Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2010

 

Edición 2010

Concierto


Las Españas de Felipe II

Lugar


Canena, Sala de baile del Castillo

Fecha


Domingo, 21 de noviembre de 2010, 13.00 h.

Director


Intérprete


SILVA DE SIRENAS

Componentes


Cristina Bayón, soprano
María Luz Martínez, laúd

Programa


I. Los maestros y preceptores de Felipe II
Enríquez de Valderrábano (?-ca.1547)
Soneto Lombardo

Alonso Mudarra (ca.1510-1580)
Motete Beatus Ille
Villancico Claros y frescos ríos

Luys de Narváez (ca.1500-1550/1560)
Diferencias Guárdame las vacas

Miguel de Fuenllana (1500-1579)
Villancico No sé qué me bulle

Luys de Narváez
Canción Passeávase el rey moro

Alonso Mudarra
Pavana y Gallarda de Alexandre

II. Música para la boda de Felipe II y María Manuela de Portugal
Miguel de Fuenllana
Villancico Con qué la lavaré

Luys de Milán (ca.1500-1560)
Pavana IV

M. Fuenllana/Diego Pisador (1509/10-desp 1557)
Endechas

Luys de Milán
Pavana III

Alonso Mudarra
Villancico Isabel, perdiste la tua faxa

Luys de Milán
Pavana I

III. Vihuelistas en el Puerto de Indias
Alonso Mudarra
O gelosia d´amanti

Luys Milán
Fantasía 11

Manuel de Fuenllana
Villancico De Antequera sale el moro
Villancico Vos me matásteis

Luys de Milán
Pavana VI

M. Fuenllana/Mateo Flecha El Viejo (1481-1553)
Ensalada La Bomba

CONCIERTO EN COLABORACIÓN DE LUIS Y ROSA MARÍA VAÑÓ

Notas programa


Las Españas de Felipe II

Cristina Bayón Álvarez

El imperio donde no se ponía el sol. En esta célebre frase se resume la gran importancia y extensión del imperio español en época de Carlos V y de su hijo Felipe II. España en esta época también fue referente mundial en lo que se refiere a música, beneficiándose del influjo de las nuevas colonias conquistadas. Mención importante es la proclamación de Felipe II como rey de Portugal en 1580 tras luchar en la batalla de Alcántara frente Antonio, el prior de Crato, que se autoproclamó rey a la muerte de Enrique I procedente de la estirpe de Juan III, y con el que tuvo una estrecha relación el vihuelista Luys de Milán.

Luys de Milán nació en Valencia, pero viajó a Italia y Portugal, dónde estuvo al servicio de Juan III, dedicándole su libro El maestro, donde se recogen 40 fantasías, 4 tientos y 6 pavanas. A diferencia de los restantes libros de vihuela, no incluye transcripciones de obras polifónicas.

Felipe II heredará parte de la capilla musical de su padre y madre. Tanto es así, que al morir la emperatriz Isabel, Carlos V ordenó antes de partir a España repartir la servidumbre de la reina entre Felipe por una parte y las infantas María y Juana por otra. De Felipe II fue maestro de música Luys de Narváez, amigo íntimo de Carlos V. En su libro El delfín de Música aparecen cinco glosas sobre la canción del Emperador Mille Regretz. De igual forma, se dice que Mateo Flecha El Viejo, creador de las célebres ensaladas, fue maestro de las dos infantas. Otro importante vihuelista fue Enríquez de Valderrábano, preceptor del mismo Felipe II que escribe su libro Silva de Sirenas.

Con la llegada de las riquezas del Nuevo Mundo, aparece el puerto más importante de Europa en ese momento: el Puerto de Indias en Sevilla. Dicha ciudad fue muy cosmopolita y de gran vida social y cultural. Aparecen academias y casas nobiliarias como punto de encuentro de literatos, músicos y pintores. Algunas de las reuniones más famosas fueron las de Hernando Colón, gran erudito que adquirirá multitud de libros en la imprenta sevillana de Martín de Montesdoca. Con dichos personajes tendrá una relación muy estrecha Miguel de Fuenllana, vihuelista madrileño al servicio de Felipe II que se trasladará a Sevilla en 1554 y será Montesdoca quién le realizará la impresión de su libro Orphenica Lyra que consta de seis libros de dedicados a dicho monarca, donde se recogen transcripciones a tablatura para vihuela y canto de obras de músicos como Morales, Verdelot, Vázquez, Flecha, entre otros. Pero no solo Fuenllana tiene relación con Sevilla. En 1546 Alonso Mudarra se ordena sacerdote en la Catedral de Sevilla y permanecerá allí hasta su muerte en 1580. Por fechas hemos de deducir que estos dos importantes vihuelistas mantuvieron contacto durante la estancia del madrileño en Sevilla.

Nuestro programa lo hemos estructurado en tres bloques distintos en relación a aspectos fundamentales de la vida de Felipe II. En el primer bloque se realizarán obras de preceptores, maestros y vihuelistas que estuvieron en la corte de nuestro monarca. En el segundo, destacaremos la relación de Felipe II con Portugal, aludiendo a su matrimonio con María Manuela de Portugal, hija de Juan III con la que se casó en Salamanca el 12 de Mayo de 1543. Luys de Milán fue nexo de unión entre la música de España y Portugal, por lo que también lo utilizaremos para enlazar las obras de nuestros dos últimos bloques. El tercer bloque lo hemos dedicado a la relación del imperio con el Nuevo Mundo a través del Puerto de Indias. Cabe destacar la ensalada La Bomba, compuesta por Mateo Flecha El Viejo y recogida en versión para voz y vihuela en el libro de Fuenllana, Orphenica Lyra. Del Puerto de Indias partirían barcos y expediciones hacia el novedoso mundo, por lo que hemos querido finalizar nuestro concierto con la historia de un naufragio; la desesperación y el miedo hacen que todos los tripulantes realicen plegarias a todos los santos y vírgenes en aquel desastroso momento. La historia la acabará Flecha con dos singulares moralejas: la primera viene a decir que en cuestión de peligro, el ser humano siempre implora ayuda a lo divino, sin embargo, cuando ve la salvación cercana se olvida de las plegarias y promesas realizadas y con poner una vela a dicho santo le basta. La última moraleja la escribe en latín dónde cuya traducción es: "Si peligro hay en el mar, más peligro hay en la tierra con los falsos frailes". Aquí el compositor realiza una clara crítica a la Iglesia del momento. El reinado de Felipe II continuó siendo el Siglo de Oro de la música española, siempre sumida en la influencia dada y recibida por sus grandes músicos en el ámbito de aquel vasto imperio.


TEXTOS

Beatus ille
Beatus ille, qui procul negotiis,
Ut prisca gens mortalium,
paterna rura bubus exercet suis
solutus omni faenore.

Feliz aquel hombre, lejos de toda
preocupación por el negocio,
al igual que los primeros mortales,
aquél que trabaja con su propio arado la
tierra de sus antepasados,
ajeno a todo dinero.

Neque excitatur classico miles truci
neque horret iratum mare
forumque vitat et superba civium
potentiorum limina.

Feliz aquel que no ha de despertar
oyendo el clarín guerrero
o cruzar con espanto el mar
Embravecido,
feliz aquel que evita el foro
y las moradas de los más poderosos ciudadanos.

Claros y frescos ríos
Claros y frescos ríos
que mansamente vays
siguiendo vuestro natural camino.
Desiertos montes míos
que en un estado estays
de soledad muy triste de continuo.
Aves, en quien al tino
de estar siempre cantando;
Àrboles que vivís,
y al fin también morís,
perdiendo a veces tiempos y ganando.
Oydme, oydme juntamente
mi box amarga, ronca y tan doliente.
Pues quiso mi ventura
que hubiese de apartarme
de quién jamás osé pensar partirme.
En tanta desventura
conviene consolarme
que no es agora tiempo e morirme.
El alma ha de estar firme
que en un tan alto estado.
Vergonzosa es la muerte
si acaba en mal tan fuerte.
Todos dirán que voy desesperado
y quién tan y quién tan bien amo
no es bien que digan que tan mal murió.

No sé que me bulle
No sé que me bulle
en el carcañal
que no puedo andar.
Yéndome y viniendo
a las mis vacas.
No sé que me bulle
entre las faldas
que no puedo andar.

Passeávase el rey moro
Passeávase el rey moro
por la ciudad de Granada
Cartas le fueron venidas
Como Alhama era ganada.
Las cartas echó al fuego
Y al mensajero matará
Echó mano a sus cabellos
Y las sus barbas mesaba.
Apeóse de una mula
Y en un caballo cabalga
Mandándo tocar sus trompetas
Sus añafiles de plata,
Porque lo oyesen los moros
Que andaban por ellarada,
Cuatro a cuatro, cinco a cinco,
Juntándose a gran batalla.

Con qué la lavaré
Con qué la lavaré
La tez de la mi cara
con qué la lavaré
que vivo mal penada.
Lavanse las casadas
con agua de limones
lavóme yo cuitada
con penas y dolores.

Endechas
¿Para qué es dama tanto quereros?
Para perderme y a vos perderos:
más valiera nunca veros.
Si cuando viene el pesar, durase,
No habría mármol que no quebrase:
¿qué no hará el corazón de carne?.
Si los delfines mueren de amores,
si los delfines mueren de amores,
Triste de mí, ¿qué harán los hombres
que tienen tiernos los corazones?
Triste de mí, ¿qué harán los hombres?

Ysabel, Ysabel
Ysabel, Ysabel
Perdiste la tua faxa;
Héla, por do va,
Nadando por el agua;
Ysabel, la tan garrida!

O gelosia d´amanti
O gelosia d´amanti horribil freno,
che in un punto mi tiri et tien si forte;
O sorella di l´empia et cruda norte
che con tua vista turbi il ciel sereno

O serpenti nascosto in dolce seno
che con tue voglie mie speranze (hai) norte
Tra felice succesi adversa sorte
tra soave vivan d´aspro veneno

Di qual bocca infernal nel mondo uscisti,
O crudel mostro, o peste dei mortali
per far gli giorni miei si oscuri?

Tornate in giû, non aumentar miei mali:
infelice paura ad qui venisti?
Hor non bastaba amor con gli suoi strali?

Oh celos de amantes horrible freno,
que tan fuerte me arrastran y me agarran,
Oh hermana de la muerte impía y cruel,
con la mirada tuya perturbas el cielo sereno.

Oh serpiente escondida en el dulce seno
tus deseos han matado mi esperanza;
tras los felices momentos la suerte adversa,
tras las suaves vivencias el áspero veneno.

¿De qué boca infernal viniste al mundo,
Oh, cruel monstruo, o peste de los mortales,
para volver mis días tan tristes y oscuros?

Vuelve al infierno, no aumentes mis males;
Infeliz temor, ¿cuál es tu meta?
¿No bastaba el amor y sus dardos?

De Antequera sale el moro
De Antequera sale el moro
de Antequera se salía,
cartas llevaba en su mano,
cartas de mensajería.
Ante el Rey cuando le halla,
tales palabras decía:
"Mantenga Dios a tu alteza,
Salve Dios tu señoría"
Las nuevas, que, rey sabrás
no son nuevas de alegría:
Que ese Infante Don Fernado
cercada tiene tu villa.
Los moros que estaban dentro
cueros de vaca comían,
si no socorres, el rey,
tu villa se perdería.

Vos me matásteis
Vos me matásteis
Niña en cabello,
Vos me habéis muerto.
Riberas de un río
Vi moza virgen,
niña en cabello.
Vos me matastasteis.

La bomba
¡Bomba, bomba y agua fuera! Vayan los cargos al mar que nos yamos a anegar, do remedio no se espera! ¡Al´escota socorred! ¡Vosotros id al timón! ¡Que espacio! ¡Corred, corred! ¿No veis vuestra perdición? Esas gúmenas cortad porque se amaine la vela. ¡Mandad calafatear que quizá dará remedio!

Ya no hay tiempo ni lugar, que la nau se abre por medio!¿Qué haremos? ¿Si aprovechara nadar? Oh, que está tan bravo el mar, que todos pereceremos! Pipas y tablas tomemos. Mas, triste yo, qué haré? Que yo, que no sé nadar moriré! Moriré!

Virgen Madre, yo prometo rezar continuo tus horas. Si, Juan, tues capas, hiermo moras. Monserrate luego meto. Yo, triste, ofrezco también, en saliendo de este lago, ir descalzo a Santiago, eu yendo a Jerusalem. Virgen de Guadalupe, San Ginés, socorrednos!¡Que me ahogo, Santo Dios! Que me ahogo! San Telmo, santo bendito! Oh, Virgen de Guadalupe, nuestra maldad no te ocupe. Señora de Monserrate!. Oh, señora y gran rescate!. Oh, gran socorro y bonanza! Nave viene! Nave viene en que escapemos! Alegad, alegad que perecemos! Socorred, no haya tardanza!¡Socorred! No sea un punto detenido, señores, ese batel!

Oh, qué ventura he tenido, pues que pude entrar en él! Gratias agamus Domino Deo nostro. Dignum et justum est. De tan grande beneficio recibido en este día. Cantemos todos con alegría todos hoy por su servicio.

Ea, ea, sus empecemos!. Empieza, tú Gil pizarra, a tañer con tu guitarra, y nosotros te ayudaremos. Esperad que esté templada. Tiémplala bien, hi de ruín. Dindirindín. ¡Oh, como está destemplada! ¡Acaba maldito ya! Dindirindín, dindirindín. Sube, sube un poco más. Dén, dén, dén, dén. ¡Muy bien está!

Ande, pues, nuestro apellido, el tañer con el cantar concordes en alabar a Jesús recién nacido. Bendito el que ha venido a librarnos de agonía, Dindín, dindírindín. Remedió su advenimiento mil enojos. Dindín?

Bendito sean los ojos que con piedad nos miraron y benditos que ansí amasaron tal fortuna. No quede congoja alguna, demos prisa al navegar, poys o vento nos ha de llevar. ¡Garrido es el vendaval! No se vió bonanza igual sobre tan grandes a tiento. Bien ayás tú viento, que ansí me ayudas contra fortuna. Grita, grita todos a una grita: ¡Bonanza, bonanza!, ¡salvamiento, salvamiento! Miedo vistes al tormento, no tu viendo ya esperanza. Omodicae fidei! Ello está muy bien ansí.

Gala es todo. A nadie hoy duela la gala chinela, de la china gala, la gala chinela. Mucho prometemos en tormenta fiera, más luego ofrecemos infinita cera. De la china gala, la gala chinela. ¡Adiós señores! ¡A la vela!

Nam si pericula sunt in Mari, pericula sunt in terra, ey pericula in falsis fratibus, in falsis fratibus.

Curriculum Intérprete


Silva de Sirenas. Este dúo nace en 2007 bajo la dirección de Rolf Lislevand, catedrático de instrumentos de cuerda pulsada en la Staatliche Hochschule de Trossingen (Alemania), donde se conocen las dos componentes realizando la especialidad de Música de Cámara. Tras un exhaustivo estudio de los diversos libros de compositores españoles para vihuela y canto, comienzan a dar a conocer este repertorio por la región de Baden-Wüttemberg, haciendo ver al público alemán la belleza y extraordinaria calidad de la música española del Siglo de Oro. Paralelamente, establecen relación entre música española y europea, combinando en sus distintos repertorios la singularidad de estas piezas. Toman su nombre del libro para vihuela y canto Silva de Sirenas, de Enríquez de Valderrábano, fechado en Valladolid en 1547. Como dúo han realizado conciertos con gran éxito de crítica y público para distintas entidades como el Instituto Andaluz de la Mujer, Noches en los Jardines del Alcázar de Sevilla, Festival Villa Gumiel de Izán (Burgos), Festival de Música Antigua de Barcelona (Fringe 2008), Festival de Música Antigua de Amberes, Festival de Música Antigua de Utrecht, Festival de Invierno 2009 de Música y Artes Escénicas en Sarajevo, Alte Rathaus de Trossingen, Alte Krematorium de Tuttlingen, Kultur und Klinik de Tuttlingen, Alte Kloster de Maulbron, St. Jakobus Kirche de Esslingen, entre otros, con la propuesta de dar a conocer este repertorio recogido en las tablaturas instrumentales en su vertiente hispana.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC