Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2010

 

Edición 2010

Concierto


Cabezón In Memoriam (I). Nuevas rutas para Antonio de Cabezón en Portugal e Italia

Lugar


Baeza, Iglesia de San Andrés

Fecha


Domingo, 5 de diciembre de 2010, 13.00 h.

Director


Intérprete


ANDRÉS CEA

Componentes


Andréa Cea, órgano


CONMEMORACIÓN DEL V ANIVERSARIO
DEL NACIMIENTO DE ANTONIO DE CABEZÓN (1510-2010)

EN COLABORACIÓN CON EL OBISPADO DE JAÉN

Programa


Anónimo
(MS 242 Biblioteca Geral, Universidade de Coimbra)
Fantasia de 8º tom
Fantasia de 4º tom
Himno (Aurora lucis rutilat)
Tento de 7º tom
Ave Maria
Cançao a 4

Giaches Brunel (ca. 1500-1564)
(MS Castall'Arquato, Piacenza)
Kyrie - Christe - Kyrie

Fantasía de Giaches
(MS Chigi Biblioteca Apostolica Vaticana)

Anónimo
(MS Martín y Coll, Biblioteca Nacional de Madrid)
Ave maris Stella
Kyries de quarto tono (4 versos)

Antonio de Cabezón (1510 -1566)
(Libro de cifra nueva, L. Venegas de Henestrosa, 1557, y Obras de música, 1578)
Tiento de sexto tono
Dic nobis Maria
Discante sobre la Pavana italiana
Diferencias sobre la Gallarda milanesa
Tiento de segundo tono
Duviensela

Notas programa


Cabezón In Memoriam (I)

Andrés Cea

"Celebróse la misa de pontifical. Oficiáronla los cantores y capilla del Príncipe con gran admiración de todo el pueblo de ver la solemnidad con que se hacía y con tan divina música y de tan escogidas voces y de oír la suavidad y extrañeza con que tocaba el órgano, el único en este género de música, Antonio de Cabezón, otro Orfeo de nuestros tiempos" (Juan Cristóbal Calvete de la Estrella, El felicísimo viaje, Amberes, 1552).

Cinco siglos después de su nacimiento, la música de Cabezón sigue siendo objeto de estudio para músicos y musicólogos de todo el mundo. No sólo por ser uno de los repertorios para tecla más interesantes y extensos de todo el siglo XVI europeo, sino también porque acercarse a esta música nos lleva de inmediato a un estado de curiosidad y fascinación difícil de explicar.

La historiografía nos remite a menudo a las rancias esencias ibéricas de Cabezón, a su origen castellano, a su misticismo. A partir de aquí, solemos atribuir a su estilo ciertos aires de sobriedad y profundidad... Y, sin embargo, nada define mejor esta música que los términos usados por Juan Cristóbal Calvete de la Estrella, oyente privilegiado en aquella ceremonia celebrada en la catedral de Génova el 8 de diciembre de 1548: "suavidad y extrañeza".

Fue, sin duda, el recordado musicólogo afincado en Portugal Macario Santiago Kastner quien mejor supo escudriñar en la música de Cabezón, abriéndonos las puertas hacia su comprensión y disfrute. También fue quien con más tino supo hilvanar su biografía: su nacimiento en Castrillo de Matajudíos; su ceguera; su probable formación en Burgos y Palencia; su llegada a la Corte en 1526; su actividad como organista de la capilla, como tañedor de la cámara y como maestro de capilla, al frente de instrumentistas y cantantes... Pero, sobre todo, nos relató con admirable nitidez los viajes de Cabezón en el séquito del futuro Felipe II a través de Italia, Alemania, Países Bajos e Inglaterra. Son estos viajes, y las relaciones profesionales y humanas que de ellos se derivan, los que nos ayudan a situar a Cabezón con mayor precisión en el contexto de la música europea de su tiempo.

El estilo y fama de Cabezón debían estar bien fijados ya hacia 1539, cuando Cristóbal de Villalón escribe en su Ingeniosa comparación entre lo antiguo y lo presente: "Antonio, el Ciego, tañedor de la Casa de la Emperatriz, que en el arte no se puede más expresar, porque dicen que ha hallado el centro en el componer". En el mismo sentido habría que entender las palabras del proemio de las Obras de música de 1578: "Ninguno hubo tan loco que no rindiese sus fantasías a la grandeza de ingenio que en Antonio de Cabeçón se conocía. Lo qual se entendió assí no sólo en España, pero en Flandes y en Italia, por donde anduvo siguiendo y sirviendo al cathólico rey don Philippe".

Dejando aparte cuanto pudiesen tener de apasionadas estas palabras, no es menos cierto que la música de Antonio de Cabezón, bebiendo de la amplia tradición del estilo internacional europeo del siglo XVI, presenta tales elementos de singularidad que resulta fácil aceptar las palabras de Hernando en su testamento, cuando asegura "aver sido el dicho mi padre el más singular hombre que hubo en el mundo en su facultad".

La música de Antonio Cabezón se ha conservado en dos colecciones impresas: el Libro de cifra nueva, publicado por Luis Venegas de Henestrosa en 1557, y las Obras de música, publicadas póstumamente por su hijo Hernando en 1578. En el manuscrito M242 de la Biblioteca General de la Universidad de Coimbra (Portugal) se encuentran también algunas piezas de Cabezón conocidas por el impreso de 1557, aunque con importantes variantes. Este manuscrito es también la fuente principal para las obras de Antonio Carreira, tañedor de don Sebastián, rey de Portugal. El manuscrito usa tanto los nombres de Carreira como el de Cabezón para identificar al autor de las piezas, pero también las siglas A.C. y Ca, que pueden servir para designar tanto a uno como al otro. El problema de las atribuciones es, pues, muy complicado, como confesó el propio Kastner en la edición que llevó a cabo de estas piezas.

No obstante, las obras del manuscrito de Coimbra seleccionadas para este programa son, precisamente, aquellas que no llevan nombre ni siglas para identificar al autor. En ellas la autoría es, por tanto, cuestión abierta, a pesar de los esfuerzos de Kastner por asignar atribuciones fiables. Lo que resulta indudable es, desde luego, la procedencia de este repertorio, relacionado con el entorno de los tañedores de las capillas reales española y portuguesa.

Fray Antonio Martín y Coll también copió al menos unos versos para la Salve de Antonio de Cabezón en sus manuscritos de los años 1706-9. En esta magna antología de música para órgano de los siglos XVI y XVII, encontramos también otras piezas anónimas cuyo estilo nos remite a la generación inmediatamente posterior a la de Hernando de Cabezón (1541-1602). De entre ellas, se han seleccionado cuatro versos para Kyries y una Ave maris stella para este programa.

Finalmente, llegamos a la música de Giaches Brunel. Mis recientes investigaciones me han permitido identificar uno de los tientos de Antonio publicados por Hernando en 1578 como una de las fantasías de "Giaches" que se conservan en la colección Chigi de la Biblioteca Apostólica Vaticana. La misma pieza también se encuentra entre una colección de ricercari sin atribución en el Bourdenay Codex de la Biblioteca Nacional de Francia. Los errores y variantes que se encuentran en el impreso de Hernando permiten asegurar que ambos manuscritos no usaron la edición de 1578 como fuente. Más bien al contrario, la pieza de Giaches parece haberse deslizado "inadvertidamente" en el compendio de música preparado por Hernando y, por tanto, "no es" una pieza de Antonio de Cabezón.

Este "Giaches" ha sido identificado por algunos autores como Giaches de Wert o, más propiamente, con Giaches Brunel, organista francés compañero de Luzzasco Luzzaschi en la corte de Ferrara. Sin duda, el hallazgo abre las puertas a una más profunda comprensión de la música de Antonio de Cabezón en el contexto de la música europea de su tiempo.

Curriculum Intérprete


Andrés Cea Galán, órgano. Organista formado primeramente en España y, más tarde, en la clase de órgano de Jean Boyer en Lille (Francia), y en la Schola Cantorum de Basilea (Suiza) con el profesor Jean-Claude Zehnder. Interesado por todos los aspectos relacionados con los instrumentos históricos de teclado, estudió también clave y clavicordio con profesores como Françoise Lengellé y Bernard Brauchli y trabajó durante varios años en el campo de la organería como miembro del equipo del maestro Gerhard Grenzing. Sus numerosas publicaciones se refieren, especialmente, a aspectos de la interpretación de la música para teclado y a la historia y estética del órgano en España. Ha realizado grabaciones para RNE, Swedish Radio, WDR alemana, DRS2 suiza y Radio Educación de México. Entre sus grabaciones discográficas descata el CD Alabanza de tañedores, que forma parte de la colección "Documentos Sonoros del Patrimonio Musical de Andalucía". Para el sello Lindoro grabó Tiento a las Españas y otro disco dedicado a la música de Francisco Correa de Arauxo bajo el título Lerma. Ambas producciones fueron distinguidas con un "coup de chapeau" por la revista Magazine Orgue en 2001 y 2007. Su grabación Domenico Scarlatti & Cia se realizó en el órgano Bosch del Palacio Real de Madrid y forma parte de un proyecto conjunto con la Fundación Caja Madrid y Patrimonio Nacional. Coincidiendo con el quinto centerario del nacimiento de Antonio de Cabezón, acaba de publicar el Cd Cabezón: suavidad y extrañeza con el sello Lindoro.

Como docente ha impartido cursos y pronunciado conferencias para numerosas instituciones académicas en Europa, México y Japón, entre las que destacan el Sweelinck Conservatorium de Ámsterdam, Conservatoire Superieur de Lyon (Francia), Universidad de Göteborg (Suecia), Academie d'orgue de Fribourg (Suiza), etc. Como solista, ha ofrecido conciertos en los más importantes festivales de órgano, tanto en España como en Portugal, Francia, Suiza, Alemania, Italia, Austria, Dinamarca, Suecia, Bélgica, Holanda, Serbia, Marruecos, Uruguay, México, Brasil y Japón. Dirige el ensemble Scala Çeleite y ha colaborado también con grupos como Alfonso X el Sabio, Concerto Palatino, Cuarteto Dialogue, Coro Barroco de Andalucía, Orquesta Barroca di Venezia, Ensemble Plus Ultra, etc. Con este último, y bajo dirección de Michael Noone, colabora actualmente en la grabación de una serie de discos dedicados a Tomás Luis de Victoria, para el sello Universal. Andrés Cea Galán trabaja también habitualmente como asesor en proyectos de restauración de órganos para diversas instituciones. Es profesor de Acústica Musical en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla y director de la Academia de Órgano en Andalucía.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC