Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2007

 

Edición 2007

Concierto


Música de cámara en la corte nobiliaria de los Duques de Osuna

Lugar


Baeza, Auditorio de las Ruinas de San Francisco

Fecha


Domingo, 2 de diciembre, 12,30 H.

Director


Pablo Heras, director

Intérprete


Solistas de la Compañía Teatro del Príncipe

Componentes


Compañía Teatro del Príncipe

María Hinojosa, soprano
Farran James, violín
Mercedes Ruiz, violonchelo
Roberto Fernández de Larrinoa, contrabajo
Laura Puerto, clave
Pablo Heras, director
Juan Pablo Fernández-Cortés, dirección artística y proyecto musicológico

Programa


PRIMERA PARTE
Francisco Manalt (c. 1710-1759)
Obra armónica en Seis Sonatas de cámara para violín y bajo solo (Madrid: Andrés Guinea, 1757).

Sonata I en Mi mayor
Larguetto
Allegro
Tempo di Minuetto, mà piú tosto, lento è cantabile

Sonata II en Fa mayor
Largo
Vivace grazioso
Larguetto maestoso. Tempo di minuetto afectuoso. Larguetto maestoso
Tempo di minuetto. Larguetto maestoso. Allegretto più che Minuetto


Cantatas para soprano y bajo continuo del Libro de Cantatas y Arias italianas de la Duquesa de Osuna

Alessandro Scarlatti (1660-1725)
E penar deggio ancora*
Recitativo "E penar deggio ancora"
Aria "Quando sará quel dì"
Recitativo "Lascia la riva onde lontano"
Aria "Che gran tormento sia"

Giacomo Facco (c. 1680- 1753)
Clori pur troppo bella*
Recitativo "Clori pur troppo bella"
Aria "Non hà spirto"
Recitativo "Fra le più folte selve"
Aria "Quel augelletto che sempre vola"
Recitativo "Dai sassi più gelati scintillano"
Aria "Per te d'amor mi lagno"


SEGUNDA PARTE
Francisco Manalt (c. 1710-1759)
Obra armónica en Seis Sonatas de cámara para violín y bajo solo (Madrid: Andrés Guinea, 1757).

Sonata IV en Mi bemol mayor
Largo non tanto.
Allegretto comodo è maestoso
Allegro

Sonata VI en Fa mayor
Largo andante
Allegro vivo
Andante affetuoso

Cantatas para soprano y bajo continuo del Libro de Cantatas y Arias italianas de la Duquesa de Osuna

George Friedrich Haendel (1685-1759)
Lilla vedi quel colle*
Recitativo "Lilla, vedi quel colle"
Aria "Se Nice è vaga"
Recitativo "Talhor li veggo, ahi lasso"
Aria "Se lasciato il tuo rigor"

Alessandro Scarlatti (1660-1725)
Sazio di più sofrire*
Recitativo "Sazio di più soffrire"
Aria "Cara pianta il tuo rifflesso"
Recitativo "Vivrò e che non lice morir"
Aria "Manca la rosa"
Recitativo "Se piange il rosignuolo"
Aria "D'un ruscello ch' é innocente"

*Transcripción y edición: Juan Pablo Fernández-Cortés
Libro de Cantatas y Arias italianas de la Duquesa de Osuna
(Madrid, Biblioteca Nacional, M.2245)

Notas programa


Juan Pablo Fernández-Cortés

Durante toda la Edad Moderna una importante parte de la alta nobleza europea mantuvo un serio compromiso con la innovación artística, un hecho que, como recientemente ha señalado Jonathan Dewald, resultaba relevante y provocativo para la cultura del momento. En este contexto se sitúa la importante labor de promoción, mecenazgo y consumo de la música que desarrollaron los miembros de la Casa ducal de Osuna, uno de los linajes más influyentes de la alta nobleza española entre los siglos XVI y XIX. Durante toda la Edad Moderna, los titulares de esta casa nobiliaria y sus familiares desempeñaron importantes cargos palaciegos y administrativos al servicio de la monarquía, y llegaron a acumular un considerable patrimonio territorial que se extendió por gran parte de la España peninsular y por algunas localidades italianas, lo que les permitió conocer las últimas novedades del panorama artístico europeo.

La música de cámara fue cultivada en el ámbito doméstico de la Casa de Osuna al menos desde el siglo XVI, como medio de entretenimiento y distracción para los miembros de la familia y su corte nobiliaria. La música doméstica abandonó paulatinamente los espacios íntimos de las habitaciones de los nobles para convertirse en uno de los vehículos de sociabilidad que propiciaron la transformación de las rígidas costumbres cortesanas. Las academias o conciertos semipúblicos para una minoría selecta, las fiestas y los bailes privados domésticos organizados por los miembros de la familia Osuna fueron escenarios habituales de estrenos de obras de los principales compositores vinculados a la corte española y de ilustres músicos del panorama europeo.

Las primeras noticias conocidas sobre el violinista y compositor de origen catalán Francisco Manalt (c. 1710-1759) lo sitúan en la Capilla del Palau de Barcelona. En 1735 se hallaba ya en Madrid colaborando en funciones y acontecimientos musicales celebrados en el entorno de la Corte. Dos años después se incorporó a la plantilla de la Real Capilla en la que permaneció hasta su fallecimiento. En 1757, Francisco Manalt dedicó la edición de su Obra armónica de Seis Sonatas de Cámara de Violín y bajo solo a Pedro [Zoilo] Téllez Girón, VIII Duque de Osuna de quien se declara su "menor criado", lo que verifica la existencia de un vínculo de servicio con este noble.

La música de cámara para violín y bajo formó parte del repertorio habitual doméstico de la Casa de Osuna durante la titularidad del VIII duque de Osuna como demuestra el hecho de que, al menos hasta 1775, Pedro Zoilo Téllez Girón mantuvo siempre entre sus músicos asalariados a un violinista y a un violón. Es posible, por tanto, que Francisco Manalt tuviese en mente la práctica cotidiana de interpretación de obras para violín y bajo en el entorno doméstico de los palacios de los Osuna a la hora de dedicar al duque su Obra armónica, uno de los pocos ejemplos conocidos de música para violín compuesta por autores españoles editada durante el reinado de Fernando VI, paradigma de la recepción y asimilación de las innovaciones del repertorio violinístico europeo en nuestro país.

La primera parte de la Obra armónica de Manalt (única conocida hasta la fecha) está formada por un conjunto de seis sonatas de cámara que responden en términos generales a la habitual estructura de la sonata monotemática bipartita. Las variantes que Manalt introduce en este patrón formal muestran un deseo de experimentar las novedades que se estaban produciendo en el repertorio violinístico italiano y centroeuropeo. En las sonatas de la Obra armónica, Manalt presenta fórmulas que más tarde cristalizarán en la estructura de la sonata bitemática clásica, tales como la eliminación de la doble barra de repetición que separa las dos secciones de cada movimiento o la introducción de la reexposición temática en el tono principal dentro de la segunda sección, rasgos que contribuyen a la unidad dentro la variedad.

El Libro de Cantatas y Arias Italianas de la duquesa de Osuna (Biblioteca Nacional de España, Madrid) es una valiosa fuente para estudiar la circulación y recepción de la cantata profana italiana en el entorno de la nobleza española durante la primera mitad del siglo XVIII, prácticamente desconocida hasta la fecha. La destinataria de esta recopilación fue seguramente Francisca Bibiana Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, duquesa de Osuna consorte desde 1721 y administradora de la Casa de Osuna entre 1733 y 1748. Esta noble dama, gran aficionada a la música y asistente habitual a los espectáculos operísticos italianos del Teatro de los Caños del Peral de Madrid, solía organizar conciertos de música vocal en su casa con algunos de los cantantes italianos del elenco de dicho teatro, para los cuales pudo realizarse esta recopilación.

Del palermitano Alessandro Scarlatti (1660-1725), padre del también compositor Domenico Scarlatti, presentamos en este recital dos interesantes cantatas de cámara apenas interpretadas hasta la fecha. La estructura de E penar deggio ancora responde a los habituales cánones de la cantata solística italiana de las primeras décadas del siglo XVIII. Esta combinación es la más utilizada por Scarlatti desde 1697, año que marca un nuevo período en su producción de cantatas de cámara. A partir de este momento explota preferentemente la forma del aria da capo, y abandona el uso de los recitativos ariosos y de las formas binarias. Las melodías de las cantatas compuestas por Scarlatti desde 1697 son más fluidas y los saltos melódicos disjuntos de carácter simbólico aparecen con menos frecuencia. Los recitativos de E penar deggio ancora muestran también algunas de las características recurrentes del estilo scarlattiano. En el que abre la cantata, el cromatismo descendente del bajo representa la pena y el anhelo que expresa el texto. La repetición de palabras o frases cortas en el recitativo y el predominio de intervalos disjuntos aleja toda referencia al estilo arioso y contribuye a la ruptura de la regularidad métrica del texto y a la intensificación del contenido. Las dos arias de esta cantata son de estructura da capo y ambas contrastan en velocidad, compás y tonalidad. El trabajo temático que desarrolla Scarlatti en las arias refuerza la interrelación entre el acompañamiento y la línea vocal. Las células motívicas que se presentan en el ritornello no se limitan a aparecer en la parte del bajo y se convierten en el elemento temático principal de las dos secciones de las arias. Con esta estructura "monotemática" se consigue una continuidad y coherencia para el conjunto de la obra, rasgo característicos del cambio estilístico que se produce en el género de la cantata de cámara italiana en los últimos años del siglo XVII y en la primera década del siglo XVIII junto a la sustitución de las formas binarias y los ariosos por las arias da capo, el cierre preferente de las cantatas con un recitativo y la renuncia al uso de los intervalos disjuntos con un carácter simbólico.

La bella cantata Clori pur troppo bella cuyo autor no figura en esta recopilación, ha sido identificada como una obra de Giacomo Facco (1676-1753), compositor y violinista italiano que fue miembro de la Real Capilla de Felipe V desde 1720 y que trabajó como profesor de música del Príncipe de Asturias, el futuro Luis I de Borbón.

Entre las obras anónimas que se recopilan en el Libro de Cantatas y Arias italianas de la duquesa de Osuna, figura una "cantata a voce sola" de temática pastoral que comienza con el verso Lilla vedi quel colle. De esta misma cantata se conservan al menos otras dos fuentes manuscritas en las que se figura como autor George Friderich Haendel. Varios rasgos estilísticos de esta obra muestran notables analogías con los de las cantatas compuestas por Haendel en su etapa italiana que se inicia en 1708, lo que respalda su atribución al compositor germano. El molde estructural Recitativo-Aria-Recitativo-Aria que articula Lilla vedi quel colle es el más utilizado por Haendel en sus cantatas de la etapa italiana que se inicia en 1708. Las arias del tipo da capo de este período usan también el ritornello como elemento temático, al igual que las de Lilla vedi quel colle y los recitativos no presentan los pasajes melódicos de tipo "arioso" que aparecían con frecuencia en las cantatas de Haendel (y de muchos otros autores) hasta finales del siglo XVII.

TEXTOS

E penar deggio ancora
Recitativo
E penar deggio ancora
prima de lo splendor
del tuo sembiante.
La sua longa dimora
troppo affliggendo va
quest'alma amante;
torna, che fai
no' tardar più,
che gia tarda assai.

Aria
Quando sará quel dì
che respirar dovrò,
quando ti rivedrò
bell' idol mio.
Che vivere cosí possibile no é,
e gia lungi da te
più non poss'io.

Recitativo
Lascia la riva onde lontano
stai da chi t'adora,
torna, se vuoi ch'io viva,
resta, se vuoi ch'io mora.

Aria
Che gran tormento sia
l'aspettare due luci care
ben io lo só.
Se tardi viene l' amato
bene saró portento s'io non morró.


Recitativo
Y de nuevo debo lamentarme
ante el esplendor de tu semblante.
Su larga ausencia
aflige demasiado
esta alma amante,
vuelva, ¿qué hace?
no se demoré ya más
que ya tarda demasiado.

Aria
¿Cuándo llegará el día
en que podré de nuevo respirar?
¿Cuándo te volveré a ver,
bello ídolo mío?
Que vivir así no es posible,
y lejos de ti
ya no puedo estar.

Recitativo
Abandona las lejanas orillas,
quédate con quien te ama
vuelve, si quieres que yo viva,
quédate, si quieres que muera.

Aria
Sé bien qué gran tormento es
aguardar a dos amadas pupilas.
Si el amado llega tarde
será maravilloso, si yo no he muerto antes.


Clori pur troppo bella
Recitativo
Clori pur troppo bella
senti quel rosignuolo
come col canto suo
d'amor favella,
lá nel florido suolo
vedi bell´idol mio
come bacia quel fior
l'acqua del rio .

Aria
Non hà spirto
quel fonte, quel mirto
non hà core quell erba, quel fiore
ma d'amore pur sanno brugiar.
Solo con barbaro duolo
nel tuo petto le fiamme d'afetto
son già spente da farmi penar.

Recitativo
Fra le più folte selve,
che ressono del sol gl' ombrosi oltraggi
fra gl' orrori selvaggi
ancor del cieco Dio splende la face
tu sol che sei fugace
mentre soffro per te fieri tormenti
ò non ami, ò non ardi ò non mi senti.

Aria
Quel augelletto che sempre vola
pur si consola col caro ben,
quel zefiretto che sempre spira
solo sospira l' amato ben.

Recitativo
Dai sassi più gelati scintillano
tal' or fiamme cocenti,
tu sola non consenti
che la face d' amore
nel tuo barbaro sen
desti l´ardore.

Aria
Per te d'amor mi lagno
per te sol m'accompagno
col vento à sospirar;
per te d' amor favello
per te da quel ruscello
imparo a lacrimar.


Recitativo
Clori, infelizmente bella
escucha aquel ruiseñor
que con su canto
le habla de amor,
allí en el suelo florido
observa, bella amada mía,
como aquella flor besa
el agua del río.

Aria
No hay alma
en la fuente y en el mirto
no hay corazón en la hierba
y las flores
pero de amor también pueden arder.
Solo con el bárbaro dolor
las llamas del afecto
ya están apagadas en tu pecho
y me afligen.

Recitativo
Entre los bosques más frondosos
que esconden del sol las sombrías ofensas,
entre los horrores salvajes,
resplandece de nuevo el rostro del ciego dios,
tú eres fugaz, mientras yo sufro tus fieles torturas
o no amas, o no te atreves o no me oyes.

Aria
Aquel pajarito que vuela siempre
se consuela con el bien querido,
aquel vientecillo que siempre sopla
solo suspira por el amado bien.

Recitativo
De las rocas más heladas
surgieron aquellas ardientes llamas
tu no permites
que el rostro del amor
en tu bárbaro pecho
infunda el ardor.

Aria
Por ti de amor me lamento
y sólo me acompaño de ti
para suspirar con el viento;
por ti hablo de amor
por ti de aquel arroyo
aprendo a llorar.


Lilla vedi quel colle
Recitativo
Lilla, vedi quel colle
che di tenera erbette
lieto verdeggia,
i vi la mia capanna
humil sen giace à cui vicino
è quella di Tirsi
ove la bella Nice
compagna tua sovente
viene à sfogar le sue pene
con l' amato pastore,
e tu crudel, ben puoi farmi
di lui più lieto è pur non voi.

Aria
Se Nice è vaga
tu sei più bella,
ma non sei quella
nel compiacer.
Se Tirsi è fido
piu fido io sono,
mà non son Tirsi
poi nel goder.

Recitativo
Talhor li veggo, ahi lasso
già senti passo in passo
cogliendo rose è acanti
è gigli è d'amaranti
dolcemente cantando
quanto si grato al core,
Amor il laccio ti chiamo
tu non senti io piango, e taccio.

Aria
Se lasciato il tuo rigor
ivi forse un di verrai,
mi dirai ó quanto é bello
quel ruscello, quanto è vago
quel bel mirto é.
Non v'è pianta che non ami,
non v'è angel ch'amor non chiami,
non v'è foglia che non voglia
rinverdirsi al nuovo amor.

Recitativo
Lila, mira esos cerros
que de frescas hierbas
alegres reverdecen,
y observa mi cabaña
humilde se deleita
junto a ella está aquella de Tirsi
donde la bella Nice, tu compañera,
a menudo viene a sofocar
sus penas con el pastor amado;
y tú, cruel, bien podrías hacer
que él me alegrase, pero no quieres.

Aria
Si Nice es gentil
tú eres más bella
pero no sé
a cual de las dos complacer.
Sí Tirsi es fiel
mas fiel soy yo
pero no soy como Tirsi
en el placer

Recitativo
Ahora lo veo allí, ay de mí,
paso a paso cogiendo
rosas y acantos,
lirios y amarantos;
cantando dulcemente,
que agradable es para el corazón;
Amor te reclamo el lazo
tú no escuches, yo lloro y callo.

Aria
Si abandonas tu rigor
quizá un día te des cuenta,
me dirás, oh qué bello
es ese arroyo,
qué hermoso es ese bello mirto.
No habrá planta que no ames,
no habrá ángel
que al amor no llame
no habrá hoja
que no reverdezca al nuevo amor.


Sazio di più sofrire
Recitativo
Sazio di più soffrire le vicende crudeli
dell' empio amor tiranno di Lauro
che bramava scuoter,
l' ozio dell' alma
così seduto all'ombra
di cipresso funesto un di gridava

Aria
Cara pianta il tuo rifflesso
quanto appaga il mio dessire,
poiche il verde del cipresso
e speranza di morire.

Recitativo
Vivrò e che non lice morir
pria ch' il destino vibri
il colpo fatal ch'in cielo è scritto,
mà son così traffitto dal tuo genio buggiardo
o nume arciero, acciò tu non sperassi mai più
trionfar sui danni miei
se lecito mi fosse io morirei.
Da lo spinoso stelo vedrò spuntar la rosa
che col proprio vermiglio
porra rosore alla viola, al giglio
e dirò augelli gl`innocenti garriti,
o de lieti ruscelli il marmorio soave
che il rio, l`augello, il fiore
non tradiscono il core.

Aria
Manca la rosa
ma non tradisce
quando sfiorisce
perche si sà
anzi è dogliosa
tanta ventura
se poco dura
la sua beltà.

Recitativo
Se piange il rosignuolo,
si sfoga e non mentisce
poiche narra alle selve
con la sua voce armoniosa e bella
quand' era Filomena
è como poi cangiò vita e favella.
Dunque una selva o un prato
mi faranno beato
ch' è veleno giocondo
mà pur sempre è veleno
la speranza d' amore
e vale al fine più
la pace del cor che tutto il mondo.

Aria
D' un ruscello ch' é innocente
in più sassi il corso frange
non offende il mormorar,
egli piange i legami
delle sponde è si duol
che le bell'onde poi
saran tributo al mar

Recitativo
Harto de sufrir las crueles vicisitudes
del impío amor tirano de Lauro
que codiciaba olvidar,
el alma ociosa,
sentada a la sombra
de un funesto ciprés
un día gritaba:

Aria
Querida planta tú reflejo
calma mi deseo
porque el verde del ciprés
alienta la esperanza de morir.

Recitativo
Viviré ya que no debo morir
antes de que el destino
dé el golpe fatal
que en el cielo está escrito,
pero estoy ya atravesado
por tu genio embustero,
oh dios arquero,
para que tú no tengas que esperar mas,
si fuese posible vencer a mis errores moriría.
Del espinoso tallo veré brotar la rosa
que con su encarnado color
enrojecerá a la violeta y al lirio,
y los pájaros entonarán su inocente piar
y los alegres arroyos el suave murmullo
que el río, el pájaro y la flor
no traicionan al corazón.

Aria
Falta la rosa
pero no traiciona
cuando florece
porque sabe que triste es
tanta alegría
si dura poco
su belleza.

Recitativo
Si llora el ruiseñor,
se desahoga y no miente
pues le cuenta a los bosques
con su voz armoniosa y bella,
cuando era Filomena
y como después cambió vida e idioma.
Aunque un bosque o un prado
me dieran felicidad, que es un alegre veneno,
también siempre es un veneno
la esperanza del amor,
y al fin vale más la paz del corazón
que cualquier cosa del mundo

Aria
No molesta el murmullo
de un arroyo
que transcurre entre piedras,
y si se entristece
por alejarse de la orilla
después las bellas olas
prestarán tributo al mar.

Curriculum Intérprete


PABLO HERAS, DIRECTOR. Actualmente es director asistente en la Ópera Nacional de París, director titular de la Orquesta de Girona, donde desarrolla una temporada estable de conciertos y director musical de la Compañía Teatro del Príncipe (Madrid), con la que aborda la recuperación, interpretación y grabación del repertorio español de los siglos XVII y XVIII. Durante la temporada 06/07 ha dirigido por primera vez en la Ópera de Bilbao, el Teatro Real de Madrid y la Ópera Nacional de Burdeos. Entre sus próximos proyectos figuran conciertos con la Rundfunk Symphonie Orchester de Saarbrücken, Ensemble Modern de Frankfurt, Orchestre National de Lyon, Orchestre National de Bordeaux-Aquitaine y Orquesta Metropolitana de Lisboa. Además ha sido seleccionado para dirigir Gruppen de K. Stochaussen junto a P. Eötvös y P. Boulez en el Festival Internacional de Lucerna. En la temporada 07/08 dirigirá The Little Sweep de Britten en el Teatro Real de Madrid, Don Pasquale de Donizetti de gira por España y Cosí fan tutte en Lisboa y en la temporada 08/09 debutará en la Opéra National de Paris dirigiendo una producción de ballet en el Teatro Garnier. Estudió dirección coral con Harry Christophers y dirección orquestal con Arturo Tamayo en la Universidad de Alcalá de Henares, con Salvador Mas en la Universidad de Viena, con Sylvain Cambreling en la Universidad de Mainz (Alemania) y en Luxemburgo, con Stephan Asbury en Frankfurt y con Christopher Hogwood en Granada. Asimismo ha realizado cursos con Lucian Nistor, Jesús López Cobos y Frieder Bernius. En 2004 participó como alumno de la West-Eastern Divan Orchestra junto a Daniel Baremboin. Ha compaginado su formación musical con los estudios de Historia del Arte en la Universidad de Granada.

LA COMPAÑÍA TEATRO DEL PRÍNCIPE. Nace en el año 2006 con el apoyo del Festival de Música Antigua de Aranjuez. Siguiendo las directrices de este festival que, desde sus inicios, se ha caracterizado por un gran interés en la promoción de la música menos conocida, la Compañía Teatro del Príncipe se concibe como un grupo de producción especializado en la investigación e interpretación del repertorio musical profano compuesto por autores españoles o residentes en España a lo largo de todo el siglo XVIII y en las primeras décadas del siglo XIX. Sus componentes (musicólogos, gestores e intérpretes) son profesionales con una amplia trayectoria en la investigación, programación e interpretación de la música con criterios históricos. Entre sus últimos proyectos destacan la recuperación, interpretación y grabación de la zarzuela en dos actos La Fontana del Placer de José Castel y Bruno Solo de Zaldívar y la reconstrucción y puesta en escena de la zarzuela La Feria de Valdemoro con libreto de José Clavijo y Fajardo y música de Domenico Fischietti.

Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC