Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2002

 

Edición 2002

Concierto


Música a lo divino y a lo humano

Lugar


Auditorio de las Ruinas de San Francisco (BAEZA)

Fecha


8 de diciembre de 2002

Director


Josep Cabré

Intérprete


CAPILLA PEÑAFLORIDA

Componentes


Foto de componentes

ISABEL ALVAREZ - Soprano
KARMELE IRIARTE - Soprano
DAVID AZURZA - Contratenor
PELLO ORMAZABAL - Tenor
JESUS G. AREJULA - Barítono
LORETO FDZ. IMAZ - Organo
ITZIAR ATUTXA - Cello
JESUS SÁNCHEZ - Guitarra y Tiorba
MANUEL VILAS - Arpa

Programa


I
MUSICA A LO DIVINO

Fr. Pedro de Tafalla (1606-1660)
O Inefable Sacramento

Matías de Durango (1636-1698)
Pues mi Dios ha nacido por mí

José de Torres (c. 1670-1738)
Al clamor, al suspiro

Sebastián Durón (1660-1716)
De Pasión

Joan Cererols (1618-1676)
¡Ay que dolor!

Juan García de Salazar (1639-1710)
Salve, reina de los cielos

II
MUSICA A LO HUMANO

Arizu (c.1595- )
Filis del alma mía (texto de Lope de Vega)

Juan de Durango (1632-1696)
Pues la selva te convida

Juan Blas de Castro (1561-1631)
Entre dos alamos verdes (texto de Lope de Vega)

Juan de Hidalgo (1612-1685)
Quedito, pasito (texto de Calderón de la Barca)

Maestro Capitán (1575-1647)
Entre dos mansos arroyos (texto Lope de Vega)

Juan Blas de Castro
Ansares y Menga (texto de Luis de Góngora)

Juan Arañes
Vida bona, vida bona (texto de Luis de Góngora)

Notas programa


Jon Bagüés

El empleo de la lengua española en la música barroca es el nexo conductor de la propuesta musical que presenta la Capilla Peñaflorida. Atendiendo al uso de la música bien en el ámbito religioso, bien en el ámbito profano, se ha dividido el programa en dos partes diferenciadas.

La primera parte tiene el subtítulo de "a lo divino" no solamente por la referencia de ser las piezas destinadas a su uso en recintos sagrados, sino por la costumbre de utilizar en ocasiones piezas que aun siendo de origen pensadas para el ámbito profano, eran trocadas "a lo divino" mediante la consiguiente alteración del sentido del texto.

Dos épocas litúrgicas han sido históricamente las más favorecedoras del uso de la lengua vernácula en el templo: la Semana Santa y la Navidad. El período de cuaresma y semana santa con toda la carga dramática que la pasión y muerte de Cristo propiciaba, animaba a los maestros de capilla a incluir en la liturgia musical piezas que glosaban los textos litúrgicos. La Navidad, en el polo opuesto de esperanza y candidez, aporta quizás la más grande cantidad de textos en lengua castellana, fundamentalmente a través de los villancicos.

No eran las dos épocas citadas las únicas en las que hacían su aparición textos en otro idioma que el latín. A lo largo del año litúrgico se sucedían villancicos con textos al Santísimo Sacramento, piezas dedicadas a la Virgen o a los santos en la celebración de su festividad.
Los autores de esta primera parte están vinculados a importantes centros musicales de la península, desde la Real Capilla (Sebastián Durón y José de Torres) u otros sitios reales como el monasterio de San Lorenzo del Escorial (Fr. Pedro de Tafalla y Matías de Durango) a importantes monasterios como Montserrat (Joan Cererols) o catedrales como Zamora (Juan García de Salazar).

La segunda parte, titulada "a lo humano" hace referencia al empleo en la música de textos profanos. Algunas de estas piezas formaban parte de obras destinadas a la escena, aunque pudieran luego ser interpretadas en los salones. Junto con estas piezas de conjunto de las obras dramáticas, el siglo XVII español aporta musicalmente una importante cantidad de canciones y formas polifónicas con textos profanos de una alta calidad.

Los autores de esta segunda parte pertenecieron casi en su totalidad a la Real Capilla, escribiendo dichas canciones, tonos y romances para la música de cámara de la corte. Algunos de ellos fueron Maestros, como Mateo Romero, más conocido por Maestro Capitán, Maestro de los músicos de cámara de Felipe IV, o Juan Hidalgo, otros fueron músicos instrumentistas como Juan Blas de Castro o cantores como Miguel de Arizu.

En la selección de las obras dela segunda parte se ha optado por escoger aquellas composiciones cuyo texto fuera creado por las tres principales figuras de las letras del Siglo de Oro español: Luis de Góngora, Lope de Vega y Pedro Calderón de la Barca. De esta manera se une la música de los maestros más importantes del momento con los textos de los más geniales creadores de las letras hispánicas.

Curriculum Intérprete


Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC