Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2009

 

Edición 2009

Concierto


Conciertos didácticos: Milenia, historia de una migración musical

Lugar


Baeza, Auditorio de las Ruinas de San Francisco / Úbeda, Auditorio del Hospital de Santiago

Fecha


Miércoles, 2 (Baeza) y jueves 3 (Úbeda) de diciembre de 2009, 11.30 h.

Director


Daniel Bernaza

Intérprete


IL PARLAMENTO

Componentes


Patricia Sésar, soprano
Ramsés Puente, violín
Daniel Bernaza, corneto y flautas de pico
Aníbal Soriano, vihuela, guitarra barroca y tiorba
Calia Álvarez, viola da gamba
Izaskun Cruz, percusión
José Gamo, actor y barítono
Virginia Sánchez López, coordinación

Programa


Claudio Monteverdi (1567-1643)
Pur ti miro (instrumental)
(Ópera L'incoronazione di Poppea, 1643)

Luys de Milán (antes 1500-desp. 1561)
Pavana (instrumental)
Gallarda (instrumental)

Popular francés
Une jeune fillette (vocal)
(Sobre el tema italiano La Mónica)

Andrea Falconieri (1585/86-1656)
La soave melodía y su corrente (instrumental)

Heinrich I. Fr. Biber (1644-1704)
La marcha de los mosqueteros (instrumental, 1669)

Juan Arañés (siglo XVII)
Un sarao de la chacona (vocal)

Andrea Falconieri
Ciaconna (instrumental)

Anónimo
L'amor donna (vocal)

Diego Ortiz (ca.1510-ca.1570)
Ricercada sobre el passamezzo antico (instrumental)
Ricercada sobre el passamezzo moderno

Juan del Encina (1468-1529)
Más vale trocar (vocal)

Marco Uccellini (1603/10-1680)
Bergamasca (instrumental)

Claudio Monteverdi
Pur ti miro, dúo final (vocal)
(L'incoronazione di Poppea, 1643)

Notas programa


Daniel Bernaza

El espectáculo Milenia se propone conseguir un acercamiento a la música y los instrumentos del Renacimiento y el Barroco, centrándose en la música italiana y su influencia en diversos compositores de países como España, Austria, Francia; en fin, en casi todos los sitios de Europa y quizás del mundo entero. Se trata de una divertida historia llena de escenas desconcertantes, ambientes coloridos, diversidad de géneros musicales e instrumentos de los siglos XVI y XVII, y entretenidas situaciones que llevaran a al joven público a disfrutar de un concierto un tanto atípico. Otra cosa a prestar atención son los diversos géneros musicales que se escucharán durante la representación; entre ellos, podremos distinguir piezas puramente instrumentales, piezas para danza, como la pavana y la gallarda, adaptación de melodías populares como La Mónica, usado como material temático para composiciones más elaboradas, improvisaciones escritas sobre bajos ostinatos muy famosos en la época como la ciaccona, el passamezzo antico y el passamezzo moderno, y por último, géneros vocales del Renacimiento como el romance y el villancico.

Sinopsis argumental. Cuatro ancianos músicos practican un nuevo tema para la fiesta del Rey de Orlenia. De pronto, aparece el mayordomo de palacio, quien les anuncia que en pocas horas tendrán que interpretar esa nueva composición delante de su majestad. Les recuerda que, si por él fuera, hace tiempo que habrían abandonado el palacio, pero que la estima del propio rey los mantiene en su lugar. El mayordomo los deja ensayando entre amenazas más o menos veladas en caso de que no lo hagan bien. Una vez solos, los músicos se encuentran enfurecidos por las maneras estiradas del mayordomo e inician, una vez más, la disputa de por qué llegaron allí. Llevan cincuenta años con la misma discusión. Entre reproches mutuos recuerdan el invierno en que tuvieron que abandonar su tierra natal para huir del Gran Duque de Latinia y sus enviados. El mayordomo vuelve a aparecer para explicar al público que no era fácil saber cómo llegaron a Orlenia, pero que todo empezó hace muchos, muchos años, en un reino vecino de Orlenia, llamado Latinia. Allí, el Gran Duque se preocupaba celosamente de que en sus territorios la música fuese tranquila y ordenada, para que sus súbditos no se distrajeran de sus labores. Igualmente le preocupaba a aquel estricto señor la conducta de su única hija, con cuyo matrimonia esperaba aumentar sus tierras y rentas.

Nos trasladamos en el tiempo. Cincuenta años antes. En una atmósfera de extremo orden y recato, los músicos amenizan la fiesta del Gran Duque de Latinia. Sólo hay tres músicos. Falta uno. Parecen un poco aburridos, aunque hacen sonar la bella danza. En otro extremo del escenario, fuera de la vista de los tres músicos, el cuarto abraza en semipenumbra a una joven. Finalmente se despide de ella y sale corriendo. Lo hace justo a tiempo de evitar que lo pille el Gran Duque, que viene buscando a su hija con la mosca detrás de la oreja. Aparece el cuarto músico, hecho un desastre, componiendo sus ropas. Los demás se ríen y le gastan bromas sobre dónde ha estado. Él les asegura que en ningún sitio que a ellos les incumba. Los otros insisten para que confiese quién es la afortunada. Él se niega y saca de sus ropas una botella de licor y vasos con los que invita a sus compañeros. El músico más mayor les sugiere que toquen algo más alegre, porque al fin y al cabo la vida es corta.

Llega la hija del Gran Duque, que se une a ellos en la canción tocando la percusión y cantando. Ríen y bromean. Las miradas traicionan a los dos amantes, mientras tocan y cantan. La danza crece en intensidad hasta que repentinamente aparece el Gran Duque hecho una fiera. Interrumpen la danza y el Gran Duque quita de las manos de su hija el pandero y le grita que qué hace, uniéndose así a un grupo de musicastros sin vergüenza. La aparta de ellos, recriminándole su mal ejemplo. Les comunica a los músicos que tienen diez minutos para salir de su palacio y veinticuatro horas para abandonar Latinia. Si no lo hacen responderán con sus cabezas por haber corrompido a su hija y a su pueblo. Esa música lasciva sólo servirá para perderlos. Los músicos salen pitando. El Duque recrimina a su hija su conducta y le anuncia su inminente boda con el Conde de Kosovia, que además de enormes posesiones sólo cuenta con noventa y siete años y una salud admirable. Entran el resto de músicos con sus instrumentos y le recriminan al Amante que además de causar su desastre no los castigue con su melancolía llorona. Tienen hambre, después de muchos días de camino. Uno de ellos recuerda los macarrones con setas de su casa mientras inicia un nuevo tema melancólico. Los demás se relamen y recuerdan platos exquisitos, como buey con cerezas, unicornio a la marinera y guiso de venado saltarín, mientras empiezan un nuevo tema más alegre, para animarse, mientras siguen el camino. Aparece una mujer con un cajón con chorizos y otras provisiones y un pañuelo en la cabeza. Les pregunta quiénes son y a dónde van. Ellos le cuentan su historia sin ponerse nunca de acuerdo. Se echan las culpas los unos a los otros de su situación y de su hambre de días. Ella les promete que les dará de cenar, cama y cuanto necesiten si alegran la fiesta en su casa.

Precisamente esa noche recibe a unos misteriosos visitantes que le han prometido mucho oro si consigue que su estancia sea agradable. Los músicos disfrutan de su cena, felices de haber encontrado un lugar en el que parar. Se preguntan qué será de ellos mañana, y no saben qué sucederá. Uno de ellos se ofrece a hacer un tema que sea exactamente así. Él mismo no sabe qué sucederá, pero con confianza y buena fe hallará un digno final. Celebran el éxito de su compañero y tocan un tema festivo para acompañarlo. Mientras están tocando aparece el mayordomo del principio, pero joven, y se queda escuchándoles, circunspecto. Les advierte de que esa noche pasará su tiempo en la posada el rey de Orlenia. Deja caer que ha podido comprobar cómo son capaces de divertir a la chusma, pero que quiere ver si son capaces de algo más. Les pide que toquen algo para él, para ver si es digno de un rey, y que si no le gusta los mandará a dormir a las cuadras con las bestias.

Cuando los músicos terminan el mayordomo les felicita en su estilo ácido y cortesano diciéndoles que no está mal, que ha oído cosas peores, como los cerdos masticando cardos. Sin embargo, les pide que le sigan, porque tiene que hablar con ellos. Mientras, desde fuera, los músicos tocan un tema de fondo, óptimo para la narración de la ventera, ésta explica al público cómo aquella noche el Rey de Orlenia quedó tan encantado con la interpretación de los músicos de la legua que decidió llevarlos con él a su palacio y convertirlos en sus protegidos. Y así pasaron los siguientes cincuenta años en el Palacio del Rey, divirtiendo a todos los habitantes de Orlenia con su música.

GUÍA DIDÁCTICA DE INSTRUMENTOS MUSICALES

Cuerda frotada

Violín barroco
En su forma es muy parecido al violín de hoy en día. La afinación de sus cuatro cuerdas es también la misma, en orden ascendente sol, re, la y mi, solo que están hechas de tripa de animal (por ejemplo, de pato o cordero). Estas cuerdas también pueden estar entorchadas en metal. Por lo general estos violines eran más delgados y pequeños que los actuales, lo cual los hacía más ligeros. Debido a que no se solían tocar notas muy agudas, el llamado diapasón (donde se presionan las cuerdas) era mas corto. El arco también solía ser mas corto que el actual y con la vara curvada hacia fuera. La cinta (cerdas) era como hoy, de crines de caballo.

Viola da gamba
Se llama así porque el interprete la sujeta con sus piernas (gamba es pierna en italiano). Es un cordófono de arco, provisto de trastes, de amplio uso en Europa entre finales del siglo XV y las últimas décadas del siglo XVIII. El modelo más extendido tiene seis cuerdas afinadas por cuartas (con una tercera mayor entre las centrales); también existieron de cinco y hasta de siete cuerdas. La viola da gamba tiene un aspecto similar al del violonchelo, una extensión de re a re", y es tañido tomando el arco palma arriba. Al intérprete se le conoce como violagambista. Tanto las cuerdas como los trastes eran de tripa de animal, siendo entorchadas en metal las cuerdas mas graves. Entre los componentes más famosos de la familia de la viola da gamba se encuentran la soprano (la más pequeña) y le siguen en orden de tamaño la tenor, la bajo (la mas usada) y el contrabajo o violone.

Cuerda pulsada

Vihuela
Es un instrumento de cuerda con trastes que fue muy popular en la Península Ibérica y, en menor medida, Italia durante el siglo XVI. En España, reemplazó al laúd, que era el instrumento más popular en el resto de Europa. La vihuela es un instrumento cordófono con forma de 8, parecida a la guitarra actual, generalmente utilizado por la nobleza (la guitarra era más usada por la plebe). Cuenta con cinco, seis o siete órdenes (pares) de cuerdas, generalmente es aceptado que la primera cuerda era simple. Las cuerdas eran de tripa, ya que las cuerdas entorchadas con metal no aparecieron hasta mediados del siglo XVII. El tamaño de las vihuelas era variable, las más pequeñas eran las afinadas en La y Sol y las mayores en Fa, Mi y Re.

Guitarra barroca
Es muy parecida a la vihuela, aunque a diferente de ella sólo tiene cinco órdenes (pares de cuerdas); era muy común que la vihuela tuviera cuatro órdenes y una quinta cuerda simple. La guitarra solía afinarse en orden ascendente la, re, sol, si y mi. Al igual que la vihuela y la viola da gamba tiene trastes y sus cuerdas son de tripa y, como el violín barroco, es mucho más pequeña y ligera que el instrumento que conocemos hoy en día. Una característica típicas de las vihuelas era el adorno que tenían en la boca (agujero circular en la caja de resonancia) y llamado roseta. Solía hacerse de pergamino y con un nivel de elaboración bastante alto.

Tiorba
La Tiorba es un instrumento musical semejante al laúd barroco, pero con mayores dimensiones, por lo que muchas veces se le llama archilaúd (laúd grande). Está compuesto por dos mástiles o mangos, el más grande para las seis u ocho cuerdas más graves sale del más pequeño, que sostiene ocho cuerdas y posee trastes. Las cuerdas son de tripa y las más graves suelen ser entorchadas en metal.

Viento

Cornetto
Instrumento de viento hecho de madera, cuerno de animal o colmillo de elefante. Consiste en un tubo cónico con agujeros, como la flauta de pico. Existen dos tipos de cornettos: 1) los que usan una boquilla situada en la parte mas delgada del instrumento (esta boquilla suele estar hecha con cualquiera de los materiales antes expuestos) y pueden ser curvos o rectos, octogonales o solo cónicos, cubiertos en cuero o pergamino o no, este tipo de cornetto suena bastante fuerte y solía ser relacionado con el infierno.; y 2) el cornetto muto (mudo), así llamado porque la boquilla está tallada en el mismo instrumento. Por lo general el cornetto muto está hecho solamente en madera sin cubrir y su sonoridad es bastante más suave. Solía relacionarse con temas celestiales.
Por sus características es un poco difícil de definir si el cornetto está dentro de los instrumentos de viento madera o metal, pues aunque su forma sea la de un viento madera, la emisión del sonido es como cualquier instrumento de viento metal como la trompeta o el trombón. O sea, por la vibración de los labios dentro de la boquilla. La familia más común de los cornettos está compuesta de cornettino en do o en re (el más pequeño), soprano en sol (el mas común), alto en fa (el más común de los mutos), tenor en do y bajo en sol o en fa.

Flauta de Pico Renacentista
Como la flauta que usamos comúnmente en el colegio para aprender música, este es un instrumento de viento madera que produce el sonido cuando el aire que echamos por la cabeza del instrumento pasa por un pequeño canal y choca con el bisel que está inmediatamente después. Lo que diferencia físicamente a esta flauta de la llamada barroca (la más común en nuestros días), es que no posee adornos torneados en ninguna parte del instrumento, o sea, es completamente ?cilíndrica?. Además, suele estar hecha en una o dos piezas (las barrocas suelen estar divididas en tres) y el taladro interno es mucho más grande. A pesar de ser un modelo más ?rústico? existieron flautas como la de la ilustración (modelo Silvestro Gannassi), que poseían un registro más amplio que sus predecesoras y además su sonido era dulce y potente en toda su extensión. Quizás por eso este modelo es el más usado como instrumento solista. La familia de la flauta de pico renacentista es muy amplia: va desde una tan pequeña que se pierde entre las manos, hasta una de tres metros, pasando por todos los tamaños imaginables entre las dos. Todas ellas podían tocarse solas o en conjuntos.

Percusión

Membranófonos

Bombo legüero
El bombo consta de dos parches o membranas sujetas, una a cada lado de la caja o cilindro de madera, que se percuten directamente con mazos forrados en cuero llamados palos o palillos. El nombre bombo legüero proviene precisamente de sus virtudes sonoras: su retumbar se puede escuchar (si el terreno es llano o llano arbolado) hasta a diez kilómetros.

Djembe
El djembe o yembe proviene de África. Existen dos tipos: 1) djembe tradicional (como el de la ilustración) hecho de manera artesanal con madera y piel (generalmente de cabra); este tipo de djembe tradicional se afina por medio de un sistema formado de una cuerda íntegra y resistente, muchas veces cuerda de alpinismo de alta resistencia, y se entrelaza en el aro de arriba (donde lleva el parche) y el aro de abajo (donde se sostiene); y 2) djembe moderno, que puede estar hecho de madera y piel natural o de fibra y piel que se ajusta con tornillos. Se le considera un instrumento extremadamente versátil y es uno de los primeros membranófonos que existió en el mundo.

Pandereta
La pandereta es un instrumento de percusión perteneciente al grupo de los tambores de marco. Este instrumento está formado por uno o dos aros superpuestos provistos de sonajas o cascabeles y cubierto por uno de sus cantos o por los dos con piel muy lisa y estirada (pergamino). Se toca haciendo resbalar uno o más dedos por ella o golpeándola con ellos o con toda la mano. No hay que confundir pandereta con pandero. El pandero no posee sonajas y suele ser de mayor tamaño.

Placófonos

Crótalos
Los crótalos o chinchines son unos diminutos platillos de bronce que se anudan mediante tiras de cuero a los dedos pulgar y medio. Para hacerlos sonar, se los entrechoca entre sí, al hacer un gesto similar al de pellizcar. Aunque ahora los crótalos son los platillos de metal, en su origen eran de madera, muy parecidos a las castañuelas.

Idiófonos

Triángulo
El triángulo es una barra cilíndrica de acero doblada en forma de triángulo, como su nombre indica, con la particularidad de que uno de sus vértices queda abierto. Normalmente, el ejecutante no sostiene directamente el instrumento asiéndolo por uno de sus lados, sino mediante un cordel que, atado al vértice superior, sirve para suspenderlo. El sonido del triángulo es agudo y de altura indefinida, lo que no significa que no genere notas determinadas. El músico puede hacer que el sonido del triangulo sea abierto o cerrado según como lo sostenga. El triángulo posee gran sonoridad, lo que permite que sea oído por encima de la orquesta.

TEXTOS

Une jeune fillette
Une jeune fillette
De noble coeur,
Plaisante et joliette
De grand' valeur,
Outre son gre on l'a rendu' nonnette
Cela point ne luy haicte
Dont vit en grand' douleur.

A Dieu vous dy les filles
De mon pays,
Puis qu'en cest' Abbaye
Me faut mourir,
En attendant de mon Die la sentence,
Je vy en esperance
D'en avoir reconfort.

Una joven doncella
De noble corazón,
Agradable y bonita
De gran valor,
Se hizo una monja contra su voluntad.
Y como no le agradó,
Ella vivía en una gran tristeza.

Le doy la despedida, doncellas
De mi país,
Dado que en la abadía
Debo morir.
Esperando el juicio de Dios,
Yo vivo en la esperanza
De obtener mi consuelo.

Un sarao de la chacona
Un sarao de la chacona
se hizo el mes de las rosas,
Huvo millares de cosas
y la fama lo pregona.

A la vida vidita bona,
vida, vámonos a Chacona,

Porque se casó Almadán
se hizo un bravo sarao,
dançaron hijas de Anao
y los nietos de Milán.
Un suegro de don Beltrán
y una cuñada de Orfeo
conmençaron un guineo
y acabolo un amaçona,
y la fama lo pregona.

L'amor, donna, che io te porto
L'amor, donna, che io te porto
volentier voria scoprire
El mio affanno voria dire
che per te sempre suporto.

Io non so come ti posa
Descoprir l'ardente foco
Che me bruza fino al ossa
E non vedo tempo e loco;
E che, ahimè, bruzo in foco
Senza haver alcun conforto.

El amor, mujer, que yo te doy
El amor, mujer, que yo te doy
voluntariamente quisiera descubrir
Quisiera decir que mi falta de aliento
por ti siempre soporto.

No se cuando te plantearas
Descubrir el fuego ardiente
Que me quema hasta los huesos
Y no veo tiempo ni lugar
Y que, por desgracia,
Quemado en ese fuego no hallaré la paz

Más vale trocar
Más vale trocar
plazer por dolores
que estar sin amores.

Donde es gradecido
es dulce el morir;
bivir en olvido,
aquél no es bivir;
mejor es sufrir
passión y dolores
que estar sin amores.

Pur ti miro
Pur ti godo,
Pur ti stringo,
Pur t'annodo,
Più non peno,
Più non moro,
O mia vita, o mi tesoro.

Ya te miro,
Ya te gozo
Ya te estrecho
Ya te enredo
Ya no peno,
Ya no muero,
Oh mi vida, oh mi tesoro.

Curriculum Intérprete


José Gamo, actor y barítono. Es Licenciado por la RESAD y Graduado por la ECAM en Madrid. Ha realizado estudios de teatro en la Royal Holloway School de la University of London así como en la Fundación Shakespeare de España. Asimismo ha estudiado canto con María Luisa Castellano, Carmen Pérez y Nikolás Ibáñez. Ha versionado y dirigido una decena de espectáculos, entre los cuales se pueden destacar El Mago Amor, de Marivaux; La familia del anticuario, de Carlo Goldoni; Estella Plateada, ópera rock sobre el cómico de Stan Lee y Steve Buschema; La intrusa, de Maurice Maeterlink o La Gata sobre el tejado de zinc caliente, de Tennesse Williams. Como intérprete ha participado en cerca de veinte espectáculos, entre los que destacar Ascenso y Caída de la ciudad de Mahagonny, con dirección de Mario Gas; La Verbena de la Paloma, con dirección de Sergio Renán; La rosa del Azafrán, con dirección de Jaime Chavarri o Divinas Palabras, dirigida por José Tamayo. Ha realizado un año de gira con el espectáculo Locos por la Ópera, de David Ardid, campaña escolar de acercamiento a la ópera para alumnos de Bachillerato.

Il Parlamento. En 2005 músicos cubanos y españoles se reúnen en un curso de música antigua en Aracena de la Sierra, Huelva, y descubren que su comunicación se hacía mucho más emocionante cuando sonaban la música del Seicento Italiano y no las palabras. Desde entonces surgió en ellos la necesidad de dialogar con instrumentos y partituras de este período de la historia musical. Il parlamento está integrado por músicos que se han especializado en la interpretación de la música antigua, habiendo estudiado en esuelas tan importantes como el Instituto Superior de Música de Cuba, Conservatoire National de Bayonne, Conservatoire National Regional de París y Conservatorio Superior de Sevilla, y con maestros tan prestigiosos como Richard Levitt, Jean Tubery, Pierre Hamon, Rio Teracado, Vittorio Ghielmi, Hopkinson Smith por solo nombrar algunos. De gran experiencia profesional, sus integrantes han colaborado con agrupaciones como Ars Longa de Cuba, Elyma, Hipocampus, Sociedad Coral de Bilbao, Capilla Real de Madrid, Los Músicos de su Alteza, Accademia del Piacere, Orquesta Barroca de Sevilla entre otras.

Virginia Sánchez López, coordinación. Nacida en Almería, es Licenciada en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Granada. En la actualidad es Profesora del Área de Didáctica de la Expresión Musical en la Universidad de Jaén. Ha realizado diversos cursos de formación relacionados con la musicología, la didáctica de la música y la práctica musical, así como diversas estancias de investigación en la University of Cambridge y Trinity College de Dublín. Desde el año 2001 codirige el Coro Universitario de Jaén junto a otras profesoras de su misma área. Ha participado como ponente en diferentes cursos y congresos organizados por las universidades de Jaén, Cádiz y La Laguna, la Universidad Abierta y el Centro de Profesorado de Jaén: Procesos de Enseñanza y Aprendizaje de la Audición Musical (Nivel II) (2001), el Curso de Especialización en Pedagogía Terapéutica para funcionarios del cuerpo de maestros (2001), El Coro Escolar: técnicas y estrategias para el trabajo en la educación primaria (2003) y Grandes manifestaciones musicales a lo largo de la historia (2003-09). Ha participado en el proyecto de innovación docente Musurgia. Colaboración educativa Universidad-Escuela en la música, desarrollado durante el curso académico 2005-2006 y es una de las profesoras implicadas en la elaboración de la Guía Docente de la Experiencia Piloto de ECTS de la Titulación de Maestro, Especialidad de Educación Musical (2005-2007). Pertenece al Grupo de Investigación Aspectos multiculturales e interdisciplinares de la educación. Actividad física, Música y Bellas Artes (HUM-653). Actualmente realiza su tesis doctoral sobre la música en la prensa jiennense del siglo XIX. Desde 2005 actúa como presentadora y coordinadora de los Conciertos Didácticos del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC