Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2009

 

Edición 2009

Concierto


Músicas jesuíticas y chinas en Asia

Lugar


Úbeda, Auditorio del Hospital de Santiago

Fecha


Sábado, 5 de diciembre de 2009, 20.30 h.

Director


Jean-Christophe Frisch

Intérprete


ENSEMBLE XVIII-21 LE BAROQUE NOMADE

Componentes


Cyrille Gerstenhaber, soprano
Christophe Laporte, alto
Renaud Tripathi, tenor
François Fauché, barítono
Wang Weiping, pipa y canto
Shi Kelong, percusiones y canto
Lai Longhan, flauta dizi
Rémi Cassaigne, tiorba
Jonathan Dunford, viola da gamba
Jean-Paul Boury, corneto
Sandie Griot, sacabuche
Krzysztof Lewandowski, chirimía
Jean-Luc Ho, clavecín y órgano
François Picard, órgano de boca, flauta xiao y dirección
Jean-Christophe Frisch, flauta y dirección

CONCIERTO GRABADO POR RADIO CLÁSICA (RNE)

Programa


PRIMERA PARTE

Anónimo (1779)
Liu ye jin (La hoja de sauce), instrumental
(Joseph Marie Amiot, Divertissements chinois, Pekín, 1779)

Anónimo (1779)
Shengmu jing (Ave Maria)
(Joseph Marie Amiot, Musique sacrée. Recueil des principales prières mises en musique chinoise, Shengyue jing pu, Pekín, 1779)

Anónimo (ca. 1650)
Iter qui agitis
Salve verbum
Pecador miserable
Acudid, caminad, pecadores
(MS San Juan del Monte de Manila; transcripción J. C. Frisch)

Paolo Papini (s. XVI)
Ardente desiderio di morir
(Giovenale Ancina, Tempio Armonico della Beatissima Vergine, Roma, 1599)

Matteo Ricci (texto) / Paolo Papini (música)
Mutong you shan (El pastor en el monte)
(Matteo Ricci, Xiqin qu yi, Pekín, 1601, N° 2; reconstrucción J. C. Frisch y F. Picard)

Johann Caspar Kerll (1627-1693)
Ricercata in Cylindrum, órgano solo
(Anathasius Kircher, Musurgia Universalis, 1650)

Bernardino Roccio (antes 1650)
Dialogus à 6 sive Melothesia
(Anathasius Kircher, Musurgia Universalis, 1650; transcripción David Irving)

Wu Li (Yushan) (1632-1718)
Chensong Shengmu yuezhang (Loas por la Santa Madre, 1710)
Reconstrucción F. Picard


SEGUNDA PARTE

Wu Yushan
Bei mo'ao (El demonio de orgullo)
(Tianyue zhengyin pu,Partitions du son correct de la musique céleste, 1710, declamación)

Anónimo
Liu ye jin (La hoja de sauce), órgano solo

Matteo Ricci (texto) / François Picard y Giovenale Ancina (música)
Xiong zhong yong ping (Equilibrio interior)
(Matteo Ricci, Xiqin qu yi, Pekín, 1601, N° 6; reconstrucción F. Picard)

Anónimo (ca. 1650)
Villancico O La Jau
(MS San Juan del Monte de Manila; transcripción J. C. Frisch)

Anónimo tradicional
Chun jiang hua yue ye (Noche de luna floral sobre el río primaveral)

Anónimo (ca. 1650)
Vuestra soy
Aquestos Montes  
Letra en Tagalo: Ang Mahal na Lavaran  
(MS San Juan del Monte de Manila; transcripción J. C. Frisch)

Lodovico Buglio (texto) / Francesco Anerio (música)
Shengmu ge (Magnificat)
(Buglio: Shengmu xiao rike Pequeño Oficio de la Santa Virgen, 1676; Anerio: Giovenale Ancina, Tempio Armonico della Beatissima Vergine, Roma, 1599; reconstrucción J. C. Frisch y F. Picard)

Notas programa


Jean-Christophe Frisch

Desde el inicio de la penetración de los europeos en Asia, la música tuvo un papel importante. Uno de los ejemplos más sorprendentes es el de Matteo Ricci, jesuita italiano que llegó a Pekín en 1598, siendo el primer europeo después de los viajeros medievales. En su equipaje llevaba un "manicordio" que consiguió ofrecer al emperador. Poco después, el instrumento servía para enseñar algunas músicas a los eunucos del palacio imperial. Este hecho puede considerarse el punto de partida de la presencia musical occidental en Pekín, que culminará a finales del siglo XVIII con la representación ante el emperador Qian Long de una ópera de Niccolò Piccini con libreto de Carlo Goldoni: La Cecchina.

Durante este periodo de casi dos siglos, numerosos misioneros establecidos en la corte imperial se sirvieron de la música para atraer neófitos al Cristianismo, y estudiaron también la música china. Algunos de ellos la practicaron con éxito, pero es probable que la interpretasen con los instrumentos que habían traído de Europa, tales como flautas, clavecines, violas, violines, etc. Muchas descripciones de la época relatan los conciertos ante el emperador, cuya reacción no siempre fue halagadora. Algunos instrumentos fueron fabricados en China, especialmente órganos y clavecines, primero por el padre Tomás Pereira, jesuita portugués, y después por Teodorico Pedrini, un italiano miembro de la orden de San Lázaro. Hasta hoy, ninguno de estos instrumentos ha sido localizado. El órgano construido por Pedrini estaba en el Palacio de Verano hacia 1860, cuando fue destruido por los ejércitos ingleses y franceses. Probablemente con el palacio se perdió también el instrumento.

Una "Congregación de Músicos", iniciada en la Iglesia del Beitang en Pekín en el siglo XVII, fue enseguida liderada por un letrado chino, Ma Andre. Los ensayos eran, por lo menos, semanales, y el conjunto lo bastante numeroso como para tener tres orquestras que actuaban simultáneamente en las fiestas mayores. Varias fuentes testifican que músicas chinas y europeas fueron utilizadas en las ceremonias, pero ignoramos en qué porcentaje cada estilo. La Congregación de Músicos siguió funcionando durante el siglo XVIII y los fieles de la Iglesia del Beitang perpetúan hoy todavía esta tradición.

Uno de los conciertos ante el Emperador fue relatado por Gao Shiqi (1644-1703), un letrado de la corte, en sus Notas secretas de Pengshan:

El 2 de junio de 1703 por la tarde, en el gabinete de trabajo del Palacio, el emperador decretó: "Hoy no se puede hacer nada sino charlar y reír, no se puede discutir sobre cosas difíciles o tristes". De hecho, charlamos durante mucho tiempo. La discusión llegó con la música, y el emperador hizo muestra de un conocimiento amplio y preciso. Él mismo tocó la canción Encantamiento de Pu'an en un instrumento occidental con 120 cuerdas de hierro, fabricado en el Palacio. Dijo después: "las arpas (konghou) ya existían con los Tang y Song, pero no las conocemos. Hoy no se puede conocer su técnica. Ordeno a las señoras del palacio que toquen una melodía, escondidas por un biombo". Luego dijo: "la gente del Palacio es excelente con los instrumentos de cuerdas (xiansuo). Ordeno a las cortesanas que demuestran su arte, tocando sucesivamente los instrumentos de cuerdas hupo, pipa y luego sanxianzi". Luego dijo: "tocad la pieza de qin La ocas se ponen en la playa ("Pingsha luo yan") con cuatro instrumentos hupo, pipa, xianzi y zheng juntos". Entonces ordenó seguir tocando las cuatro partes al unísono, y el sonido de los instrumentos era muy puro y refinado. Cuando terminaron de tocar, el emperador dijo: "las damas del Palacio tocan la cítara zheng desde su infancia, hasta cuando duermen y comen. Con diez años de esfuerzos llegan totalmente al dominio del misterio". Luego ordenó que se tocase La luna está en alto en "tonalidad cambiante", cuya flexibilidad llamó la atención del comentarista: "Seguro que hay en cielo personas por las que esa música resuena". Tras acabar esta música, pusieron una mesa con frutas. Trajeron un vaso de vino a la mesa que estaba a la izquierda del emperador, quien me llamó y me ofreció un vaso de vino de oro, diciendo: "Sé que, por principio, no bebes, pero en este lindo día tienes que beber". Quedé agradecido y, a pesar de mis principios, bebí.

El caso de las Filipinas es muy distinto al de China, debido a la colonización española. Manila fue fundada en 1571, y desde finales del siglo XVI, el comercio de los galeones la conectaba con la ciudad novohispana ?hoy mexicana? de Acapulco. Como en China, indígenas convertidos estudiaban música europea, muchas veces atraídos por los privilegios reservados a los músicos de iglesia, tales como la exención de tributos. Innumerables fuentes conservadas en los archivos atestiguan el gran número de instrumentistas, cantores y compositores en la Filipinas barroca. Pero, lamentablemente, no ha sobrevivido apenas música de compositores locales. Tan sólo conservamos una colección de cantorales de canto llano y otra de música vocal de finales del siglo XVII en el santuario dominico de San Juan del Monte (Manila), que contiene 18 piezas, de las que sólo se escribió la línea melódica principal con importantes ambigüedades rítmicas.

Muchas de las partituras barrocas y tratados musicales europeos que fueron llevados a Asia han sido identificados. Así, el tratado Musurgia Universalis de Athanasius Kircher se encontraba en Manila en 1654, apenas cuatro años después de su publicación en Roma. También estaba en la biblioteca del Beitang en Pekín, cuyo inventario aún conservamos. El jesuita que lo trajo a Manila escribió a Kircher para decirle que su obra era útil en las misiones. En el tratado, Kircher incluyó Melothesia, un ejemplo de composición automática en cinco estilos que usaba un sistema secreto llamado "arca musurgica". En el capítulo dedicado a la construcción de instrumentos es necesario mencionar el órgano de la Iglesia del Beitang en Pekín, que tocaba automáticamente melodías chinas y europeas, razón por la que llamaba la atención de muchos curiosos, estupefactos por su funcionamiento mecánico.

(Fuente: estudios sobre música china y filipina de François Picard y David Irving).


TEXTOS

Ave Maria (letra en chino)
Dios te salve María, llena eres de gracia.
El Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores, ahora,
y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Iter qui agitis
Iter qui agitis,
parumper sistite
dolores maximus
meum attendite.
Hic te que rentibus
sucurre miseris.

En vultus libidus
tot, tantis ictibus
Et flentes oculi
Lachrymis tristibus.

Corona capiti
Spinarum plectitur
Corpus mitissimum
Flagellis premitur

En manus utraque
Clavis afligitur
Cor meum palpitans
Mucrone scenditur.

Salve Verbum
Salve Verbum Patris, Salve Rex Celestis.
Salve salus nostra, Salve Christe Salve.
Salve verbo eterno, de Dios Padre Salve,
Salve Rey del Cielo, Salve Cristo Salve
Salve Sacro Sanctas, Cabeza llagadas,
con juncos maximos Joda coronada.
Ten misericordia, perdónanos Pío.

Pecador miserable
Pecador miserable, ciego obstinado,
escucha las finezas que por ti he obrado.
Los conozco mis errores, perdón te pido.

Yo hice ya lo sabes quanto hay criado
para regalo tuyo que mal pagado.
Los conozco mis errores, perdón te pido.

Yo te crié perfecto con mil primores
Y me pagas con culpas y con errores.
Los conozco mis errores, perdón te pido.

Para que me sirvieras te he dado vida,
Y tus vicios enormes la traen perdida.
Los conozco mis errores, perdón te pido.

Acudid, caminad, pecadores
Acudid caminad pecadores
volando, calzando, las alas de amor
y veréis que con llagas
sangrientas, violentas, y afrentas,
os llama de Judá el fuerte león.
No tenéis que temer su brabeza,
que astado, clavado, le tiene su amor
porque el pecho muelde
y más duro, perduro y oscuro,
se vinda y le ofrezco incendios de amor.
Hallárasle propicio sin dudas, si atrito, contrito,
bien de corazón, del Baptista en los montes
fragorosos peñosos aurosos,
le busca con llanto y firme dolor.

Ardente desiderio
(Ardente desiderio di morir in questa santa casa)

Vergin ben posso dire,
Che d'haver vita il cor sol tanto sente,
Quanto a Voi son presente:
Ma se non m'è concesso
L'esservi ogn' hor' appresso,
Qui al men vorrei fini re
Mia vita inanzi a Voi,
Perche sia'n Ciel l'Alma beata poi.

Qual' Ape al favo da gli amati fiori,
Hor quinci, hor quindi 
Accompagnata, e sola
Entr' à l'albergo suo spesso rivola,
Benche si stempri da gli esti vi ardori,
Tal' io me'n vò ne' matutini albori,
A la sacra Magion che'l cor m'invola,
Allegramente mia pur si consola,
Quasi godendo trà superni Chori.

Virgen bien puedo decir,
que sólo el corazón siente de tener vida,
cuando estoy presente a Ti.
Pero si no me he permitido
estar en cada momento contigo,
aquí quisiera por lo menos acabar mi vida,
en frente de Ti,
así mi alma estará después feliz en el Cielo.

Como una abeja vuela de una flor a otra,
a veces sola, otras acompañada,
y después regresa muchas veces a su mesón,
también si la cansa el calor de verano,
yo me voy en las luces de la mañana,
a la sagrada casa que el corazón me hurta,
y por tanto consolase alegremente,
casi gozando de los coros celestiales.

El pastor en el monte (letra en chino)
Un pastor, conmovido por la tristeza, empezó a detestar su colina, queriendo ir otra distinta, más alejada, pensando que podría limpiar su tristeza. Se acercó entonces, pero llegando no le gustó tampoco. Pastor, oh pastor, ¿crees que cambiar de residencia pueda cambiarte a ti mismo?¿Piensas que saliendo podrás dejarte a ti mismo? Pena y alegría germinan en el corazón. Si está en paz, sigue alegría. Si está turbado, sigue siempre pena. Un grano de polvo entra en el ojo, y el dolor llega enseguida. ¿Puedes ignorar la aguja que perfora tu corazón? Si buscas fuera de ti mismo el motivo de satisfacción, nunca lo encontrarás. Pon orden en tu propio corazón, y la paz se intalará en tu colina. Los antiguos y los modernos enseñan eso: ir al exterior no sirve, todo está en casa.

Melothesia
Vidi Angelum ascendentem
ab ortu Solis habentem signum Dei
vivi et clamavit voce magna
quatuor Angelis quibus datum est
no cere terræ et mari dicens.
Nolite no cere terræ & mari
quoniam illuxit felicitatis et gratiæ desiderata
cunctis gentibus in universo mundo.
Ad cælestis harmoniæ
dulce carmen et suave dulce jubilate
exultate con gaudentes Angeli
jubilate exultate con gaudentes Angeli
tuba canite lætantes decantantes
Deo nostro gloriam.
Festiva canamus in voce psallentes.
Illi cantus illi voces et veloces personemus cytharas.
Salus Deo nostro Dominatori
Universæ terræ.
Benedictio honoret Imperium
Et gloriosum nomen ejus quoniam
magnus est Deus noster et regni ejus non erit finis.

Loas por la Santa Madre (letra en chino)
Blancura imaculadada, claridad sin igual, que da luz a los hombres en la eternidad, como la estrella del mar, que desde el cénit toma a los humanos en su piedad.
Toman tu virtud en ejemplo, y salen los ojos a la claridad de los nueve coros de ángeles, alejanse de los tres desiderios, y escriben sus nombres en la paz eterna.
Mientras Tú concebiste y diste a luz al Hijo, tu corazón está lleno de humildad, tu espíritu lleno de respeto.
Colmada de gracia, Virgen Santa, Tú salvas las almas de extraviarse, y tu belleza está sobre la de los ángeles. Consoladora de las penas en este bajo mundo, haz nacer la aurora que quedará siempre con nosotros.
En el Cielo y en la Tierra, los ángeles cantan sus loas, profetas, santos y apóstoles te reverencian. En el día de la Pasión de tu Santo Hijo, tu corazón quedó roto. .

El demonio de orgullo (texto en dialecto chino)
(Texto escrito en un dialecto chino de difícil traducción. Existen dudas de que el texto pueda entenderse sólo escuchándolo. Las rimas en «ao» son muy evidentes. Aquí se presenta una posible traducción)

Un espléndido Fénix macho deja su nido por primera vez. Mirando a otras aves, se considera de una especie diferente a ellas, incomparable y magnífico. Tierra y Cielo son demasiado pequeños para él.
Una Dragona de agua crea ondas con sus movimientos y piensa: « Nadie como yo se pude igualar al cielo en su altura, fuerza y brillantez».
Pero la grande virtud vive escondida, retirada, en la sombra. Sólo con un guía se encuentra el camino justo.

Equilibrio interior (texto en chino)
Quien tiene tranquilidad interior descansa con calma. No se sube con gloria, no se deja atacar por la humillación. En los momentos de gloria conserva el miedo, y esperanza en la humillación. Sabe que nada perdura en este mundo.
Quien recibe el destino con serenidad lo transforma en una cosa ritual. Un pico marino emerge lentamente, colocado en un lugar del océano. Los vientos fuertes lo glopean, las ondas
lo golpean, y no se mueve. Yo, por lo contrario, raíz sobre las aguas, carente de pilar interior, las corrientes exteriores me pujan a los lados. El Criador me crió en el mundo como el elemento más noble, pero cedo delante de todos. ¡Ay! ¡Ay! Quien tiene fuerza, virtud y sabiduría, cuando está abandonado por las cosas antes de tenerlas abandonadas, él se supera y dice: «Mi cuerpo llegó desnudo, saldrá desnudo. Sólo la virtud sobrevive. ¿De las otras cosas, cuáles me acompañaran?»

O la Jau
O la Jau divino barquero
cala los remos y llega a la orilla
porque me anego en dos mares
uno de llanto y otro de fuego
socorro, cielos.

En un piélago de culpas
derrota doy frágil leño,
a merced una esperanza
Dulce Jesús, hoy navego.

Vuestra soy, para vos nací
Que mandáis hacer de mí.
Inaccesible grandeza,
Eterna sabiduría,
Y bondad del alma mía.
Dios un ser poder y alteza
Mirad la suma pobreza.
Desta que se ofrece aquí.

A questos montes,
esteriles toscos
y desiertos paramos
me retiro melancólico
a llorar sucesos trágicos
síganme, síganme.

Vuestra soy
Vuestra soy, por vos nací
Que mandáis hacer de mí
Inaccesible grandeza, eterna sabiduría y bondad del alma mía.
Dios un ser poder y alteza
Mirad la suma pobreza
De esta que se ofrece aquí.
Que mandáis hacer de mí.
(Soliloqio 1º de afectos de resignación de la madre Gerónima de la Asunción)

Aquestos montes
Aquestos montes estériles
toscos y desiertos páramos
me retiro melancólico
a llorar sucesos trágicos
síganme, síganme.

Ang mahal (texto en tagalo)
Ang mahal na lauaran,
ating ygalang na ang pinag tatac
bohan nang dilang tanan.
Tung han mot patauarin ang dung maraing.
(Loa de la imagen milagrosa del Cristo de San Juan del Monte)

Magnificat (texto en chino)
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán
y su descendencia por siempre.

Curriculum Intérprete


Jean-Christophe Frisch, director. Hijo del clavecinista Jacques Frisch, Jean-Christophe Frisch creció en una familia en la que la música y los viajes ha estado siempre muy presentes, así que ¿por qué no asociar ambas pasiones? Mientras estudiaba biología escuchaba mucha música tradicional y ese universo le apasionó. También tocaba la flauta barroca. Poco a poco asumió que todas las músicas del mundo estaban fundamentadas en una dialéctica entre el equilibrio y el desequilibrio, como la música barroca y que, en ese equilibrio inestable entre la música culta, escrita, y la música de tradición oral en el siglo XVIII en Occidente, con Mozart, la música escrita era la única cuya práctica era considerada como noble. Jean-Christophe tuvo que elegir entre la carrera de biólogo o la de músico y optó por la música. Los estudios de biología le han enseñado la precisión y el rigor científico que aplica a sus investigaciones musicológicas. Es un planteamiento que se constituye en un necesario contrapunto al imaginario y al gusto sobre el exotismo suscitados por los temas abordados. Influenciado por personalidades como Pierre-Yves Artaud y William Christie, Jean-Christophe Frisch ha tocado en conjunto como La Grande Écurie y La Chambre du Roy y ha participado en numerosos conciertos, discos, espectáculos líricos y giras en Indonesia, Israel, Bolivia, Brasil, China, Camboya, Marruecos, Noruega, Afganistán, Siria, Rumania, Etiopía, etc. Paralelamente ha desarrollado una actividad de solista con la que ha grabado para sellos como Adda y Érato discos dedicados a Gaspard Le Roux, Marin Marais y al joven Mozart, Mozart, que han sido bien recibidos por la crítica. Su objetivo es mostrar una interpretación vibrante y sincera de los descubrimientos musicológicos más recientes y acercarlos a la sensibilidad del siglo XXI.

XVIII-21 Le Baroque Nomade. Bajo el lema de "Utopía musicológica y barroco nómada" Jean-Christophe Frisch viene promoviendo desde hace algunos años con su grupo XVIII-21 Le Baroque Nomade un proyecto artístico original. Se trata de contraponer y aunar las prácticas musicales barrocas europeas con las de las músicas tradicionales, mostrando que el repertorio culto no tiene unas fronteras tan impermeables como podría creerse, ya que comparte con el tradicional el deseo de libertad, el gusto por la diferencia y el encuentro. Estas convergencias generan una fértil diálogo que dimana del respeto a las distintas identidades y de la mutua atención y escucha. Los caminos del barroco nómada han llevado a XVIII-21 Le Baroque Nomade y sus origaneles propuestas a a Italia, China, Brasil y a Oriente Medio, donde con frecuencia ha incorporado músicos locales para sus producciones. Entre su discografía destacan los siguientes títulos: A. Vivaldi: Intégrale des sonates pour flûte traversière (Musidisc); J. P. Rameau: Les Indes Galantes, version de chambre (2CD Euromuses) ; J. P. Rameau: Castor et Pollux, version de chambre (2CD Auvidis-Naïve) ; T. Pedrini: Concert baroque à la Cité Interdite (Auvidis-Naïve); J. M. Amiot: Messe des Jésuites de Pékin (Auvidis-Naïve); B. Marcello : Psaumes de David (K.617); D. Scarlatti: Pur nel sonno, Cantates (Auvidis-Naïve); Negro Spirituals au Brésil Baroque (K 617); Les Délices de L'Harmonie, musique chinoise (Buda Musique); François Couperin : Leçons de ténèbres (K.617); Vêpres à la Vierge en Chine (K.617); Miroirs de Versailles, miroirs de l'Orient (RMC MO); Pellegrino (Arion) y Codex Caioni (Arion).

Más información en: www.xviii-21.com

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC