Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2009

 

Edición 2009

Concierto


Entre Roma y el Tucumán: Domenico Zipoli y sus contemporáneos

Lugar


Baeza, Iglesia de San Andrés

Fecha


Domingo, 6 de diciembre de 2009, 13.00 h.

Director


Intérprete


HERMAN STINDERS

Componentes


Herman Stinders, órgano

Programa


Bernardo Pasquini (1637-1710)
Toccata en sol menor
Variaciones en sol menor

Domenico Zipoli (1688-1726)
Versos en sol menor

Johann Pachebel (1653-1706)
Toccata en do menor

Domenico Zipoli
Versos en mi menor

Friedrich Wilhelm Zachow (1663-1712)
Jesu meine Freude (variaciones)

Domenico Zipoli
Pastoral en do mayor

Pablo Bruna (1611-1679)
Tiento de mano derecha y al medio a dos tiples en primer tono

Domenico Zipoli
Versos en re menor

Henry Purcell (1659-1695)
Voluntary en re menor

Domenico Zipoli
Ofertorio

Abraham van der Kerckhoven (1627-1701)
Fantasía en do menor

Domenico Zipoli
Postcommunio

Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Preludio y fughetta en sol mayor

Notas programa


Herman Stinders

El programa de hoy, de riguroso encargo, gira en torno a Domenico Zipoli, un maestro bien conocido entre los intérpretes de tecla por sus colecciones para órgano y clave, pero cuyas obras siguen siendo poco conocidas para la mayoría de melómanos. Zipoli nació y se formó en la Toscana, en Italia. Gracias a la ayuda del gran duque de Toscana, marchó a Nápoles en 1709 para estudiar con Alessandro Scarlatti. Prosiguió sus estudios ese mismo año con Lavinio Felice Vannucci, en Bolonia, y con Bernardo Pasquini, en Roma. En 1715 fue nombrado organista de la iglesia jesuita de Roma, ingresando en la orden un año más tarde. Enviado como misionero a las reducciones del Tucumán ?norte de la actual Argentina? y el Paraguay, estuvo en Sevilla antes de zarpar hacia América (5 de abril de 1717). Una vez establecido en Córdoba, Argentina, completó sus estudios de filosofía y teología en el Colegio Máximo de los jesuitas, aunque murió de tuberculosis, sin ser ordenado, en enero de 1726. Sus obras circularon ampliamente por América del Sur y particularmente en las misiones jesuitas de Bolivia. Por ello, se le considera tradicionalmente como el más importante compositor italiano activo en el Nuevo Mundo en la época colonial.

Si bien el concierto gira en torno a Domenico Zipoli, se pretende poner en su contexto musical, escuchando perlas de otros compositores de la época y particularmente piezas poco interpretadas, pero que poseen una indudable belleza artística. Estas obras proceden de varios puntos de Europa, de manera que nos brindarán una panorámica general de la música a caballo de los siglos XVII a XVIII.

Iniciamos este viaje con Bernardo Pasquini (1637-1710), el maestro de Zipoli, que gozó de enorme reputación como compositor de música para tecla, pero que tiene, además, una importante producción de óperas y oratorios. Podríamos decir que Pasquini fue el principal compositor para clave entre Girolamo Frescobaldi y Domenico Scarlatti. Fue también uno de los principales pedagogos de su tiempo: además de Zipoli, fueron sus alumnos G. M. Casini, Francesco Gasparini, Georg Muffat y posiblemente Francesco Durante y Domenico Scarlatti. Heredero de la búsqueda experimental de Frescobaldi, Rossi y Merula, creó su propio lenguaje, adaptado a su tiempo. De Pasquini escucharemos la Toccata, escrita en un estilo más conservador, y las Variaciones en sol menor, que poseen un carácter de danza, un cierto aire cortesano.

Johann Pachelbel (1653-1706) sobresale en el repertorio alemán para órgano. Aunque no escribiera extensas y elaboradas obras, su música es sumamente agradable, con rasgos de virtuosismo y logrados efectos de retórica musical. Mucho menos célebre que Pachelbel es Friedrich Wilhelm Zachow (1663-1712) que, no obstante, tiene en su haber centenares de obras religiosas y, sobre todo, fue el profesor de G. F. Haendel. Sus variaciones sobre el afamado himno Jesu, meine Freude (?Jesús, mi alegría?), sobre el que se basaron Buxtehude, J. G. Walther, pero sobre todo, Johann Sebastian Bach en su célebre motete BWV 227 (además de corales y piezas de órgano, BWV 358, 610, 713, 753), nos presentan a un organista caracterizado por el virtuosismo y la fantasía.

En esta selección particular no podía faltar Pablo Bruna (1611-1679), el ?ciego de Daroca?, principal compositor español para tecla entre Correa de Araujo y Cabanilles. Toda su vida estuvo vinculado a la Colegiata de Santa María de Daroca, de la que fue organista (1631) y maestro de capilla (a partir de 1674). Bruna creó un estilo muy personal, que no se arredró ante la inclusión de elementos populares en la música de iglesia y que consiguió un dominio absoluto de la arquitectura musical. Allá donde sus antecesores estaban todavía muy encorsetados por las influencias foráneas, Bruna logró un lenguaje muy hispano, lleno de energía y riqueza rítmica. De la treintena de obras conocidas, catorce son tientos, en los que Bruna hace gala de una gran variedad de estilos, aunque destacan siempre por su introducción imitativa.

Henry Purcell (1659-1695) destacó en la música vocal teatral y religiosa, así como en el órgano, si bien han sobrevivido muy pocas piezas para este instrumento. Entre ellas, despunta el Voluntary, una obra elaborada, virtuosística y, al mismo tiempo, muy ?inglesa?: nunca pierde su serenidad, al tiempo que combina una forma estricta con una fantasía propia del mundo de la escena. El hecho de que en 2009 celebremos su 250 aniversario es una razón de más para programarlo.

Abraham van de Kerckhoven (1627-1701), compositor originario de Malinas, Flandes, tuvo una reputación más bien local. En 1648 fue nombrado organista de cámara y posteriormente organista de la corte del archiduque Leopoldo Guillermo de Austria, gobernador de los Países Bajos. La Fantasía que escucharemos es un recitativo para la mano derecha, una obra muy intensa, expresiva y bien articulada.

Al margen de esta selección de contemporáneos europeos, como hemos apuntado el hilo conductor del programa es la obra de Domenico Zipoli. De entre sus encantadoras obras para tecla, se han escogido, en primer lugar, sus Versos, improvisaciones cortas, muy variadas en tempo y atmósfera, que Zipoli agrupa por tonalidades. No podía faltar en el concierto de hoy la Pastoral, sin duda, la pieza más célebre de su repertorio pese a su carácter inocente. El efecto armónico y la presencia de motivos populares en la música eclesiástica demuestran la influencia napolitana. En las piezas para el Ofertorio y la Postcomunión de Zipoli, es patente la influencia de los imponentes instrumentos españoles, donde las brillantes trompetas suenan con todo el esplendor para mayor alabanza de Dios. Cierra este programa una ?pequeña? obra de un ?gran? maestro: el Preludio y fughetta en sol mayor de J. S. Bach. Así, espero poder demostrar que siempre merecen ser interpretados y escuchados tanto los compositores ?menores? con sus obras ?mayores?, como las obras ?menores? de compositores ?mayores?. Deseo que compartan la misma alegría y el mismo placer que yo he tenido preparando este programa.

(Traducción de Albert Recasens)

Curriculum Intérprete


Herman Stinders, órgano. Desde 1990, Herman Stinders es continuista del Collegium Vocale Gent, dirigido por Philippe Herreweghe, con el que ha participado en casi todas sus giras y grabaciones. Es profesor de clave y música de cámara en el Departamento Instrumentos Históricos del Real Conservatorio de Bruselas (Bélgica). Músico excepcional y sumamente respetuoso con la historia, ofrece interpretaciones depuradas e inteligentes. Las actividades musicales de este intérprete se desarrollan principalmente en dos aspectos. Por un lado, trabaja como profesor de clave y música de cámara en el Departamento Instrumentos Históricos del Real Conservatorio de Bruselas y, junto con colegas como Sigiswald Kuijken, Barthold Kuijken y Paul Dombrecht, es responsable de unos cincuenta estudiantes de todas partes del mundo. Por otro lado, actúa de forma regular como organista o clavecinista con distintos grupos de música de cámara. Ha tocado con grupos especializados en música barroca: La Petite Bande, Il Fondamento, Currende o Concerto Palatino. Desde 1990 forma parte de Collegium Vocale Gent de Herreweghe. Todas estas actividades muestran su particular interés por la música vocal en general y por la obra de J. S. Bach, en particular. Ha actuado como solista con orquestas barrocas y grupos de música de cámara, pero también ha participado en conciertos sinfónicos con la Berliner Philharmoniker y la Wiener Philharmoniker. Recientemente ha sido invitado para colaborar con la Orquesta Nacional de España. Asimismo, ha participado en producciones de ópera. Estas ocupaciones le han llevado a toda Europa, así como a Estados Unidos, Australia, Rusia, América del Sur y Asia y han generado en múltiples ocasiones grabaciones para la radio, la televisión o para distintas casas discográficas. Con sus actuaciones en la Grande Chapelle, bajo la dirección de Àngel Recasens ?recientemente desaparecido?, ha ampliado el número de conciertos en España y su repertorio de música española. Con este mismo grupo ha grabado las Vísperas de Confesores de José de Nebra, El gran Burlador, Joan Pau Pujol, Música para el Corpus y el Oficio de Difuntos de F. J. García Fajer para el sello Lauda.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC