Está en:  » Inicio  » Conciertos  » Edición 2001

 

Edición 2001

Concierto


Polifonía del Renacimiento para conjunto de violas

Lugar


Auditorio de las Ruinas de San Francisco (BAEZA)

Fecha


7 de dicembre de 2001

Director


Intérprete


MILLENNIUM

Componentes


Foto de componentes

Renée Bosch, viola soprano
Eulalia Espinet, viola tenor
Jordi Comellas, viola tenor
Carls Magranr, viola bajo

Programa


PRIMERA PARTE


SALOMON ROSSI HEBREO (1570-1630)
Il primo libro delle sinfonie et gagliarde
· Sinfonia alla quarta alta
· Gagliarda, detta Venturino


TOMÁS LUIS DE VICTORIA (1548-1611)
Motetes
· O quam gloriosum est regnum
· O magnum mysterium


ANTONIO DE CABEZÓN (1510-1566)
Obras de música...
· Differencias sobre el canto
de La Dama le Demanda
· Differencias sobre La Gallarda Milanesa


G.PIERLUIGI DA PALESTRINA (1516-1592)
Ricercari sopra li tuoni
· Ricercar del primo tuono
· Ricercar del sesto tuono


GIOVANNI MARIA TRABACI (c1575-1647)
Ricercati, canzone francese, capricci...
· Partita Sesta Cromatica
· Gagliarda Prima
· Consonanze Stravaganti
· Gagliarda Quarta

SEGUNDA PARTE


FLORENTIO MASCHERA (c1540-1584)
Libro primo de canzoni da sonare...
· Canzon Quinta, La Maggia
· Canzon Vndecima, L'Auerolda


ANÓNIMO
· Cinco differencias sobre Las Vacas


DIEGO ORTIZ (1510-1570)
· La España
· Recercada para bajo sobre La Folía
· Recercada para soprano sobre La Folia


FRANCISCO GUERRERO (1528-1599)
Canciones y villanescas espirituales
· Huyd, huyd
· Niño Dios d'amor herido


GIOVANNI GABRIELLI (c1553-1612)
Canzoni per sonare...
· Canzon Prima, La Spiritata
· Canzon Seconda

Notas programa


Por Carles Magraner

La mayor parte de manuales de historia de la música sitúan el Renacimiento como el primer momento de gran desarrollo instrumental en la música occidental. Cierto es que en el medievo los instrumentos empezaron a tener un rol cada vez más preponderante, pero su dependencia respecto a la voz era demasiado importante como pera que non haya llegado un corpus con una personalidad muy definida. De todas formas, en el siglo XVII la mayor parte de la producción musical era vocal, no en vano se identifica el Renacimiento con el momento de máxima pujanza de la polifonía. Los nombres de Palestrina, Victoria o Josquin planean como sombras gigantes no sólo sobre el Renacimiento sino sobre toda la historia de la música. Pero a pesar de esta ingente producción polifónica, durante el siglo XVI nuevas formas instrumentales nacen gracias a un doble fenómeno: por una parte los constructores de instrumentos perfeccionan su arte hasta tal punto de crear violas, sacabuches, órganos, cornetos, vihuelas y otros instrumentos capaces de ayudar desarrollar una generación de auténticos virtuosos. Los conjuntos instrumentales adquirirán cada vez más importancia. La vihuela de arco, más conocida como viola da gamba, vivió su primer gran momento en el Renacimiento. De origen incierto, algunos musicólogos lo relacionan como una fusión entre el râbab medieval y la guitarra morisca que pudo ocurrir en los siglos XIV y XV en la Corona de Aragón. Quizá los Borgia propiciaron su difusión Internacional en Roma. Sea como fuere, lo cierto es que a mediados del siglo XVI un español publica en Italia un tratado antológico sobre el arte de tañer e improvisar con la vihuela de arco, Diego Ortiz, uno de los primeros virtuosos conocidos. Uno de los conjuntos instrumentales más habituales en el Renacimiento fue el de violas o vihuelas de arco, lo que los ingleses denominaban consort of viols. Con una distribución similar a la de las voces, estaba formada por violas de diferentes tamaños: una viola soprano, un par de violas tenores y una o varias violas bajo. La literatura que un consort podía interpretar era bastante amplia: por una lado podía doblar las voces en madrigales, motetes e ¡incluso interpretarlos independientemente, jugando con la sutileza de la polifonía. Igualmente disponía de obras puramente para instrumentos como danzas, ricercares, canzonas, etc... Muchas de estas formas, escritas inicialmente para teclado (como las obras de Cabezón) eran ejecutadas por grupos de violas o de cornetos y sacabuches. La propuesta del conjunto Millennium permite descubrir algunos de los aspectos anteriormente mencionados. Por una parte, las violas son copias de un mismo constructor: Gasparo da Salò, activo en el norte de Italia a finales del siglo XVI. Por lo que respecta al repertorio, música meridional del Renacimiento: Italia y España, dos países que vivieron un auténtico siglo de oro musical. Polifonía y formas puramente instrumentales: del primer tipo dos motetes de Tomás Luís de Victoria y dos canciones de Francisco Guerrero, extraordinarios ejemplos de la polifonía española de la época.


En cuanto a formas instrumentales: música italiana para danzar de Rossi, dos Canzonas de Giovanni Gabrielli (muy al estilo veneciano de diversas voces que juegan con los mismos motivos temáticos), dos ricercare de Palestrina, un par de canzonas de Florencio Maschera (de una asombrosa riqueza y complejidad rítmica) y cuatro obras de Giovanni Maria Trabaci que muestran una sutilidad armónica inaudita e incluso extravagante (hecho que confirma que la afinación era un elemento expresivo en esos tiempos, quizás más que en la actualidad). Antonio de Cabezón, organista predilecto de Felipe II, basaba su arte en la improvisación de temas ya conocidos, sus variaciones o diferencias se hicieron célebres al publicar su hijo Hernando algunas de ellas tras su muerte. Tanto La Dama le Demanda coma la Gallarda Milanesa son obras maestras de la música para teclado. El tema de la Pavana con su glosa era tan popular en su época que no sólo Cabezón compuso variaciones. Diego Ortiz realizó varias recercadas sobre este bajo. Millennium propone la ejecución seguida de las variaciones que para ella compuso Antonio de Cabezón y dos recercadas que sobre el mismo tema glosó Diego Ortiz.

Curriculum Intérprete


Volver atrás

           logotipo facebook   logotipo twitter

logo úbeda y baeza patrimonio de la humanidad

logo rema

logo fest clásica

logo premio publico

CSIC