de la música de Joseph Haydn, cuya influencia se mezcla con rasgos de la tradición guitarrística española del último tercio del XVIII. Equilibrio formal, claridad de lenguaje, virtuosismo y capacidad expresiva se aúnan en una composición que constituye una de los mejores ejemplos de la escritura de su autor.

 

La sonata op. 25, publicada dos años después y escrita por esa época, representa lo que podemos considerar el segundo estilo de Sor. Un mayor uso del cromatismo armónico, un discurso inclinado a menudo hacia una expresividad elegíaca -subyacente incluso en movimientos de tempo animado- y, en sus obras de formato amplio, la ambición de explorar nuevas posibilidades a la hora de configurar la estructura formal. Un ejemplo de ello es esta sonata, que comienza con un movimiento lento, como algunas de Beethoven y otros contemporáneos, y cuya concepción presenta claramente un afán de originalidad en la disposición de sus movimientos. El resultado es una obra más bien melancólica y algo desconcertante, que exige una escucha atenta para penetrar en su delicada propuesta.

 

Los Trois Rondo Brilliants op. 2 de Dionisio Aguado fueron editados en París poco después de la llegada del autor a la ciudad, por lo que podemos afirmar que fueron compuestos en España, probablemente durante la primera mitad de la década de 1820. Fue un periodo fructífero en el que también se produjo la redacción de la Escuela de Guitarra (1825), texto esencial en la trayectoria de Aguado como pedagogo y en la propia historia técnica del instrumento. Nos gustaría señalar, a modo de curiosidad, que se trata de la única obra de Aguado en la que aparecen indicaciones metronómicas, lo cual nos aporta información suplementaria sobre su concepción de los tempi, que explica con detalle pero sin especificaciones de metrónomo en sus escritos didácticos. Por otro lado, el primero de los supuestos rondós no es tal, sino una polonesa de estructura ternaria.

 

De escritura brillante y elegante acabado, las tres piezas presentan una introducción lenta de atmósfera grave y con vocación de crear un clima de tensión dramática -siendo la más interesante a nivel expresivo la primera de ellas- que van seguidas de un allegro de carácter virtuosístico. Pasajes de bravura, fermatas, exploración de los recursos tímbricos de la guitarra, uso de bajos repetidos para reforzar cambios de dinámica y otros muchos de los recursos técnicos que poseía el autor aparecen en lo que estimamos una de las obras más representativas de su estilo. El segundo rondó -según el orden de la edición, aunque ya hemos advertido que el primero no es tal- resulta tal vez el más logrado, con un equilibrio casi perfecto entre el desarrollo melódico y los momentos virtuosísticos que lo convierte en un perfecto ejemplo del pensamiento guitarrístico de Aguado.

Curriculum Intérprete


Ricardo Gallén, guitarra. Nace en Linares, Jaén en 1972. Realiza estudios superiores en los Conservatorios Superiores de Música de Córdoba, Madrid y Granada con los profesores Miguel Barberá, Demetrio Ballesteros y Carmelo Martínez. Ha ofrecido recitales por todo el mundo como solista y con numerosas orquestas bajo la tutela de directores como Monica Huggett, Leo Brouwer o Jordi Savall en salas como la del Concertgebouw de Ámsterdam, Auditorio Nacional de España en Madrid, Auditori de Barcelona, la sala Tchaikovsky de la Filarmónica de Moscú o la sala Shostakovich en San Petersburgo. Destaca también su labor como docente impartiendo clases magistrales por universidades y festivales de todo el mundo. Realiza estudios de guitarra y música antigua en las Universidades de Salzburgo (Mozarteum) y Munich, con los maestros Fisk, Eglhuber, Spiri, Gilbert, Hübscher y Clerch, graduándose en 1999 en la Meisterklasse (Clase de Maestros) en la Hochschule für Musik en Munich con Joaquin Clerch. Es invitado con frecuencia para formar parte del jurado de numerosos concursos internacionales como el Tárrega, Joaquín Rodrigo, Alessandria, Alhambra, Markneukirchen, Andrés Segovia o GFA en USA. Ha grabado 5 CDs para la casa discográfica Naxos, habiendo obtenido sensacionales críticas por parte de la prensa especializada. En breve saldrá al mercado su sexto CD (doble) con la obra completa para laúd de Bach. Ha sido Profesor Asistente de la Cátedra de Eliot Fisk durante cinco años en la Universidad Mozarteum en Salzburgo y Profesor de la Escola Luthier (Universidad Blanquerna, Barcelona) también durante cinco años. Actualmente es Catedrático de Guitarra en la Escuela Superior de Música "Franz Liszt" de Weimar, puesto que compagina como Profesor Principal y Director del III Máster de Interpretación Musical en Guitarra en la Universidad de Extremadura en Cáceres. Además de la Mención de Honor Fin de Carrera (1993) ha recibido numerosos galardones y primeros premios, entre los que destacan el del XXXII Internationaler Instrumentalwettbewerb Markneukirchen 1997 (Alemania), Certamen Internacional Francisco Tárrega (1999) o el IX Concurso Internacional de Guitarra de La Habana (2002).

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC